Enrique Álvarez Conde es el director del máster de Cifuentes y del Instituto de Derecho Público.

Enrique Álvarez Conde es el director del máster de Cifuentes y del Instituto de Derecho Público. E.E

Reportajes

Detectives, terapia sexual y fútbol: el falseador del máster de Cifuentes, catedrático en 'Todología'

Enrique Álvarez Conde dirige el Instituto de Derecho Público, regado por subvenciones del PP a través de distintas administraciones durante años. Los másteres que ofrece van de lo detectivesco al sexo pasando por el fútbol.

Ni la Comunidad de Madrid ni el director del máster de Cristina Cifuentes han desgranado todavía el modelo de negocio del Instituto de Derecho Público (IDP), entidad adscrita a la Rey Juan Carlos que expidió el título de la presidenta madrileña. Ausentes las memorias y los presupuestos de esta plataforma durante los últimos cursos, el Partido Popular no ha explicitado la cuantía de las subvenciones con las que regó el IDP a través de distintas administraciones: Ayuntamiento, Gobierno regional y varios ministerios. Pero, ¿cuál era la otra autopista de los billetes en el Instituto? ¿Qué tipo de formación ofrecía?

La financiación del virreinato de Enrique Álvarez Conde -director del máster de Cifuentes y también director de su presunto trabajo final- ha sido original, variada, un cóctel en "todología" aliñado con sexo, fútbol, detectives... Con CIF propio y una independencia casi absoluta -el IDP sólo rinde cuentas a la URJC a posteriori-, el ya suspendido catedrático de Derecho Constitucional ideó una maraña de titulaciones propias con las que captar alumnos y, por ende, dinero.

Enrique Álvarez Conde, director del Máster de Cristina Cifuentes

Director de... ¡detectives privados!

El IDP saluda en su página web con una bolsa de trabajo para los antiguos alumnos del título en Detective Privado, homologado por el ministerio del Interior, que figura como inversor del Instituto de Álvarez Conde durante varios años; en concreto entre 2013 y 2017, ya con Rajoy en el Gobierno.

Ya no se puede acceder al programa de este curso, aunque sí a los formularios de matriculación. ¿Por qué? Porque "casi todo es humo". Lo cuenta un profesor de las primeras promociones. "Al principio, era un título a medias con Avizor, un grupo especializado en seguridad. Acabaron fatal y Álvarez Conde maniobró para quedarse con los alumnos y el curso. Lo consiguió gracias a sus tejemanejes universitarios, pero eran los de Avizor los que lograban los alumnos. Creo que este año ni siquiera hay promoción, una chapuza".

Esta fuente relata cómo el Instituto de Derecho Público fue la alternativa encontrada por Avizor en la Rey Juan Carlos para salir al mercado con rapidez, sin burocracia ni palos en las ruedas. "Hay una solución, el IDP tiene CIF propio y funciona con autonomía absoluta", escucharon entonces. Corría el año 2009.

El máster, de carácter no oficial, dura tres cursos, cada uno a casi 2.500 euros por alumno. Clases los viernes por la tarde, en el campus de Vicálvaro. "En un principio había casi 90 matriculados. Haz las cuentas. Era bastante jugoso. Álvarez Conde se quedaba un 15%, pero obligaba a Avizor a contratar profesores de su camarilla. Por cierto, a casi el doble de lo que se les suele pagar".

En la web, llega a figurar como director del máster el propio Álvarez Conde. Entre esos "profesores de su camarilla" figuran algunos de los implicados en el escándalo Cifuentes: Alicia López de los Mozos, discípula de este catedrático y la primera en cantar que su firma fue falsificada; y Rodrigo Martín Jiménez, que puso un nueve a la presidenta popular y todavía asegura haber corregido su examen.

Durante el curso 2012-2013, la empresa Avizor acabó "harta" de los "chanchullos" de Álvarez Conde y decidió romper el negocio. "Exigía que le financiaran una cátedra en inteligencia y seguridad, ya era demasiado. Cuando se dijo basta, él quiso quedárselo todo y montó una buena. Se salió con la suya y se apropió de un curso que no había ideado él y con unos alumnos que no había traído él".

Terapia sexual en un Instituto de Derecho

Chirrían dos títulos en el amplio elenco que ofrece el Instituto de Derecho Público: "Máster en sexología y género" y "Máster en terapia sexual y de pareja". A 3.000 euros por alumno cada uno. Este caso tiene poco de "chanchullo" y mucho de "herido colateral".

Las riendas las lleva la fundación Sexpol, que hace cinco años vio la necesidad de hallar una universidad, en este caso la URJC, con la que expedir sus títulos. Negociaron con Laura Nuño, subdirectora del IDP recién dimitida tras el escándalo Cifuentes. Ella actúa como directora de estas dos titulaciones, todavía en marcha, impartidas en la sede de la fundación, que se encarga de buscar el alumnado.

"Nosotras nunca hemos hablado con ese señor", relata un portavoz de Sexpol a este diario. "Nuestra interlocutora siempre ha sido Nuño". Álvarez Conde, igual que en el caso de los detectives, cobra un porcentaje de cada matrícula. "No podemos dar ese dato", responden en Sexpol.

Las dos titulaciones mencionadas están en curso. La fundación reconoce el daño colateral que recibe tras la implicación del IDP en el máster de Cifuentes. "No sabemos qué pasará", cuentan cuando se les pregunta por el curso que viene. ¿Seguirán con el convenio si Álvarez Conde se mantiene al frente del IDP? Silencio.

La situación para estos dos másteres es límite, teniendo en cuenta que la profesora Nuño, enlace entre una y otra institución, acaba de dimitir como subdirectora del IDP. En pleno escándalo, iban a celebrarse las elecciones de este Instituto. Álvarez Conde era el único candidato. Se pospusieron.

Fútbol y mucho más

En el Instituto de Derecho Público tiene cabida hasta el fútbol. Se llama "Máster en gestión internacional de organizaciones deportivas". Se trata de otro convenio con una organización distinta al IDP, lo que muestra esa dinámica habitual de financiación: Álvarez Conde busca un título ya perfilado al que cobrarle un porcentaje y darle a cambio la posibilidad de estampar en el diploma el sello de una universidad pública, la Rey Juan Carlos.

En este caso, la matriz es la "European Sport Business School" en colaboración con la fundación del Valencia Club de Fútbol, que ofrece descuentos a sus abonados. La matrícula cuesta 6.450 euros.

El enunciado reza: "Es un máster en gestión deportiva empresarial en Valencia organizado por ESBS European Sport Business School junto al Centro de Formación Fundació Valencia Club de Fútbol, obteniendo el alumno, si finaliza el máster con éxito, el título propio del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos en Máster en Gestión Internacional de Organizaciones Deportivas junto al título del Centro de Formación Valencia CF y ESBS en Máster en International Sports Management". No queda claro cuál es el papel del IDP en este curso, pero sí parece seguro que cobrará un porcentaje de cada matrícula.