Sesión de la discoteca.

Sesión de la discoteca.

Reportajes

La puesta en libertad de los senegaleses cuestiona la denuncia por violación en Granada

Noticias relacionadas

La Policía ha puesto en libertad a los dos senegaleses detenidos por la presunta violación a una joven de Granada en la discoteca Quilombo. Lo han hecho con cargos por un delito contra la libertad e indemnidad sexual y con una orden de alejamiento de 200 metros. Eso es lo básico. A partir de ahí, las incógnitas. Qué pasó en esa noche, qué sucedió tras las puertas del local. La puesta en libertad de los supuestos autores de la agresión sexual cuestiona la denuncia, aunque la investigación sigue su curso. 

Por un lado, está la denuncia y la versión oficial que adelantó Ideal y que posteriormente confirmó EL ESPAÑOL. Dos varones de 24 y 26 años, de nacionalidad senegalesa, presuntamente, habrían agredido sexualmente a la joven en la discoteca. Se habrían metido dentro del baño de mujeres y, después, escaparon al ser descubiertos por una amiga (o cliente del local). Ella, al no encontrar a la joven, habría ido al baño a buscarla. 

Se habría encontrado la puerta atrancada, la habría forzado y habría entrado. Los dos senegaleses salieron de allí, huyendo, y la dejaron tirada en los baños. Ella condujo a su amiga a la puerta del local. Después, ya en el hospital, la víctima denunció los hechos y se iniciaron las pruebas para saber si había sufrido una violación. 

Los dos jóvenes tienen 24 y 26 años de edad.

Los dos jóvenes tienen 24 y 26 años de edad. Policía Nacional

La víctima se encuentra bien, según testigos presenciales, mientras la investigación sigue su curso. La presunta violación ocurrió el sábado pasado, los dueños del local Quilombo, que en todo momento colaboraron con la Policía, declararon el lunes, el martes la Policía Nacional se llevó las grabaciones de las cámaras de seguridad y el miércoles los dos varones fueron detenidos. Este viernes, fueron puestos en libertad. Hasta ahí, una versión, confirmada por EL ESPAÑOL. 

La otra no desmiente la versión de la joven, pero añade más matices. Según testigos presenciales en conversación con EL ESPAÑOL, antes de que la joven saliera del baño, ya habían tenido que echar a otro joven por intentar entrar en el baño de mujeres. ¿Tiene relación esto con lo que posteriormente ocurrió? Ahí empiezan las incógnitas. 

Según los mismos testigos, a la joven, en efecto, la habrían encontrado en los baños, pero sin que pudiera estar mucho tiempo dentro. “Siempre hay mucha cola y es complicado y dentro no hay mucho espacio, sólo hay dos bideles”. No obstante, ocurrió. Una conocida o amiga auxilió a la joven, visiblemente mareada, y la sacó de los baños. “No se quejó en ningún momento de que fuera una violación”, explican a EL ESPAÑOL. 

Posteriormente, “salió a tomar el aire” y no regresó a la discoteca, cuentan las mismas fuentes. Después, llegó la denuncia de la joven, ya en el hospital, y la investigación. Esos son los hechos, que todavía guardan muchas incógnitas sobre lo que sucedió dentro de la discoteca Quilombo. 

Con estos hechos aún por esclarecer, los dos jóvenes senegaleses han sido puestos en libertad con cargos por un delito contra la libertad e indemnidad sexual y esa orden de alejamiento de 200 metros. La investigación seguirá su curso el lunes. Entonces, se conocerán más detalles sobre lo que se preguntan todos: ¿qué ocurrió dentro de la discoteca?