Tauromaquia

Continúa el acoso online contra Víctor Barrio: "Voy a violar tu cadáver y después a tu esposa"

En la jungla. Los antitaurinos españoles rebajan el tono pero ahora se incorporan los ataques desde Latinoamérica y EEUU.

El tuit de Dr Odio amenazando con violar el cadáver del torero y a la viuda

El tuit de Dr Odio amenazando con violar el cadáver del torero y a la viuda Twitter

  1. Tauromaquia
  2. Twitter
  3. Víctor Barrio
  4. Latinoamérica
  5. Estados Unidos

Bien sea por las amenazas de querellas, la toma de conciencia por el dolor que está sufriendo la familia de Víctor Barrio o las iniciativas de justicia popular tuitera, por no hablar de las represalias comerciales que pueden sufrir las personalidades expuestas como el youtuber JPelirrojo, despedido por Nestlé, las opiniones antitaurinas extremas celebrando la muerte del diestro por cornada han ido diluyéndose. Sin embargo, la familia sigue siendo objeto de acoso por parte de usuarios del otro lado del Atlántico.

En la noche del miércoles el perodista taurino Alfredo Casas Torcida se declaraba en su cuenta de Twitter "Cansado de tanta mierda" y proponía a sus seguidores "expresar un deseo y añadir el hashtag #UnDeseoPorVíctorBarrio". La iniciativa tuvo éxito, y ha crecido hasta convertirse en trending topic en la mañana del jueves.

El deseo de Casas Torcida iba dedicado a Adrián, un niño de ocho años que padece Sarcoma de Wing y cuyo sueño es organizar un festival taurino en su Valencia natal a beneficio de otros niños que sufren cáncer. La iniciativa la promueve su padre Eduardo desde sus perfiles en redes sociales.

El hashtag se ha convertido en punto de encuentro del debate taurino, con argumentos a favor y en contra en un tono más ponderado que el que hemos visto en los últimos días. Sin embargo, la concordia ha sido dinamitada por la irrupción de tuits originados en México con insultos y amenazas tanto hacia el cuerpo del torero fallecido como hacia su viuda.

El usuario Dr_Odio, que se define como 'Médico, poeta, guarro y patán' y cuyos datos de localización sitúan en el estado de México, se incorporaba al hashtag con un brutal mensaje: VOY A VIOLAR TU CADÁVER HIJO DE PUTA Y DESPUÉS VOY A VIOLAR A TU ESPOSA. El mensaje fue borrado después, pero a la hora de escribir estas líneas otros con el mismo tono permanecen.

Uno, especialmente repugnante, va dirigido directamente a la viuda, Raquel Sanz, con una foto del cuerpo del torero tras la cornada. En otro, se burla del fallecido citando a su cuenta de Twitter: 'Ya no tuiteas, perro'.

Un actor americano se suma a los insultos

Raul Julia-Levy, hijo del intérprete de la Familia Addams y El beso de la mujer araña Raúl Juliá, es la última figura de perfil público que celebra la muerte de Víctor Barrio en la plaza. Julia-Levy, nacido en México y residente en Malibú, y cuya producción cinematográfica se mueve más bien en la serie B, es un apasionado animalista y ha definido al torero como "lacra".

EL ESPAÑOL ya abordó qué ocurre cuando el que insulta a un torero muerto es una estrella de Hollywood a raíz del activismo antitaurino del cómico británico Ricky Gervais. El creador de The Office ha guardado silencio sobre la muerte del diestro Barrio pero el verano pasado celebró activamente la muerte de un joven navarro en un festejo taurino.

Las fuentes jurídicas consultadas señalaron que la familia del torero podría presentar una querella por injurias o por delitos de incitación al odio contra Julia-Levy igual que contra el resto de tuiteros señalados. Sin embargo, es un proceso con pocas garantías de efectividad por su complejidad, desde localizar y notificar al acusado en el extranjero hasta hacer aplicar, llegado el caso, la condena.

Otra opción que tiene la familia es denunciarle en su estado de residencia, en cuyo caso aplicaría la ley local. Como señala el propio tuit de Julia-Levy, en Estados Unidos la garantía a la Libertad de Expresión ofrece una enorme manga ancha, y declaraciones que en Europa veríamos sancionadas son toleradas como garantía de un derecho fundamental. 

En caso del Dr_Odio es completamente distinto: además de la lesión a la dignidad de la familia de Barrio, se estaría produciendo una amenaza de violación en toda regla, en cuyo caso las autoridades podrían proceder de oficio. Y para esos delitos, los mecanismos de colaboración internacional son mucho más efectivos.

El caso de Luis Alfonso, el "mexicano que muere en todos los atentados", reveló hasta qué punto las redes sociales son un territorio sin ley en México. Pero hay límites, como ha podido intuir Dr_Odio al atemorizarse y borrar los tuits.