Varias personas ejercitándose en una sesión de aquagym.

Varias personas ejercitándose en una sesión de aquagym.

Salud Prevención

Cinco beneficios de los deportes acuáticos que desconocías

El verano es la época perfecta para iniciarse en las actividades en el entorno acuático, que resultan beneficiosas para la salud a muchos niveles. 

Azucena Martín

Cualquier momento del año es bueno para llevar una vida sana y hacer ejercicio, pero es cierto que cada época propicia un tipo de deporte diferente. Por ejemplo, las altas temperaturas del verano hacen más duro cualquier esfuerzo físico, por lo que muchas personas optan por los deportes acuáticos, mucho más refrescantes que correr o hacer máquinas en el gimnasio.

Además de por lo agradable del contacto con el agua, estos deportes resultan saludables a un gran número de niveles. Y como muestra, la recopilación de estudios llevada a cabo por la página de divulgación Medical Daily, en la que han realizado una lista de cinco de los beneficios más importantes de este tipo de deportes.

Ayuda con la artritis

Los pacientes con artritis ven cómo sus articulaciones se resienten día a día, por lo que deben buscar deportes que les ayuden a mantenerse en forma a la vez que las fortalecen.

Por eso, una opción es la de los ejercicios en el agua, que mejoran la movilidad de las articulaciones y ayudan a reducir los dolores a las personas con osteoartritis.

Menos lesiones

Precisamente por el mismo motivo por el que los pacientes artríticos eligen estos deportes también lo hacen aquellas personas que quieren evitar lesiones.

Y es que otros deportes típicos, como correr o hacer bici, son muy agresivos con las articulaciones, por lo que pueden generar lesiones con facilidad. En cambio, en el agua la gravedad no empuja bruscamente el cuerpo hacia abajo, por lo que no se dan este tipo de problemas.

Mejora la salud mental

Practicar deporte en el agua es un hábito muy divertido que puede servir para mejorar el ánimo de las personas con problemas psicológicos.

Además, se ha demostrado que también ayuda a disminuir el estrés y la ansiedad en pacientes con enfermedades como la fibromialgia.

Ayuda a perder peso

La resistencia ejercida por el agua es doce veces mayor que la del aire, por lo que practicar deporte en ella supone un esfuerzo mucho más grande que el que se realiza en el exterior.

Por ese motivo, una hora de ejercicio acuático sencillo puede ayudar a quemar entre 400 y 500 calorías. Además, esta cifra podría aumentar si se añaden a la rutina accesorios como aletas en las manos o tablas.

Mejora la postura

Algunos deportes, como el ciclismo, son muy beneficiosos para la salud, pero según algunos investigadores pueden perjudicar la postura de la espalda.

Sin embargo, estos mismos científicos consideran que la posición de la espalda durante la natación sí que resulta muy ventajosa, por lo que recomiendan este deporte a aquellas personas que trabajen muchas horas sentadas o en posturas incómodas.

En verano no es necesario pagar piscinas climatizadas para practicar este tipo de deportes. Sin duda es un gran momento para iniciarse.