Paciente durante un examen oftalmológico.

Paciente durante un examen oftalmológico. Wikipedia

Salud Oftalmología

¿Estamos ciegos? Siete de cada diez españoles ven mal

Una encuesta a casi 2.500 personas desvela además que un 38% no visita al oftalmólogo con la suficiente frecuencia. 

Setenta y dos de cada cien españoles tienen alguna deficiencia en su vista, según el Estudio sobre la Visión en España, realizado por la clínica Baviera -un centro privado de oftalmología- y que ha sido presentado este lunes. Los datos se basan en una encuesta a 2.433 ciudadanos distribuidos por todas las comunidades autónomas.

La patología con más diagnósticos es la presbicia, que comienza a tener incidencia en la población a partir de 40 años y afecta al 44,5% de todos los ciudadanos con problemas de visión.

Esta enfermedad, también conocida como vista cansada, surge con el desgaste del cristalino, la parte del ojo que se encarga del enfoque y se va acentuando con la edad. Las otras tres patologías que más pacientes aportan al cómputo global de personas con problemas de visión en España son la miopía (29%), el astigmatismo (24,8%) y la hipermetropía (7,8%).

Este mismo estudio también arroja un dato preocupante. El 38,4% de los españoles no visita con suficiente frecuencia al oftalmólogo. Los médicos recomiendan ir como mínimo una vez al año, lo que hacen algo más del 60 % de los españoles. Sin embargo, un 21,8% reconoce que no va nunca o casi nunca a la consulta, un 7,3% lo hace cada más de tres años y un 9,3% cada tres años.

A pesar de la poca costumbre de ir al oftalmólogo de más de un tercio de la población, los especialistas en este campo gozan de un gran reconocimiento entre los ciudadanos. Nueve de cada diez encuestados le dan más de un siete sobre diez de nota a los encargados de tratar los problemas de visión.

Las mujeres tienen más problemas de visión

El 76 % de las españolas tienen problemas de visión. En concreto, la presbicia, el astigmatismo y la hipermetropía superan su incidencia en las mujeres respecto a los varones. Los datos son similares en ambos sexos en las dolencias relacionadas con cataratas, los problemas de retina y la miopía. En cuanto a los hombres, un 69% de la población tiene deficiencias visuales.

Las zonas costeras ayudan a conservar la vista

Según el informe elaborado por Baviera, la población de las zonas costeras es la que menos problemas tiene en sus ojos. Murcia, Cantabria, Asturias y Comunidad Valenciana son las regiones con menos tasa de pacientes oftalmológicos, por debajo del 70%.

Mientras tanto, en Madrid, Castilla y León, Aragón, Extremadura y La Rioja las patologías que afectan a la visión repercuten en más de un 73% de los habitantes.

Avance de las técnicas quirúrgicas

Gracias al avance de la tecnología muchas personas deciden operarse de sus problemas de visión. Hace más de 20 años que comenzaron a realizarse intervenciones en España para corregir la miopía. Al principio se hacían de forma manual y además era necesario emplear ambas manos, según dice el oftalmólogo Fernando Llovet, director médico de la clínica Baviera, ya que había que hacer incisiones en ambos lados del ojo.

Posteriormente, se comenzó a utilizar el láser. Mediante la corrección de la curvatura de la córnea se conseguía el mismo resultado que en una operación manual y el tiempo de la intervención era menor e implicaba un menor riesgo.

Actualmente, la tecnología láser ha avanzado mucho más. Llovet destaca el gran salto tecnológico que se ha dado en esta técnica respecto a hace unos años.

Las técnicas y los modelos de láser más avanzados permiten que el paciente pueda mover el ojo o la cabeza hasta 20 grados durante los pocos segundos que dura la intervención, ya que tienen un sistema de seguimiento. Antes de que se utilizasen estos tipos de laser, Llovet cuenta que tenía que sujetarle la cabeza al paciente con sus manos para que no se moviese. En la actualidad, el 11% de la población se ha operado de algún problema de vista.

Prevención para conservar la vista

Fernando Llovet ha dado algunas pautas que sirven para prevenir enfermedades oftalmológicas graves. Acudir a las revisiones periódicas anualmente, realizar ejercicio moderado dos o tres veces por semana y tomar vitaminas A y C reducen el riesgo de sufrir glaucomas u otras patologías.

Además, Llovet aconseja evitar el tabaco, moderar el consumo de alcohol, protegerse del sol correctamente en cualquier época del año y mantener los ojos hidratados mediante el uso de lágrima artificial.