El cocinero José Andrés (segundo por la derecha) de joven junto a sus hermanos, primos. Arriba,  su madre, Marisa Puerta.

El cocinero José Andrés (segundo por la derecha) de joven junto a sus hermanos, primos. Arriba, su madre, Marisa Puerta. Cedida

Reportajes

Los secretos de la familia asturiana del chef José Andrés: de Mieres a tener una placa en Kiev

El célebre cocinero y fundador de la ONG World Central Kitchen nació en pasó sus primeros cinco años en Asturias, donde todavía le queda familia materna. 

23 noviembre, 2022 03:01
Mieres (Asturias)

Seis décadas antes de que José Andrés partiera a Ucrania, un joven llamado Mariano Andrés abandonó su Puebla de Valverde (Teruel) natal para instalarse en Mieres (Asturias). No está del todo claro qué fue lo que le llevó hasta ahí, si el fútbol o la carrera de enfermería. Lo que sí está claro es que allí conoció al amor de su vida, Marisa Puerta. De ese matrimonio saldrían cuatro hijos varones, entre ellos, el cocinero José Andrés.

José Andrés es uno de los personajes del momento y uno de los españoles más queridos dentro y fuera de nuestras fronteras. Este martes, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, le ha dedicado al chef una placa en el Paseo del Valor de Kiev, uno de los mayores honores que concede el país eslavo. Zelenski agradece así su tarea en estos largos meses de guerra. Su ONG, World Central Kitchen, se encuentra en Ucrania desde el inicio de la invasión rusa, dando de comer en los lugares donde el conflicto deja las mayores heridas, corriendo serio peligro.

"Gracias por todo lo que haces", ha dicho Zelenski en el acto. "Ahora quedará en la historia de nuestro país. Esto nunca lo olvidaremos". Después se han fundido en un abrazo. También le ha entregado la Orden del Mérito en segundo grado, condecoración que concede el Gobierno de Ucrania.

José Andrés y el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, posan junto a la placa por el chef español en Kiev.

José Andrés y el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, posan junto a la placa por el chef español en Kiev.

Este no es -en absoluto- el único reconocimiento internacional que ha recibido el concinero español. En marzo de este año, el presidente de los Estados Unidos designó al chef como presidente del Consejo asesor de Deporte, Fitness y Nutrición, cargo que comparte con la jugadora de baloncesto Elena Delle Donne, de los Washington Mystics. También el expresidente Barack Obama condecoró a Andrés con la Medalla Nacional de Humanidades en el año 2015.

Este año también se estrenó en National Geographic el documental Alimentando al mundo, dirigido por Ron Howard, y que hace un seguimiento de los 12 años que lleva en marcha la ONG World Central Kitchen del aclamado cocinero y filántropo. El cocinero agranda así su leyenda tras ser distinguido el año pasado con el premio Princesa de Asturias de la Concordia y ser nombrado hijo predilecto de la villa —que no pueblo— que le vio nacer: Mieres. A día de hoy, muchos familiares de Andrés siguen viviendo en este concejo asturiano donde solo pasó los primeros cinco años de su vida, pero a donde siempre vuelve. 

Mariano Andrés, padre del chef, en una foto compartida por el propio José Andrés.

Mariano Andrés, padre del chef, en una foto compartida por el propio José Andrés. Twitter

El chef vino al mundo el 13 de julio de 1969. Su familia vivía en un bloque de viviendas en la calle Héroes de Simancas, ahora llamada Ramón Pérez de Ayala. Oficialmente, es la Colonia del Pilar, pero es más conocida como Colonia José Antonio por lucir el símbolo de La Falange en una fachada. Allí vivió el cocinero hasta los cinco años, cuando su familia se trasladó a Barcelona. Durante toda su juventud vivió en Cataluña y veraneó en la Costa Brava, donde se tomó la foto de apertura de este reportaje. 

"Marcharon por razones de trabajo", asegura en conversación con este periódico Loli Olavarrieta, presidenta de la asociación Mierenses en el Mundo, la primera en destacar la relación entre Mieres y José Andrés. "José no había cumplido los seis años y su hermano Mariano tenía cuatro [cuando la familia se trasladó]". Sus padres, Mariano y Marisa, eran ambos enfermeros.

[El imperio del chef José Andrés: amigo de Bezos y Obama, 50 millones en el banco y comidas solidarias]

Hay quien dice que esa fue la razón que trajo a Mariano a Mieres, su profesión. Sin embargo, hay quien asegura que vino para jugar al fútbol en el Club Deportivo Caudal. “Yo por aquellas ya era socio del Caudal y no le recuerdo, la verdad”, confiesa Roberto Rodríguez, exconcejal del Ayuntamiento de Mieres e íntimo amigo de Javier Puerta, un tío del cocinero que todavía reside en Mieres.

Los bloques donde vivió la familia Andrés Puerta en Mieres (Asturias).

Los bloques donde vivió la familia Andrés Puerta en Mieres (Asturias). Jaime Susanna

Javier Puerta fue concejal por el PSOE en Mieres en dos legislaturas: de 1987 a 1991 y de 1995 a 1999. Concretamente, ocupó la cartera de Urbanismo. Este exconcejal es primo carnal de la madre de José, por tanto, tío segundo del cocinero. De esta rama de su familia, José tiene una relación especialmente cercana con su primo, también llamado Javier, que también reside en el pueblo con su mujer, Covadonga. José y Javier fueron juntos a estudiar a Estados Unidos cuando terminaron el Bachillerato.

