Poster con el que se buscaba a las niñas de Alcàsser.

Poster con el que se buscaba a las niñas de Alcàsser.

Reportajes

Una pareja encuentra restos humanos en la fosa donde estaban enterradas las niñas de Alcàsser

Se trataría de cuatro falanges. Los investigadores trabajan con la posibilidad de que puedan pertenecer a una de las niñas asesinadas en 1992.

Noticias relacionadas

La Guardia Civil está investigando el hallazgo de restos humanos en la fosa del caso Alcàsser. El pasado 24 de junio se encontraron cuatro huesos en el lugar y los investigadores trabajan con la posibilidad de que puedan pertenecer a una de las niñas asesinadas en 1992.

Según informa Las Provincias, la Unidad de Antropología Forense del Instituto de Medicina Legal de Valencia ha analizado los cuatro trozos de falange que se hallaron y ha podido determinar su origen, pero no se ha podido estimar la edad ni el sexo de los restos

Los restos fueron encontrados por un vecino que fue a visitar el lugar junto con su novia. "El primer hueso estaba en la superficie y los demás los encontré cuando removí un poco la tierra", declara Vicente B. a Las Provincias. La pareja envolvió los huesos en papel de aluminio y los llevó a la Guardia Civil.

4 falanges humanas

En un primer momento, los investigadores creyeron que podrían ser restos de patas de una alimaña pero el joven que los encontró decidió entrar en contacto con el forense Francisco Etxeberria y enviarle las fotos de los restos. Vicente había leído una noticia que informaba del hallazgo de un diente junto a la fosa por parte de Extxeberría. "Me contestó que eran cuatro falanges humanas sin duda alguna. También me dijo que notificara el hallazgo a la Guardia Civil y que conservara las fotos", dice Vicente al diario.

El pasado lunes, el antropólogo Manuel Polo confirmó que se trataban de restos humanos muy antiguos. Ahora el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Alzira, encargado del sumario del caso Alcàsser, quien decidirá si las falanges son trasladadas a un laboratorio para extraer ADN y cotejarlo con el de una de las niñas.

La hipótesis de Etxeberria es que, tanto el diente que encontró él, como los cuatro huesos hallados ahora no habrían sido recogidos durante el levantamiento de los cadáveres el 27 de enero de 1993.

Después de que su hubiese encontrado el diente, se intentó extraer ADN pero el gran deterioro del mismo no lo hizo posible. En declaraciones al diario Francisco Etxeberria cree que ahora sí se podrá sacar ADN: "No tengo ninguna duda de que el diente era de una de las niñas de Alcàsser, y sobre las falanges pienso lo mismo. Son piezas muy pequeñas y pueden que los investigadores no las vieran cuando inspeccionaron la fosa con las herramientas que tenían entonces", ha dicho Etxeberría.