Pérez-Reverte.

Pérez-Reverte. Efe

La Jungla

La indignación de Pérez-Reverte tras el escrache a Begoña Villacís

En La Jungla. "Las embarazadas que no sean fascistas podrán ser tratadas como madres normales", ironizó el escritor. 

La candidata de Ciudadanos a la Alcaldía madrileña, Begoña Villacís, sufría este miércoles un escrache en la Pradera de San Isidro. Después de anunciar que este viernes dará a luz a su tercera hija por cesárea, la política ha sido acosada por los integrantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH): "¡Ahora que estás embarazada, a ver si te desahucian!", le increpaban.

Escrache a Ciudadanos en la Pradera de San Isidro.

Villacís contestó a los insultos desde su cuenta de Twitter, asegurando que "los amigos de Carmena y Colau han venido a acosarnos e intimidarnos. El populismo no representa Madrid, Madrid es libertad, democracia y respeto; valores que nos comprometemos a defender y a representar. No nos callarán". 

Dirigentes del PP y del PSOE han mostrado su solidaridad con Villacís, pero no fue hasta la mañana de este jueves cuando llegó el mensaje de Manuela Carmena, unas palabras que la afectada agradece, pero critica, porque llegan "tarde".

"Seguimos para bingo"

No obstante, la política de la formación naranja puede contar con la espada del escritor Arturo Pérez-Reverte, que se ha mostrado contundente con el acoso sufrido por Villacís:

Además, Reverte esgrimió un desafortunado tuit de un usuario que justificaba el escrache porque era "una fascista" para remarcar con ironía que "las madres que no sean fascistas podrán ser tratadas como madres normales":

Dicho esto, el escritor también tuvo tiempo de asestar uno de sus memorables zascas. Esta vez, a un tuitero que le recriminaba que no fuese tan crítico con el acoso a otros políticos:

[Más información: La épica respuesta de Pérez-Reverte a un tuitero que le recriminó hablar bien de Rubalcaba]