Twitter

Justiciero TIC: la cuenta que se venga destapando a los que insultan al torero Víctor Barrio

En la jungla. Un usuario crea páginas en Internet con datos personales de los tuiteros que insultaron al diestro y a su viuda para "ajustar cuentas con estos malnacidos".

Uno de los mensajes que @justiciero_tic lanza a través de la cuenta de Twitter.

Uno de los mensajes que @justiciero_tic lanza a través de la cuenta de Twitter.

La venganza es un plato que se sirve frío. Este tradicional dicho ilustra el leitmotiv de Justiciero TIC, una cuenta de Twitter que, con la excusa de las burlas y ofensas por la muerte del torero Víctor Barrio, ha nacido para tomarse la justicia por su mano. Así, se han lanzado al ciberespacio con el objetivo de vengarse de las personas que vierten comentarios salvajes en las redes sociales, incitan al odio o humillan a las víctimas. Un ojo por ojo, diente por diente en toda regla que explican así:

Lo que proponen es, ni más ni menos, una vendetta en clave SEO. La cuenta, que apenas tiene dos días, surgió a raíz de los comentarios tras la muerte del torero segoviano el pasado sábado en la plaza de toros de Teruel.

La tragedia del diestro volvió a sacar a relucir lo que la miseria humana en capaz de hacer (o, más bien, decir) en las redes sociales. Cientos de mensajes de animalistas y antitaurinos se lanzaron a través de Twitter y Facebook. En ellos, decenas de usuarios, auspiciándose en una malentendida libertad de expresión, no sólo se alegraban, sino que festejaban la mortal cogida y el posterior fallecimiento de Víctor Barrio con comentarios tan despreciables como estos.

La Fundación del Toro de Lidia anunció ayer que tomaría medidas legales contra los autores de los ataques. Así, el clamor popular ha conseguido que más de 175.000 firmas en apenas dos días en change.org apoyen la dimisión e inhabilitación de Vicent Belenguer, el maestro que lanzó a la red el primero de estos comentarios. Por su parte, la autora del segundo ha tenido que cerrar su cuenta de Twitter ante el aluvión de críticas y alusiones.

Para Justiciero TIC, ni las medidas legales adoptadas por la fundación taurina ni el cierre de la cuenta son suficientes. Aboga por un escarnio público y una incursión en la vida de los usuarios a modo de venganza. Para ello, bucean en los datos personales que existen sobre estas personas en Internet y los exponen en la primera página del conocido buscador a través de una url creada ex professo con su nombre. "Has borrado tu cuenta de Twitter, pero te queda mucho que borrar en internet", amenazan.

Como si de la versión cutre de los hacktivistas de Anonymous se tratase, Justiciero TIC ha recopilado capturas de pantalla de estos usuarios con algunos de sus comentarios más crueles en Internet y expone enlaces a sus cuentas personales en todo tipo de redes sociales (desde Facebook a YouTube) o foros. "Toma tu merecido. ¿No te alegras de la muerte de otra persona? Pues que lo sepa todo el mundo", se puede leer en una de las dos webs creadas hasta la fecha. "Aquí se ajustan cuentas. El odio visceral será castigado", aseguran en la otra.

Con apenas 37 tuits, el usuario tras la cuenta promete seguir impartiendo justicia (a su modo) con cualquiera que ose ofender la memoria del torero o de cualquier otro sujeto que considere. El derecho al olvido, que evita que motores de búsqueda como Google puedan encontrar datos personales que se consideran obsoletos, es para Justiciero TIC una entelequia. Al menos, por el momento.