El Español
Actualidad
|
Galicia

Absuelto el acusado de abusar sexualmente de una menor en un aparcamiento en Santiago

La Audiencia no dio validez al testimonio de la denunciante, quien tiene reconocida una discapacidad intelectual del 68% e incurrió en "vaguedades y contradicciones". Los peritos consideraron su testimonio "muy probablemente creíble"

La sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, ha absuelto a un hombre acusado de intentar abusar sexualmente de una menor al no considerar "totalmente creíble" el testimonio de la denunciante, quien tiene reconocida una discapacidad intelectual del 68% e incurrió en "vaguedades y contradicciones"

Los hechos tuvieron lugar alrededor de las 17:00 horas del 17 de noviembre de 2017, cuando el acusado recogió a la menor en la estación de autobuses de Santiago, desde donde se desplazaron al aparcamiento del estadio de San Lázaro.

De acuerdo con el testimonio de la menor, en aquel momento el acusado habría intentando que le realizase una felación "sujetándola por la parte trasera del cuello y bajando su cabeza".

En virtud de esta denuncia, el Ministerio Fiscal pedía una pena de 11 años y 9 meses de prisión para el hombre como autor de un delito de agresión sexual en grado de tentativa, así como la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de la víctima o comunicarse con ella y una indemnización de 12.000 euros.

Sin embargo, la Sala ha considerado que "no existe prueba de cargo de suficiente entidad para enervar la presunción de inocencia, que ampara a toda persona acusada en un procedimiento penal".

Los peritos acreditaron en el juicio que el relato de la supuesta víctima era "muy probablemente creíble", pero el juez consideró que había falta de explicación en datos clave, pues no recordaba cómo conoció al acusado o cómo había llegado desde el aparcamiento del estadio a la estación de autobuses.

"Pero sí que es cierto que declaró con claridad que él la cogió por la nuca con una mano, le dijo que le hiciese una felación, hizo fuerza hacia abajo y ella se escapó", recoge el fallo.

En todo caso, la Audiencia Provincial apreció que la joven "incurrió en ambigüedades, generalidades y vaguedades" y, además, "no recordaba muchos de los datos que se le preguntaban".

El acusado aseguró que había quedado con la menor tras contactar por redes sociales, sin conocerla previamente, y que fue ella quien le dijo que quería hacerle una felación. Según su relato, ella le habría hecho un chupetón en el cuello y después se quedó callada, por lo que la habría llevado de vuelta a la estación de autobuses. Posteriormente, ella lo bloqueó en WhatsApp y él borró las conversaciones.

En base a estos testimonios, el juez ha concluido que "no existe prueba de cargo de suficiente", por lo que el acusado será absuelto y se dejan sin efecto las medidas cautelares. Contra el fallo cabe un recurso ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) en un plazo de diez días.

Actualidad