Uno de los 30 lectores de matrículas dispuestos por la DGT para esta campaña de control de ITV.

Uno de los 30 lectores de matrículas dispuestos por la DGT para esta campaña de control de ITV.

Reportajes

Los nuevos radares de la DGT que detectan si su coche ha pasado la ITV: esta es la multa si le cazan

Los agentes de la Guardia Civil también estarán especialmente atentos a su ITV hasta el domingo 26 de enero. La sanción es de 200 euros.

Noticias relacionadas

Esta semana la Dirección General de Tráfico estará especialmente atenta a si su vehículo tiene la ITV en vigor o no. Aparte de las tradicionales cámaras y radares fijos, Tráfico ha instalado 30 lectores, colocados por las carreteras españolas de todas las Comunidades Autonómas, para vigilar todas las matrículas del parque móvil de España. Con ello, la DGT pretende reducir los accidentes de tráfico, ya que, según sus estudios, el riesgo de estos aumenta si los neumáticos, el alumbrado o el parabrisas, entre otros, están en mal estado. 

Por ello, hasta el próximo 26 de enero, estos 30 lectores de matrícula vigilarán el estado de la Inspección Técnica del Vehículo (ITV). También habrá agentes de la Guardia Civil por las carreteras españolas especialmente atentos a esta cuestión. Si los lectores de matrículas o la Benemérita detectan una ITV irregular, se procederá a su denuncia y a una multa de 200 euros por esta falta.

El funcionamientos de los lectores es básico: su lente capta la imagen de la matrículas de todos los vehículos del parque móvil que pasen donde está dispuesto. Rápidamente, procesa el estado de la ITV del vehículo y, también, si el permiso de circulación del coche está en regla.  Previamente, estos lectores han sido empleados por Tráfico para analizar las distanciaras recorridas de los coches o los números de desplazamientos durante un puente, por ejemplo.

Un agente de la Guardia Civil en un control de Tráfico.

Un agente de la Guardia Civil en un control de Tráfico.

La DGT, de esta manera, quiere luchar contra la siniestralidad en nuestras carreteras. Sus investigaciones han determinado que "el riesgo de fallecer o resultar herido grave se multiplica por dos al comparar los accidentes ocurridos con vehículos de 10 a 15 años de antigüedad, en relación con vehículos de menos de 5 años". Por tanto, Tráfico ha declarado una guerra frontal -por motivos de seguridad vial- contra el 1,64% de vehículos, según sus análisis, que circulan sin la ITV legal. 

Neumáticos y alumbrado

Desde la DGT insisten en recordar que "los grandes olvidados" del mantenimiento de los vehículos son los neumáticos. De ahí que Tráfico denuncie que más de un millón de vehículos circulan con defectos graves en las ruedas. O bien, por tener ranuras con una profundidad inferior a los 1,6 mm recomendados, por tener un desgaste irregular en los neumáticos o, por circular con una presión errónea.

Tráfico, en consecuencia, recuerda la necesidad de revisar periódicamente la presión del neumático -en frío- y la rueda de recambio. Pone el foco especialmente en los camiones y las furgonetas, cuyas ruedas son las que más sufren de todo el parque móvil. 

Otro aspecto que los 30 nuevos ojos avisores vigilarán con ahínco en esta semana son las luces de los vehículos. Se revisarán dos características determinantes sobre el alumbrado. Por un lado, que la luz que proyecten los faros sea suficiente y, por otro, que estén perfectamente dispuestos para evitar deslumbrar a los otros conductores.

Por ello, la DGT recomienda cambiar las lámparas cada 40.000 kilómetros o 2 años, ya que "van reduciendo su intensidad con el uso". Y, en este sentido, aconseja que cambien de dos en dos para evitar que la iluminación que se proyecte sea asimétrica.

La lupa, en otros aspectos

Esta lupa especial de vigilancia también fijará su atención en la matrícula, el limpiaparabrisas o la documentación de cada vehículo. Por ello, Tráfico recuerda a los conductores la idoneidad de tener una matrícula perfectamente legible, sin ningún tipo de obstáculo que dificulte la identificación de los vehículos.

No cumplir con esta norma supone una infracción grave con una sanción de 200 euros, siempre y cuando el deterioro de la placa sea involuntario. Si la matrícula ha sido manipulada de manera voluntaria la multa asciende a los 6.000 euros y hasta 6 puntos de carné

Los limpiaparabrisas, a su vez, serán también fiscalizados por las cámaras de la DGT y por los agentes de la Guardia Civil desplegados. Por último, la documentación de los vehículos será especialmente analizada tanto por los lectores como por los agentes de la Guardia Civil. Se requerirá que el permiso de circulación, donde figuran los datos técnicos del vehículo y los datos personales del propietario, esté en regla. También, la pegatina de la ITV y la de la DGT deben estar fijadas en la luna delantera.