Fillon celebra su victoria en las primarias del centro-derecha francés.

Fillon celebra su victoria en las primarias del centro-derecha francés. Reuters

Europa

Francia investiga al candidato Fillon por presuntos pagos ilícitos a su mujer

La esposa del candidato conservador al Elíseo cobró 500.000 euros de su marido durante ocho años por trabajar como su asistente parlamentaria, un presunto empleo ficticio.

Noticias relacionadas

El candidato favorito de las elecciones presidenciales francesas se enfrenta este miércoles a un escándalo que favorecerá al eurófobo Frente Nacional de Marine Le Pen. El ex primer ministro François Fillon ganó inesperadamente las primarias de la derecha a finales del año pasado y todas las encuestas señalan que serán él y Le Pen quienes se enfrenten en la segunda vuelta el 23 de abril, con victoria del candidato de Los Republicanos.

Pero este miércoles el semanario satírico Le Canard Enchaîné ha publicado una información que le puede dañar en su carrera al Elíseo. Asegura que su mujer, Penelope Fillon, estuvo cobrando del erario público durante 8 años como asistente parlamentaria de su marido. De esa manera, habría obtenido un total de 500.000 euros brutos. Su marido y el portavoz de éste no lo han negado, pero sí han negado las dudas que existen sobre la ejecución real de un trabajo por parte de Penelope Fillon.

El portavoz del candidato de la derecha francesa, Thierry Solère, ha declarado a la Agencia France Presse (AFP) que la esposa de Fillon fue efectivamente "colaboradora" del político. "Es frecuente que las parejas de los parlamentarios sean sus colaboradores", ha defendido sobre una noticia que tomado desprevenidos a los medios franceses.

El propio ex primer ministro de Francia y ahora candidato a la presidencia del país ha reaccionado "escandalizado" por las acusaciones de que pagó a su mujer por un trabajo que según Le Canard -que ha consultado al entorno donde recibió ese salario- Penelope Fillon nunca hizo. "¿Así que porque sea mi esposa, no tiene derecho a trabajar? Imaginen por un instante que un hombre político dijera de una mujer, como lo dice este artículo, que no sabe más que hacer mermeladas", ha espetado.

Jamás trabajé con ella, no tengo información al respecto. No la conocía más que como mujer del ministro

Siempre según el semanario, Penelope Fillon recibió sobres con una remuneración de su marido entre 1998 y 2002, cuando éste era diputado. En 2001, recibió 3.900 euros brutos al mes y a partir del verano del año siguiente, cuando el político entro en el Gobierno, su esposa se convirtió "sobre el papel" en colaboradora del sucesor de Fillon en la Asamblea Nacional. Fue entonces cuando recibió el mejor salario: entre 6.900 y 7.900 euros mensuales, asegura Le Canard Enchaîné.

La Fiscalía Financiera Nacional (PNF, por sus siglas en francés) ha abierto una investigación preliminar sobre Penelope Fillon tras la información publicada, informan los medios franceses. La intención es aclarar si la esposa del ex primer ministro y candidato a la presidencia de Francia realizó realmente un trabajo que justificara su salario o si se trataba de un empleo ficticio.

En Francia no está prohibido que los parlamentarios paguen un salario a sus parejas, pero los medios franceses señalan dudas de que Penelope Fillon realmente estuviera realizando el trabajo en cuestión. "Jamás trabajé con ella, no tengo información al respecto. No la conocía más que como mujer del ministro", ha asegurado al diario Le Figaro una colaboradora parlamentaria de Marc Joulaud, el diputado que sustituyó en el escaño a François Fillon.

Cuando el ex primer ministro del Gobierno de Nicolas Sarkozy volvió a ser un diputado de la Asamblea, su esposa volvió a recibir un sueldo durante al menos seis meses, indica la exclusiv de Le Canard. A ello se suma un salario de 5.000 euros brutos al mes para Penelope Fillon en la Revue des deux mondes, una publicación propiedad de un amigo del actual candidato conservador a presidir Francia. El director de esta revista, Michel Crépu, ha asegurado que jamás la vio por la redacción, aunque sí firmó "dos o a lo mejor tres" artículos. El portavoz de François Fillon se ha defendido diciendo que Crépu está "mal informado".

Por otra parte, la misma publicación francesa ha adelantado que tres ministros del Gobierno socialista están acusados de haber empleado 300 millones de euros de los fondos públicos de manera irregular. Se trata de la ministra de Medio Ambiente, Ségolène Royal y el ministro de Defensa Jean-Yve Le Drian, con la colaboración del actual primer ministro -en sustitución de Manuel Valls, que se ha presentado a las primarias socialistas- Bernard Cazeneuve en su época como secretario de Estado de presupuesto.