Roger Torrent, en el Parlament de Cataluña.

Roger Torrent, en el Parlament de Cataluña. Efe

Tribunales

Así plantó la cúpula judicial a Torrent y así le afeó Catalá sus ofensas a jueces y fiscales

La fiscal jefe de Barcelona se levantó de un acto oficial seguida del fiscal superior y del presidente del TSJC ante los ataques del presidente del Parlament al Poder Judicial.

La cúpula judicial catalana ha abandonado este viernes el acto oficial de celebración de la festividad de San Raimundo de Peñafort, patrón de los juristas, en el Colegio de Abogados de Barcelona ante el discurso, plagado de ofensas y reproches al Poder Judicial, realizado por el presidente del Parlament, Roger Torrent.

La cúpula judicial de Cataluña planta a Roger Torrent

Exhibiendo en la chaqueta el lazo amarillo que simboliza la protesta por el encarcelamiento de cuatro encausados en el proceso que tramita el Tribunal Supremo por presuntos delitos de rebelión o sedición, Torrent se ha dirigido a los asistentes y ha empezado saludando a las autoridades presentes, pero sin citar a las del Poder Judicial.

Durante su discurso, el presidente del Parlament ha censurado la "regresión de derechos y libertades fundamentales especialmente en Cataluña" y afirmando que "se están vulnerando los derechos políticos de los diputados presos y, con ellos, los de los cientos de miles de votantes que los han elegido como representantes".

"La voluntad de la ciudadanía expresada en las urnas no se puede materializar porque los tribunales, a instancias del Poder Ejecutivo, lo impiden", ha dicho Torrent, que ha añadido que "en este mismo sentido, hay que denunciar la existencia de presos políticos acusados de rebelión y sedición por delitos inexistentes".

En ese momento, la nueva fiscal jefe de Barcelona, Concepción Talón se ha levantado de su asiento en la primera fila del auditorio y se ha marchado. La misma actitud han adoptado el nuevo fiscal superior de Cataluña, Francisco Bañeres, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Jesús Barrientos, ambos situados en estrados.

La salida de las autoridades judiciales y fiscales ha sido aplaudida por algunos asistentes y varios abogados presentes les han acompañado, marchándose también.

El discurso de Torrent ha quedado interrumpido mientras autoridades y letrados salían. Mientras, la decana del Colegio de Abogados de Barcelona, María Eugenia Gay, visiblemente molesta, se ha dirigido al presidente del Parlament: "Por favor, presidente, no era la idea, no era la idea, presidente".

"La ha hecho buena, eh? Muchas gracias", seguía diciendo Gay a Torrent mientras veía salir a Barrientos. "No podía hacer esto", se quejaba la decana. Torrent le contestaba "si me permites terminar, si me permites terminar".

La decana le pidió entonces que acabara "sin intervenciones políticas" y Torrent, después de descartar varias hojas del discurso que estaba leyendo, continuó su intervención hablando de “la vulneración de los derechos de libertad de expresión, manifestación, reunión, intimidad y defensa, con especial intensidad en Cataluña".

Barrientos y Bañeres han regresado al acto tras las palabras de Torrent, no así Talón.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, que también asistía a la celebración y al que ha apuntado Torrent lamentando que “algunos ministros” hayan “avanzado” decisiones de los jueces, no ha abandonado la sala "por respeto" al Colegio de Abogados. Pero a la salida, en declaraciones a los periodistas, ha afirmado que el presidente del Parlament se ha "equivocado profundamente" porque "no tocaba" hacer política.

Catalá ha lamentado la incomodidad y tensión provocadas por Torrent al hacer "afirmaciones falsas" ante jueces, fiscales y abogados. El ministro ha señalado que, al acabar el acto, le ha expresado directamente al propio Torrent que consideraba que se había confundido porque no estaban en un acto político, sino profesional, informa Europa Press.