Agentes de la Policía científica entrando a la casa donde Antonio S. G, ha matado a su pareja.

Agentes de la Policía científica entrando a la casa donde Antonio S. G, ha matado a su pareja.

Reportajes

Antonio, el padre bombero de Puertollano que ha matado a tiros a su novia antes de suicidarse

El hombre tenía 53 años y era natural de la localidad manchega. Ella era ucraniana y tenía 61. Hacía apenas un par de meses que estaban juntos. 

Antonio Sánchez Gallego mató a su pareja en Puertollano (Ciudad Real) y después se quitó la vida. Ambos cuerpos fueron encontrados sin vida el domingo en el piso que compartían en el número 20 de la calle Fuente, en pleno centro de la localidad minera. Él le disparó con un arma de fuego a la mujer a la que había conocido meses atrás y después acabó con todo, según ha confirmado la Policía a EL ESPAÑOL. 

Los cuerpos llevaban días sin vida, según han aclarado los servicios de emergencia. Un hermano del fallecido acudió a la Policía Nacional para comunicar que hacía tiempo que no tenía noticias de Antonio, por lo que se iniciaron las primeras gestiones para su localización.

Se tramitó al Juzgado de Guardia una solicitud para autorizar la entrada en la vivienda, para comprobar si la persona buscada se encontraba en el lugar. Una vez autorizada la entrada, y con la colaboración de Bomberos, los agentes accedieron al interior, hallando a dos personas fallecidas con claros signos de violencia.

Ambos presentaban impactos de bala originados por un arma de fuego corta, compatible con la encontrada junto a los cadáveres. Las primeras investigaciones realizadas por Policía Científica y Policía Judicial descartan la intervención de terceras personas.

Según los testimonios de algunos vecinos, el jueves por la noche se escucharon algunos disparos, pero nadie pareció darles importancia. Tres días después, han aparecido los cuerpos sin vida. Junto a ellos había cinco casquillos de bala.

Las primeras informaciones del suceso afirmaban que la víctima era rusa, pero posteriormente se ha aclarado que era ucraniana y tenía 61 años. El asesino era natural de Puertollano, tenía 53 años y dos hijas, fruto de su fallido matrimonio, cuentan los vecinos de la localidad. Antonio había perdido a su madre hace un mes y esto le había trastornado profundamente, afirman también desde su entorno más cercano. 

Sin denuncias previas

El asesino era bombero en la empresa encargada de la seguridad en la refinería petroquímica de Repsol en Puertollano. El piso en el que vivía la pareja era el ático del 20 de la calle Fuente. No lo tenían en propiedad, lo alquilaron hace cerca de un mes a un particular.

Este lunes, la subdelegación del Gobierno de Castilla-La Mancha confirmó que se trata de un nuevo caso de violencia machista, el segundo en lo que va de 2020. No constaban antecedentes de denuncias previas entre la pareja, ni tampoco hay registradas denuncias respecto de la anterior pareja del varón fallecido.

Los cuerpos de ambos fueron levantados por orden de la Autoridad Judicial y trasladados al Tanatorio, mientras que la vivienda ha sido precintada. La investigación sigue abierta para el total esclarecimiento de estos hechos.

Esta mujer ucraniana es la tercera víctima de violencia de género en lo que va de año. Las dos primeras fueron Mónica Linde Maldonado y su hija Ciara, de tres años. Fueron presuntamente asesinadas a manos de Rubén Darío (27 años), su pareja y padre, respectivamente.