El Rey Felipe VI y el presidente Pedro Sánchez, minutos antes de iniciar la Conferencia de Presidentes autonómicos en la isla de La Palma.

El Rey Felipe VI y el presidente Pedro Sánchez, minutos antes de iniciar la Conferencia de Presidentes autonómicos en la isla de La Palma.

Política crisis en ucrania

Sánchez pide "unidad" porque la guerra de Ucrania "va a ser larga y puede cronificarse"

Pide "dejar a un lado la lucha partidista" para combatir el "chantaje energético de Putin" y acelerar la ejecución de los fondos europeos.

13 marzo, 2022 12:30

Noticias relacionadas

Pedro Sánchez ha pedido este domingo el apoyo de todos los presidentes autonómicos, dejando a un lado las "luchas partiditas", para afrontar las consecuencias económicas de la invasión de Ucrania, con el fin de minimizar su impacto sobre las familias y la actividad de las empresas. 

Durante la Conferencia de Presidentes que se celebra este domingo en la isla de La Palma, Sánchez ha pedido a los responsables autonómicos la máxima "unidad" porque la guerra de Ucrania "va a ser larga" y hay riesgo de que pueda cronificarse, dada la fuerte residencia que el pueblo ucraniano ofrece a los planes de Vladímir Putin.

También ha reclamado a los presidentes autonómicos la máxima colaboración con el fin de identificar los activos -como viviendas de lujo- que oligarcas rusos poseen en España, con el fin de aplicar las sanciones establecidas por la Unión Europea.

El presidente del Gobierno ha planteado que China ha de jugar un papel clave de "intermediación y diálogo" para encontrar una "solución diplomática" al conflicto.

Crímenes de guerra

Y ha anunciado que los socios de la UE ya están desarrollando una intensa labor de recogida de datos -con la ayuda del Gobierno de Ucrania- para procesar a Vladímir Putin y su cúpula militar ante la Corte Penal Internacional por "crímenes de guerra y de lesa humanidad".

Las consecuencias del conflicto bélico sobre la economía española y europea han centrado buena parte del debate durante la Conferencia de Presidentes.

Al respecto, Pedro Sánchez ha pedido a los presidentes autonómicos apoyo para plantear las principales propuestas que defenderá en el Consejo Europeo del 24 y 25 de marzo. Entre otras cuestiones, quiere aplazar de nuevo la aplicación de las reglas de disciplina fiscal (recuperar ahora los objetivos de cumplimiento de déficit, obligaría a España a aplicar drásticos recortes de gasto público).

Buena parte de los presidentes autonómicos del PP han reclamado, durante la cumbre de La Palma, rebajar de forma inmediata el IVA y otros tributos que graban el precio del gas, los carburantes y la factura eléctrica. Así lo han hecho el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y el de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo (que acude a esta cumbre tras presentar su candidatura para convertirse en presidente nacional del PP).

El "chantaje energético"

Al respecto, Pedro Sánchez ha anunciado el Gobierno convocará varias reuniones sectoriales para analizar rebajas fiscales dirigidas a los sectores productivos más afectados por el impacto de la guerra.

También ha recordado que el Gobierno ya ha rebajado los principales impuestos que se aplican a la factura de la luz, en una medida temporal que tendrá un coste de entre 10.000 y 12.000 millones de euros si se prolonga hasta finales de año.

Sánchez ha pedido el apoyo de los presidentes autonómicos para reclamar, en el Consejo Europeo del 24 y 25 de marzo, "desacoplar el precio del gas" de la factura eléctrica. El presidente del Gobierno confía en que esta fórmula permitirá evitar el "contagio del precio desbocado del gas" sobre la factura final que pagan los consumidores.

Todo ello con el objetivo de evitar que los ciudadanos y las industrias españolas se conviertan en "rehenes del chantaje energético" que el presidente ruso, Vladímir Putin, plantea a toda Europa.

Los fondos europeos

En el mismo sentido, Pedro Sánchez ha pedido a los presidentes autonómicos "dejar a un lado la lucha partidista" para acelerar la ejecución de los fondos europeos que, ha señalado, van a jugar un papel fundamental para "consolidar la recuperación económica" y dar certeza a los ciudadanos.

Las inversiones previstas en rehabilitación, eficiencia energética e implantación de fuentes alternativas permitirán a España ganar autonomía y evitar la dependencia del gas de Rusia (supone el 40% del que consume Europa), un país que está "poniendo en solfa la seguridad y las fronteras de la Unión Europea".

Para ello, el Gobierno tiene previsto aprobar en las próximas semanas una reducción y agilización de los procedimientos previstos para la ejecución de proyectos de eficiencia energética y desarrollo de energías renovables, financiados con los fondos europeos.

La invasión de Ucrania y las sanciones a Rusia ya se han traducido en un incremento del precio de los alimentos en España (dado que Ucrania es uno de los principales productores de cereales y otros productos básicos que adquiere la Unión Europea).

La mayor "crisis humanitaria"

Al respecto, Sánchez ha anunciado que Europa debe reforzar la Política Agraria Común (PAC), buscar mercados alternativos para la importación de estos productos y garantizar precios asequibles para los fertilizantes.

Otra de las cuestiones urgentes que debía abordar la Conferencia de Presidentes de La Palma es la acogida de los refugiados que huyen de Ucrania (3 millones en las últimas semanas) en la que se va a convertir, ha anunciado Sánchez, en la "mayor crisis humanitaria" de Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

El presidente del Gobierno ha anunciado la puesta en funcionamiento de tres grandes centros de acogida de refugiados en Madrid, Barcelona y Alicante (a los que se podría añadir un cuarto en Málaga). 

La Administración central cuenta con 5.400 plazas de acogida disponibles, a las que se suman otras 12.800 gestionadas por las comunidades autónomas. Pedro Sánchez ha garantizado a los presidentes regionales fondos suficientes para acoger a los refugiados, pero también les ha pedido "corresponsabilidad" para redistribuir a los 2.800 menores no acompañados que actualmente residen en las islas Canarias.

Aragonés rompe la "unidad"

También ha anunciado que la Agencia Española de Cooperación (AECID) tiene previsto realizar un primer envío de ayuda humanitaria a Ucrania por valor de 23 millones de euros. Por último, ha adelantado que el Gobierno pretende aprobar una nueva Ley de Ciberseguridad para proteger a las instituciones españolas de los ataques informáticos que, también en este caso, se están multiplicando desde Rusia.

Minutos antes de comenzar la Conferencia de Presidentes que se celebra en la isla de La Palma, Pedro Sánchez ha realizado una declaración institucional en la que ha pedido, para afrontar las consecuencias económicas de la guerra, una "unidad" similar a la demostrada por todas las instituciones con los afectados por la erupción del volcán de la isla de La Palma.

Pretende así sacar del debate político las críticas a la actual situación económica (con una inflación del 7,6% y los precios desbocados del gas, la electricidad y los carburantes), que centraron la ofensiva del PP en la última sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.

El primero en romper esta "unidad" ha sido el presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés (ERC): el sábado fue el único presidente autonómico que se negó a acudir al acto de homenaje al pueblo de La Palma por la erupción del volcán y este domingo también ha evitado aparecer en la foto de los presidentes autonómicos junto al Rey Felipe VI.

Guerra Rusia -Ucrania