Rubén, el joven fallecido, practicando parapente.

Rubén, el joven fallecido, practicando parapente.

Reportajes

Rubén, el youtuber muerto al grabarse tirándose en paracaídas desde una cementera en Alicante

El joven, de 29 años, era experto en saltos y colgaba vídeos haciendo paracaidismo en las redes sociales. Se ha precipitado desde 50 metros. 

Rubén Carbonell, un joven de 29 años y que colgaba sus vídeos en YouTube, ha muerto de madrugada cuando practicaba paracaidismo. El hombre se lanzó desde una antigua cementera en el municipio de San Vicente del Raspeig (Alicante) e impactó contra el suelo. La voz de alarma la dio un amigo, que se encontraba junto a él en el momento del accidente. 

Según fuentes de la Policía Nacional, Rubén saltó en paracaídas desde una altura de 50 metros a la una de la madrugada. Pero algo falló; el instrumento no se llegó a abrir del todo. Como consecuencia, se precipitó contra el asfalto y murió debido al fatal golpe. El joven estaba acompañado por otro hombre que no saltó y fue quien avisó a los Servicios de Emergencia. Cuando los sanitarios llegaron no pudieron hacer nada por salvar la vida de Rubén. La investigación del accidente y sus causas corre a cargo de la Policía Nacional. Se desconoce por el momento cómo accedieron a las instalaciones de la empresa, que en una de las zonas no tiene actividad. 

Al parecer según las primeras investigaciones, el paracaídas iba mal colocado y, por eso, solo se abrió parcialmente. Fuentes consultadas por Europa Press han explicado que este tipo de actividad se denomina 'salto base' y consiste en lanzarse al vacío con paracaídas desde puntos elevados.

Rubén contaba con un canal de YouTube donde colgaba vídeos sobre sus vuelos. El joven no tenía muchos suscriptores, pero era muy activo en las redes sociales. Se mostraba volando en un biplaza junto a amigos o haciendo puenting en Alcoy. También, era experto en salto, tal y como se puede apreciar en las imágenes. Además, practicaba otras modalidades, como el salto en parapente con un flotador de unicornio. En el mismo, el flotador se desprende y da paso al parapente, que se desprende.