Los Puerta son una familia numerosa que se ha ido expandiendo por muchos puntos de la península y del mundo. Solo el citado concejal socialista tiene cuatro hermanos y, estos, a su vez, tienen hijos. Haga cuentas. La madre de José Andrés tiene otra prima llamada Carlota que está emparentada políticamente con el mítico futbolista y entrenador Javier Clemente, quien llevara al Athletic Club de Bilbao a sus mayores logros en los años 1983 y 1984.

Las conexiones de José Andrés con el País Vasco no terminan ahí. Su padre residió en Zarautz hasta su muerte el 17 de noviembre de 2018. En sus últimos días estuvo al cuidado de Eduardo Andrés, el menor de los hermanos de José.

José no es el único cocinero de la familia. Su hermano Mariano también es un aclamado chef que actualmente trabaja en Dubai, donde dirige 11 locales y se ha convertido en estrella televisiva casual. "Como dicen muchos amigos, cuando venga tu hermano para acá, dirán que ha venido el hermano de Mariano", bromeó el cocinero en una entrevista con Expansión.

Lo cierto es que Mariano (hijo) amanece a diario a la sombra del Burj Khalifa y se codea con la jetset del emirato. Igual que José, lleva tres décadas cocinando fuera de España y se ha ganado el aplauso de los paladares más selectos. Su restaurante Seville's está en el complejo Wafi, un gran centro comercial por el que pasan 50.000 comensales al mes. Allí es donde maneja la batuta gastronómica de otros 10 locales.

[José Andrés, el chef que inició una cruzada contra el hambre: "No he cobrado un duro de una organización"]

Y, de nuevo, igual que su hermano mayor, Mariano también tiene un proyecto solidario junto a Paco Patón (jefe de sala del Hotel Urban y el restaurante Cebo) y el chef Chema de Isidro. La ONG se llama Gastronomía Solidaria y ofrece formación y salidas laborales en el sector a jóvenes en riesgo de exclusión social.

También colabora con otras organizaciones como Casal dels Infants que apadrina Albert Adrià. "Siempre digo que el negocio está muy bien, pero no todo es ganar dinero. Me encanta organizar aquí hasta la cabalgata de los Reyes Magos", confesó al citado periódico.

Pero sin duda la familia más cercana que tiene el cocinero la componen su mujer Patricia Fernández de la Cruz, y sus tres hijas: Carlota, Inés y Lucía, de 22, 20 y 17 años. Patricia, más conocida como Tichi, es natural de Cádiz. 

Cuando el cocinero no está de misión con la ONG, los cuatro residen en Bethesda (Maryland, Estados Unidos). La familia cuenta con nacionalidad estadounidense desde el año 2013, por los casi 30 años que Andrés lleva trabanjado allí. 

El que ves, el que 'ye'

La relación de los Andrés Puerta y Mieres sigue viva y en los últimos años se ha afianzado. Antes de que la villa hiciera a José Andrés hijo predilecto, la asociación Mierenses en el Mundo dio un primer reconocimiento al chef en el año 2011. 

Posteriormente, reconoció al chef y a la ONG World Central Kitchen con el premio a la solidaridad en 2019 y con la medalla de oro en 2021. Ese mismo año, le fue concedido el Princesa de Asturias y fue nombrado hijo predilecto de su villa natal. Aquel día se recuerda muy bien en Mieres, especialmente, en dos lugares. El primero es el restaurante La Consistorial, que tiene toda una pared dedicada a fotos de la comida celebrada el pasado octubre con la familia del cocinero.

El segundo, es la plaza Requejo, punto de tradición sidrera como pocos hay en Asturias y donde José Andrés tiene buenos amigos como Roberto, dueño y cocinero de Casa Flora. El día en que Andrés estuvo con la CNN en este enclave está grabado en la memoria de todos los parroquianos de la sidra de Mieres. “Es un tipo super cercano, buena gente”, recuerda Mori, encargada de la sidrería El Rinconín. “No lo tiene nada subido, ni nada. El que ves en la tele es el que ye”.

El resto, como se suele decir, es historia. El cocinero ha sido reconocido en dos ocasiones como una de las 100 personas más influyentes del planeta, según la revista Time, en los años 2012 y 2018. Asimismo, es de los pocos españoles que ha ocupado su portada. Su mercado Little Spain de Nueva York está considerado como la gran embajada de la comida española en los Estados Unidos. Y allá donde hay un desastre natural, como la erupción de La Palma, está José Andrés. Allí donde un tirano invade un país vecino, también.

“Tenemos que empezar a hablar más alto, sobre todo, en contra de esos líderes que quieren sacar lo peor de nosotros”, dijo el cocinero en su última visita a El hormiguero y en referencia a Vladimir Putin. “Hoy en día uno puede ser de izquierdas y de derechas, puede pensar lo que quiera del mundo, pero siempre respetando al prójimo. No podemos permitir nunca más que haya líderes que quieran sacar nuestros peores demonios. Esos líderes no tienen lugar en el mundo”. Toda España se funde en un estruendoso aplauso.

Guerra Rusia -Ucrania