Mariano Rajoy saluda a la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre.

Mariano Rajoy saluda a la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre. EFE

Tribunales Las grabaciones de Lezo

González y su clan se creen víctimas de la "lucha interna" de "Mariano contra Esperanza"

El exministro Fernández Díaz se excusó ante el expresidente madrileño tras saltar la Púnica: "yo es que no sabía nada".

Carlota Guindal Daniel Montero Alejandro Requeijo

Gente de confianza del expresidente madrileño, Ignacio González, veía en las operaciones policiales contra el PP de Madrid una venganza del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sobre Esperanza Aguirre. Así se desprende de conversaciones intervenidas en el caso Lezo, por el que el propio González se encuentra en prisión incondicional desde el pasado 21 de abril.

El conseguidor de González; el entonces presidente de la empresa pública ICM, José Martínez Nicolás; explica a un interlocutor que el ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz utilizó un doble juego con González cuando saltó el caso Púnica: “El ministro del Interior le dijo a Ignacio: oye yo es que no sabía nada, no sabía nada, es que yo no sabía nada. ¿Para que da la excusa esta si nadie le había preguntado? Vamos que diga el Jorge Fernández Díaz que no sabía nada de una operación de la Guardia Civil, no se lo cree nadie”.

Acto seguido, en esa misma conversación interceptada por la Guardia Civil el pasado 26 de agosto, y a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, Martínez Nicolás vincula estas operaciones a “las luchas internas que tenían Rajoy y el Jorge Fernández Díaz con Esperanza Aguirre”. “Es que de verdad este país es tremendo, eh”.

Martínez Nicolás está investigado tanto en Púnica como en Lezo, por el cual fue detenido junto a González. En la primera causa, dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, se le investiga por pedir a la empresa adjudicataria de contratos públicos Indra que pagara los trabajos de reputación online para los dirigentes de la Comunidad de Madrid. Pero luego en Lezo, se descubrió que él era quien concedía contratos amañados a Indra -por 15 millones de euros anuales- a cambio de que la compañía financiara ilegalmente el PP. Concretamente, se sospecha que la empresa pagó por lo menos 700.000 euros para tapar deudas del partido tras las elecciones autonómicas del año 2011.

“Ignacio confiaba en mí”

Según un testigo “privilegiado” que ha colaborado con los investigadores, fue el propio Ignacio González quien pidió a Martínez Nicolás que buscara “un millón para el partido”. Asimismo, se ha descubierto que el expresidente de la empresa pública madrileña ICM escondió un millón de euros en Liechtenstein de origen desconocido.

Por otro lado, en esta conversación interceptada por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, Martínez Nicolás reconoce su “buena relación” con González y cree que es precisamente por esta razón que le vinculan a él con la financiación ilegal del PP. “Yo tenía buena relación con Ignacio, una buena relación, el hombre confiaba en mí. Vieron que yo tenía buena relación con Ignacio González, el presidente que manejaba una empresa de presupuesto, y dijeron ya está, éste es el que está facilitando toda la financiación de tal y todas esas cosas. Y luego están las luchas internas internas dentro del Partido Popular, porque el ministro del Interior empezó a dar excusas que nadie le pidió”.

“Rajoy quiso matarme”

Desde los últimos años, las diversas operaciones de la Guardia Civil y de la Policía han descabezado a todos los hombres fuertes de Aguirre. La ex presidenta madrileña aguantó cuando cayeron varios hombres y alcaldes de su confianza en el caso Gürtel. La expresidenta se atribuyó incluso el mérito de haber destapado la trama. Esto ocurrió en octubre de 2009. Pudo seguir con su carrera política hasta que una nueva investigación judicial envió a la cárcel a su número tres, el exconsejero de Presidencia, Francisco Granados.

Aguirre dejó la presidencia del PP de Madrid en 2014, pero se presentó como candidata a la Alcaldía de Madrid. Tras el caso Púnica dijo otra frase que ahora le persigue: “He nombrado a más de 500 altos cargos y dos me han salido rana. Pero Aguirre no ha podido superar políticamente la investigación de la Fiscalía Anticorrupción, Guardia Civil y Audiencia Nacional a su mano derecha. Ignacio González era arrestado el pasado 19 de abril por el presunto saqueo el Canal de Isabel II, el amaño de contratos para favorecer a su familia, blanqueo sistemático, y el cobro de comisiones ilegales a cambio de adjudicación de obras.

Rajoy detrás de los espionajes

Tras su detención, Esperanza Aguirre anunciaba su dimisión y su salida de la política. Las afirmaciones de Martínez Nicolás coinciden con el pensamiento de González sobre su relación con Mariano Rajoy. Durante las conversaciones intervenidas por la UCO al propio González, éste relata cómo desde 2008 el presidente de su partido “quiso matarle”.

La mano derecha de Aguirre culpa a Rajoy y al tesorero del partido entonces, Álvaro Lapuerta, de estar detrás del espionaje que le hicieron para acabar con su carrera política. También apuntan a este clan de estar detrás del otro espionaje, organizado por sus enemigos dentro de la Comunidad de Madrid.

González cree que Rajoy y Lapuerta se aliaron con el presidente de la empresa OHL, Juan Miguel Villar Mir, para que éste pagara a unos detectives que le siguieron hasta Colombia. Según la teoría del ex mandatario madrileño, manipularon un vídeo para hacer creer que él hablaba de una cuenta en Suiza donde tendría escondido dinero.