Dos montones de porras y de churros.

Dos montones de porras y de churros. iStock

Vivir

6 churrerías donde merendar en familia en Málaga

Porras, tejeringos, cortado, mitad, chocolate... Cualquier opción es buena para disfrutar de una tarde 100% navideña.

22 diciembre, 2021 05:00

Noticias relacionadas

Pocos planes hay tan puramente navideños como salir a merendar al Centro. Sí, es verdad que el año tiene otros 340 y muchos días para ir a algunas de las cafeterías de Málaga a tomar un café con churros, pero el hecho de hacerlo con el frío abrazándote y las luces iluminando el camino forman parte de una escenografía insuperable.

Si eres de los que no falla la cita de las porras con chocolate mientras entonas el estribillo de una canción de Mariah Carey, aquí tienes una lista para tu deleite en estas fechas. 

Café Central

Posiblemente sea la opción más conocida y poco original para empezar una lista. Esta mítica cafetería de Málaga es el centro de gravedad de un casco histórico en el que la propuesta gastronómica resulta tan amplia y variada que en ocasiones eclipsa a los establecimientos de "toda la vida", como este. Así que, entre las posibilidades existentes, quizá no resulte mala idea recurrir a uno de los lugares clásicos por antonomasia para merendar en Málaga.

Prácticamente, ya se ha dicho todo lo que se tenía que decir sobre el Café Central. Su historia, sus rincones, las personalidades que han pasado por él... Datos y relatos que forman parte de un libro que atisba en la proximidad su punto final, ya que en enero del año que viene echará la persiana por última vez. 

Con más de un siglo a sus espaldas, disfrutar de un chocolate con churros con las vistas a la plaza de la Constitución como compañía es una bonita forma de decir adiós al bar que creó la manera de pedir café en Málaga. Que no es poca cosa.

Tejeringos

Calle Cuarteles, Armengual de la Mota, Méndez Núñez, Cristo de la Epidemia, avenida de la Paloma... Da igual qué localización escojas. En todos ellos vas a encontrar colas. Y no es para menos. Estas franquicias especializadas en churros preparan uno de los mejores masas fritas. Además, cuentan con una variada oferta de toppings para acompañar: Kínder, Nutella, chocolate blanco... Sin duda, la mejor opción para los más golosos.

El Tejeringo es la forma más antigua y artesanal de los churros. "No se sabe muy bien a ciencia cierta de dónde proceden los churros pero, algunos estudios apuntan que nacieron en la cultura árabe, muy dados a las masas y hojaldres fritos y cuya influencia dejó marcada en gran medida a Andalucía", subrayan desde la compañía.

"De ahí salen los Tejeringos, un término que se le atribuye a la forma del molde, que se asemeja a una jeringa y que antiguamente se hacían de latón, con la cual se dibujan en la sartén para freírlos", explican.

Casa Aranda

"Café, chocolate y churros desde 1932". Seguramente no haya mejor eslogan publicitario para definir y explicar uno de los fenómenos locales gastronómicos más exitosos la ciudad, sirviendo unas de las mejores porras de Málaga.

Ubicado en calle Herrería del rey, puede parecer difícil coger mesa en fechas señaladas (especialmente en Navidad o Semana Santa), pero que no te engañen las largas colas. La gran capacidad de sus cuatros locales favorece la rotación, ahorrándote tener que esperar durante demasiado tiempo.

Aunque si eres de los que no puede aguantar los cinco minutos de la antesala, no te preocupes: siempre puedes optar por el take away. Especialmente rápido en el establecimiento de calle Atarazanas, con una ventanilla abierta al público donde puedes recoger los churros y el chocolate.

Café Madrid

Encontrar un taburete libre en la barra de la cafetería. Acceder al salón de la parte superior y ver a la gente pasear por la plaza del Siglo. Sentir el calor de un local en el que hay quince grados más que en el exterior. Colgar el abrigo de la silla y pedir el mejor chocolate caliente de Málaga. Rituales navideños que provocan que los que han disfrutado del Café Madrid en su niñez se retrotraigan a aquellos años de la infancia.

Abierto desde finales del siglo XIX, el placer que supone pedir una ración de churros con café (o chocolate) en este emblemático establecimiento está al alcance de muy pocas cosas. Puro Mediterráneo moral.

Churrería La Malagueña

Con clara inspiración en las cafeterías de los años 60 y 70, este establecimiento de Málaga ha ido escalando en la lista de las churrerías imprescindibles de la ciudad hasta situarse en lo más top del ranking. 

"Conseguimos mantener el sabor del verdadero churro tejeringo. Elaboramos diariamente nuestros churros con la mejor materia prima 100% artesanal. Preparamos la masa, rellenamos la jeringa, dibujamos los churros sobre el aceite uno a uno, los freímos con aceite de calidad y la temperatura perfecta para conseguir el mejor resultado, y directos a la mesa", explican. ¿El secreto? La pasión con la que lo preparan.

Además, el servicio destaca por su rapidez, amabilidad y por ofrecer una carta de gran calidad a precios populares. Situada en calle Sebastián Souvirón, es una opción idónea para aquellos amantes del desayuno en la calle en las mañanas de sábado.

Bar el Caracol

"Un lugar de toda vida". Quizá sea una de las expresiones que más se repite al entrar y buscar las valoraciones a esta tradicional cafetería. Situado en calle Cristo de la Epidemia, se trata de una de las mejores opciones para todo aquel que quiera ir a merendar cualquier día de la semana y huir de las aglomeraciones del Centro.

Con la clásica barra metálica, los churros de este bar son un must que debes incluir en tu selección, aunque tampoco están nada mal los pitufos o molletes combinados con las opciones en carta: chicharrones, sobrasadas, mermeladas...