Lourdes Cavero e Ignacio González asisten a una boda en Madrid, 2013.

Lourdes Cavero e Ignacio González asisten a una boda en Madrid, 2013.

Ignacio González

González asegura que el actual presidente del PP de Castilla y León prometió 4 guarderías a su esposa

"Conozco bastante a Alfonso", explica el expresidente madrileño a su hermano, ambos encarcelados.

Carlota Guindal Daniel Montero Alejandro Requeijo

La familia González tenía desplegada una red de negocios que, según la tesis de los investigadores, servía para blanquear el dinero presuntamente obtenido de manera ilícita por el expresidente madrileño. Uno de los negocios en los que habían entrado, a través de su mujer Lourdes Cavero, era una empresa de guarderías. Su esposa invertiría 500.000 euros en un negocio de escuelas infantiles. Según las grabaciones de González, la socia de su mujer y ella misma habrían obtenido la promesa por parte del actual presidente del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que iban a tener cuatro guarderías en Salamanca, de donde él es alcalde.

Según explica González a su hermano, en una conversación interceptada por la Guardia Civil en el marco de la Operación Lezo el pasado 24 de noviembre, y a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, su mujer, investigada por un delito de blanqueo de capitales en esta misma causa seguida en la Audiencia Nacional y dirigida por la Fiscalía Anticorrupción, se asoció con otra persona que ya tenía guarderías en propiedad. “Se hace una nueva sociedad y esa nueva sociedad se va a presentar a… Ella dice que se lo han prometido que le van a dar cuatro guarderías nuevas en Salamanca, concesión municipal”, explica el ex presidente madrileño.

Ella con el alcalde, “¿tú conoces al alcalde?” digo sí (risas), yo conozco bastante a Alfonso. Con éste no se debe llevar muy bien, pese a eso tiene el monopolio de todas las guarderías de Salamanca”.

Su hermano Pablo le dice que conoce a un concejal de allí, Enrique Sánchez Guijo, y le puede preguntar acerca de la concesión de las guarderías. González le dice que no hace falta porque la socia de su mujer ya hizo la gestión con el alcalde. “Ella me ha dicho que estuvo el otro día con éste y le ha dicho que le va a dar las cuatro guarderías, o sea que…”.

Contactos políticos en Salamanca

La Guardia Civil da credibilidad a esta conversación y concluye en un informe incorporado a la causa que “existen indicios que la investigada y su socia tratan de obtener cuota de negocio de esta sociedad a través de los contactos políticos de su socia con determinados cargos públicos del Ayuntamiento de Salamanca”.

Según relata el expresidente madrileño -en prisión, junto a su hermano desde el pasado 21 de abril- su mujer había “levantado” entre 400.000 y 500.000 euros, “que no está mal". “Lo ha levantado Lourdes”. “La operación societaria es, como montan la nueva sociedad, y entonces como necesitan capitalizar y aportar dinero, ella aporta la…”, señala González. “Las guarderías y Lourdes 500”, añade su hermano.

Según Ignacio González, su mujer recauda el dinero entre 4 ó 5 accionistas que ponen dinero para el negocio, del cual Cavero se va a quedar un 21%. “Ni de coña, 21 ni de coña, es mal negocio. El negocio no vale. Si se queda el 21 quiere decir que estás valorando la empresa en 2 millones de euros, ni de guasa”, le explica su hermano.

Entonces el expresidente madrileño, le replica que los cálculos no son esos. La socia de su mujer se queda el 40% y ella el 60%. “Ella se queda el liberado”, le explica. “Es decir B, liberado, vale, joder. Los otros son financieros, ¿Y Lourdes qué papel va a tener ahí?”, le pregunta Pablo.

"Que Lourdes te pague a ti"

“Pues éstos se van al primer año, que no sé si lo dijiste tú, o sea que debe ponerse un sueldo fijo para tener, 4.000 euros al mes para gastos, por ejemplo, va a pagar aquí a la secretaria, va pagar una parte del despacho”, explica el expresidente, con amplio conocimiento del negocio de su mujer.

“¿Y cómo lo va a facturar?”, le advierte su hermano. “Lourdes, con su sociedad”, añade. Entonces, Pablo González le explica que eso tiene que declararlo. “Y luego ella de ese dinero dice que parte te lo va a dar a ti, para que pagues el alquiler y para que se pague… porque ¿la secretaria en concepto de qué está en este despacho, es secretaria de esa empresa? Pues que la dé de alta la empresa y la pague la empresa”.

De la conversación se desprende cómo el expresidente y su hermano planean pagar al propio González por medio del negocio de las guarderías. “Cuando te lo pague Lourdes, ahí tienes o un ingreso o nada, o un B, pero Lourdes tiene un gasto que no va a poder justificar”, le recuerda Pablo. “Pues tenemos que ver cómo hacerlo”, aclara González.

"Actividades criminales" de González

Según el análisis de la Guardia Civil, Cavero había constituido junto a una socia la sociedad dedicada la gestión de guarderías Grupo Empresarial Chickies. “Existen indicios que apuntan a que ostentaría de facto el 60% de la participación valorada en 500.000 euros en dicho negocio a través de cinco personas interpuestas a través de una supuesta operación de blanqueo de capitales articulada como una ampliación de capital que efectivamente se llevó a cabo en enero de 2017 y posterior salida al año de estos”, subrayas la Unidad Central Operativa (UCO).

Para los investigadores, existen indicios que apuntan a que el dinero que se utilizaría para llevar a cabo la inversión sería capital oculto de origen indeterminado que posee el matrimonio con supuesto origen en “las actividades criminales del ex presidente consiguiendo aflorarlo con esta operación”.

Para la UCO, además hay indicios que apuntan a que la situación financiera y patrimonial del matrimonio “no está justificada a tenor de las informaciones aportadas por Ignacio González, sus allegados, así como la falta de coherencia de las inversiones que planean con los datos de renta disponible aportados por la Agencia Tributaria”.

La versión de Fernández

Ante las informaciones publicadas por EL ESPAÑOL el Ayuntamiento de Salamanca, con Alfonso Fernández Mañueco al frente, ha hecho público un comunicado afirmando que "es rotundamente falso que tenga o haya adquirido compromiso alguno con ninguna empresa para la concesión de la gestión del servicio de escuelas municipales de educación infantil ni de ningún otro". Añade que las contrataciones del consistorio y las entidades dependientes "son públicas y transparentes".

Desmiente, además, parte de las conversaciones telefónicas registradas por la Guardia Civil en el marco de la Operación Lezo. Afirma que son falsas puesto que en esas conversaciones se dice que se dice que "se va a contratar cuatro escuelas infantiles, cuando, en realidad, solo tiene tres contratadas en régimen de concesión". Asimismo, el alcalde niega que tuviera una relación estrecha "con esta persona" [en referencia a Ignacio González]".  Su "única relación" -afirma- fue "en el marco de encuentros que mantuve con empresarios salmantinos al inicio de mi mandato como alcalde de Salamanca en 2011". 

Por último, sostiene que la prueba que desmiente la relación entre él y González es el hecho de que "esta empresa ni siquiera optó a la contratación de la gestión del servicio de escuelas infantiles", contratación ya adjudicada a otra empresa según el comunicado.