Imagen del semanario Jeune Afrique

Imagen del semanario Jeune Afrique

Actualidad

Marruecos denuncia campaña en varios países para vincularlo con el terrorismo

La polémica se ha desatado después de que el semanario francés publicase en su último número una portada con el título: "Terrorismo: Born in Morocco".

E.E. | AGENCIAS

El Gobierno de Marruecos afirmó este jueves que hay una campaña en varios países para vincular a su Estado con el terrorismo tras los atentados de Barcelona y Cambrils, en España, según denunció el ministro portavoz del Ejecutivo, Mustafa Jalfi.

Hay "una campaña injusta en varios países, redes sociales y en programas que intentan crear una imagen estereotipada y negativa que vincula nuestro país como pueblo, tierra e instituciones con el terrorismo", lamentó Jalfi en una rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

El ministro marroquí reaccionaba así a las preguntas de los periodistas sobre la polémica desatada después de que el semanario francés "Jeune Afrique" publicase en su último número una portada con el título: "Terrorismo: Born in Morocco".

La portada alternaba los colores rojo y verde más la estrella de la bandera marroquí, sobre los que aparecen las fotos de los integrantes de la célula que perpetró los atentados de Barcelona y Cambrils, en referencia a que once de los doce presuntos implicados eran marroquíes.

La cobertura del semanario, cuya línea editorial es próxima a sectores oficiales en Marruecos, ha provocado durante varios días una oleada de comentarios críticos y reprobatorios en las redes sociales y en los medios de comunicación marroquíes, a pesar de las explicaciones ofrecidas por la revista y del contenido, que destaca más bien que los terroristas habían hecho su vida en España.

El ministro marroquí calificó hoy la controvertida portada como un "acto provocador, inaceptable y condenable, fuese intencionado o no".

"Marruecos es un modelo, su política eficaz en este ámbito (de lucha contra el terrorismo) es saludada y valorada, y (esa política) es solicitada por varios países", precisó Jalfi, quien añadió que de los 300 atentados o actos terroristas que sacudieron el norte de África y algunos países del Sahel y Sahara, "ninguno se produjo en Marruecos".

Jalfi subrayó que el hecho de repetir que los terroristas de Barcelona y Cambrils habían nacido en Marruecos remite a "un discurso que obstaculiza la capacidad de combatir el terrorismo", y aseveró que, "en vez de buscar las verdaderas razones, se usa la percha de otras causas".

Y destacó el nivel de cooperación "modélico y ejemplar" de Marruecos con el resto de países en el ámbito de la lucha antiterrorista.

Once de los doce terroristas implicados en los atentados de Barcelona y Cambrils, que causaron 16 muertos y 120 heridos, son de origen marroquí.

El ministro de Interior de España, Juan Ignacio Zoido, subrayó durante su última visita a Marruecos el pasado martes que, a pesar de que estos terroristas nacieron en el país magrebí, crecieron y se educaron en España.