Mauricio Macri (izquierda) y Cristina Kirchner junto a Alberto Fernández (derecha) en actos de campaña.

Mauricio Macri (izquierda) y Cristina Kirchner junto a Alberto Fernández (derecha) en actos de campaña. E.E. Reuters

Mundo Argentina

El delfín de Cristina Kirchner se enfrenta al primer test electoral para suceder a Macri

Alberto Fernández, precandidato a la presidencia de Argentina en las listas de Kirchner, tendrá su primera prueba este domingo en las primarias. 

Noticias relacionadas

Cristina Fernández Kirchner y Mauricio Macri tendrán este domingo su primer examen electoral de cara a las presidenciales argentinas del 27 de octubre. Con estas elecciones, que muchos consideran "una gran encuesta nacional" Kirchner podrá comprobar la fuerza de su candidato, Alberto Fernández; y el actual presidente de Argentina tendrá la oportunidad de reafirmar su liderazgo.

Las PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias) tienen el objetivo de dirimir los debates internos de los partidos y seleccionar así a los candidatos para todos los puestos del gobierno, es decir, determinar las listas definitivas de cara a las elecciones generales. Los candidatos serán aptos para competir en las presidenciales si suman más del 1,5 % de los votos.

El motivo por el que se las denomina "encuesta nacional" es que la mayoría de los partidos llevan a las PASO una sola lista electoral, fruto de acuerdos previos entre los candidatos. Eso convierte a estos comicios en un primer sondeo sobre las intenciones de voto de los argentinos. "La sociedad participa y decide en cada uno de los partidos políticos en un mismo día a quién prefiere como candidato a presidente, vicepresidente, diputado, senador...", decía Cristina Kirchner.

Sin embargo, la falta de rivalidad real en las PASO y su alto coste -según datos del Ministerio de Interior del país este año van a gastarse algo más de 99 millones de dólares- hace que muchos políticos crean necesario eliminarlas. "No me gusta que se pierda el tiempo, no me gusta que se gaste plata inútilmente cuando hay tantas cosas que resolver", afirmaba Mauricio Macri en una entrevista en 2017. 

No obstante, las PASO de este domingo son relevantes porque suponen un primer paso para que Cristina Kirchner pueda salir de la oposición en el Senado y volver a primera línea del Gobierno. La expresidenta argentina se presenta esta vez a la vicepresidencia y comparte "fórmula" con Alberto Fernández, que es el precandidato a la presidencia.

Polémica 'fórmula'

Fernández fue clave durante el Gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007) y asumió el cargo de Jefe de Ministros, puesto que mantuvo durante un año más con Cristina Kirchner como presidenta. A pesar de ello, muchos se sorprendieron de la elección de Kirchner para liderar Frente de Todos, ya que Fernández fue muy crítico durante su gobierno e incluso la acusó de "presionar a jueces"

Una de las declaraciones más polémicas de Fernández, y que la prensa argentina no ha dudado en recordar tras el anuncio de su candidatura con la expresidenta, la hizo en 2012 al cumplirse dos años de la muerte de Néstor Kirchner. En ese momento calificó el gobierno del difunto como "positivo" pero aseveró que Cristina "tiró por la borda todo lo que hizo Néstor". 

Estas afirmaciones no han echado atrás a Cristina, que en un comunicado para anunciar su candidatura expuso: "Ese principio siempre remanido y repetido y tantas veces incumplido del peronismo de: 'Primero la Patria, después el movimiento y por último los hombres', bueno… Es hora de hacerlo realidad de una vez por todas".

"Le he pedido a Alberto Fernández que encabece la fórmula que integraremos juntos, él como candidato a Presidente y yo a Vice, para participar en las próximas elecciones PASO. Alberto, a quien conozco hace más de 20 años, y es cierto, con quien tuvimos también diferencias. Tan cierto como que fue Jefe de Gabinete de Néstor durante toda su presidencia… y lo ví, junto a él, decidir, organizar, acordar y buscar siempre la mayor amplitud posible del gobierno".

Precaución con los resultados

Con esta polémica 'fórmula' Kirchner podrá comprobar con las PASO si continúa teniendo tirón entre el electorado y si tiene posibilidades de derrotar a Macri en las presidenciales. La imagen del actual presidente se ha deteriorado debido a la recesión económica, el aumento de la inflación anual, de la pobreza y el desempleo, que actualmente supera el 10 %.

Aunque las PASO son importantes para radiografiar la tendencia futura de voto, algunos medios argentinos recuerdan que en las primarias de 2015, Macri quedó 8 puntos por debajo del candidato oficialista Daniel Scioli (de línea kirchnerismo). Pero más tarde, en la primera vuelta de las generales quedó segundo por solo 3 puntos y finalmente llegó a la presidencia.