Afectados por las inundaciones tratan de salvar sus pertenencias.

Afectados por las inundaciones tratan de salvar sus pertenencias. Reuters

EEUU Huracán Harvey

Las inundaciones en Texas provocan dos explosiones en una planta química

El incidente en las instalaciones de la compañía francesa Arkema ha causado 9 heridos y se advierte del riesgo de nuevos estallidos.

E.E.

El grupo químico francés Arkema ha confirmado este jueves dos explosiones en su planta en Crosby, Texas, y ha adevertido del riesgo de nuevos estallidos debido a los daños.

"Queremos que los residentes locales sean conscientes de que el producto se almacena en múltiples ubicaciones, y sigue existiendo una amenaza de explosión adicional", ha dicho la empresa en un comunicado. "Por favor, no regrese al interior del área de evacuación hasta que las autoridades locales de emergencias anuncien que es seguro hacerlo", agrega.

Las ayudas prometidas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para auxiliar a los damnificados por el huracán Harvey están en peligro. Antes de que sucediera la catástrofe, los republicanos votaron recortar el presupuesto de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias en 876 millones de dólares para dotar de mayores recursos a la construcción del muro con México, según The Guardian.

Asimismo, se prevé que esta medida se detenga para destinar todos los esfuerzos necesarios a las zonas afectadas. Además, la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) ha asignado a unos 150 empleados para ayudar en las labores de rescate y ha anunciado que no haría cumplir la ley de inmigración en áreas afectadas por la tormenta.

Las cifras del Huaracán

El huracán Harvey se está apaciguando y trasladando desde Texas hacia el interior de Louisiana, dejando atrás las inundaciones de récord que han obligado a abandonar su hogar a de personas de sus hogares. Se pronostica que la tormenta que ha paralizado Houston puede ser uno de los desastres naturales más costosos en la historia de los EEUU, siendo el principal desafío humanitario de la Administración Trump.

El número de muertos ha aumentado a medida que el retroceso del nivel del agua permitía acceder a zonas que han permanecido anegadas. Por el momento, el desastre se ha cobrado la vida de 35 personas, según Reuters, al mismo tiempo que ha causado 32.000 desplazamientos, lo que le convierte en el huracán más fuerte que golpea Texas en medio siglo.

Cerca de 200.000 hogares y negocios en los estados de Louisiana y Texas siguen sin electricidad, según han informado los servicios públicos. El cielo despejado en Houston este miércoles ha traído el alivio después de cinco días de lluvias catastróficas.

La normalidad se irá recuperando poco a poco y muestra de ello es el aterrizaje del primer avión el miércoles por la noche en Houston. El alcalde de la ciudad, Sylvester Turner, también espera que el puerto de la ciudad, uno de los más grandes de EStados Unidos, reabra pronto.