Puigdemont, durante la presentación de su libro en Bruselas

Puigdemont, durante la presentación de su libro en Bruselas François Lenoir/Reuters

Política

El Partido Liberal Europeo expulsa al PDeCAT por su deriva independentista

Bruselas

Noticias relacionadas

El partido ALDE (Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa) ha aprobado este sábado, durante un consejo extraordinario celebrado en Bruselas, la expulsión del PDeCAT de Carles Puigdemont por sus casos de corrupción, pero también por su deriva independentista, que se considera incompartible con los valores liberales. ALDE confirma así la recomendación que aprobó por unanimidad el 26 de septiembre su ejecutiva, de la que es vicepresidente el responsable económico de Ciudadanos, Luis Garicano, que se apunta así una importante victoria política.

"Con una mayoría de dos tercios de los votos emitidos, el consejo ha tomado la decisión de expulsar al PDeCAT del partido ALDE, con efecto inmediato", ha informado ALDE en un comunicado. El partido asegura que no quiere tomar posición en los "asuntos políticos internos españoles" y reclama "diálogo" para una "solución sostenible". ALDE "mantiene sus puertas abiertas a cualquier nuevo movimiento político liberal y demócrata de Cataluña que quiera unirse en el futuro".

En concreto, la expulsión del PDeCAT se ha aprobado por 84 votos a favor, 3 en contra (los dos del propio PDeCAT y uno de las juventudes liberales europeas) y 5 abstenciones (de miembros de las delegaciones sueca y alemana). La decisión no afecta al grupo de ALDE en la Eurocámara, a la que todavía pertenece el exconvergente Ramon Tremosa. Para echarle debería votarse en el grupo, algo que se descarta porque la legislatura está a punto de acabar.

"ALDE ha dado una señal clara de que partidos como el PDeCAT, con esa cultura de corrupción y esa forma de trabajar, no tienen cabida dentro de la familia liberal europea, ni dentro de ninguno de los otros principales partidos europeos", ha dicho Garicano al término de la reunión.

El dirigente de la formación naranja ha explicado que el principal argumento para echar al PDeCAT ha sido "la cultura sistemática de corrupción", pero también "la falta de credibilidad y fiabilidad del partido, que le hace un socio inaceptable para los liberales europeos". Aunque la deriva independentista no se ha mencionado expresamente en el encuentro, es el motivo central que ha esgrimido desde el principio Ciudadanos, principal impulsor de la expulsión.

El PDeCAT de Puigdemont, aislado en Europa

A la reunión extraordinaria en Bruselas, convocada ex profeso para votar la salida de la antigua Convergència, han asistido representantes de una veintena de partidos liberales de toda la UE. El PDeCAT ha enviado al encuentro a una representación de bajo nivel encabezada por Pau Castellví, miembro de las juventudes de los liberales europeos. Su argumento de defensa ha sido que se trata de una formación nueva y distinta de Convergència, con muchos controles para prevenir la corrupción.

Una vez consumado el desahucio, el PDeCAT ha culpado al partido de Rivera y ha acusado a ALDE de "haberse traicionado y vendido". "Denunciamos esta decisión, resultado de una campaña de acoso por parte de Ciudadanos, iniciada desde que llegó al partido ALDE y motivada por el compromiso del PDeCAT con el derecho a la autodeterminación de Cataluña, su independencia, los derechos humanos, la libertad de expresión y los valores cívicos", ha dicho el partido de Puigdemont en un comunicado.

La expulsión de ALDE supone un duro golpe para la cotización y la visibilidad del PDeCAT en la UE. La antigua Convergència formaba parte de los liberales europeos desde la entrada de España en la UE en 1986. Una adscripción que le ha concedido tradicionalmente una influencia en los debates europeos superior a su peso político real en la política española. Sobre todo porque no tuvo competencia en ALDE hasta la entrada de Ciudadanos en 2014, que intentó bloquear sin éxito.

Sin embargo, el PDeCAT se ha quedado sin interlocutores en la UE desde el inicio del proceso independentista. De ser considerado un partido europeísta de fiar, cuyos líderes tenían línea directa al máximo nivel en Bruselas, se ha convertido progresivamente en  una fuerza apestada en Europa. Los dirigentes comunitarios cerraron las puertas  a Artur Mas desde 2012 y nunca aceptaron recibir a Puigdemont, ahora fugado en Bélgica. Su sucesor, Quim Torra, ni se atreve a pedir entrevistas con el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, o el de la Eurocámara, Antonio Tajani.

Desde que vive en Bruselas, Puigdemont ha contado la cobertura política y logística de los nacionalistas flamencos de la NV-A, adscritos a los Conservadores y Reformistas Europeos, el grupo fundado por los tories británicos cuando fundaron el PP Europeo. Y sólo ha logrado la comprensión de fuerzas excéntricas, en su mayoría nacionalistas o populistas, y muy alejadas de las principales familias políticas europeas. En su comunicado, el PDeCAT no aclara qué adscripción buscará tras las elecciones de mayo.

Una victoria política de Ciudadanos

La expulsión del PDeCAT supone una victoria para Ciudadanos. La formación de Albert Rivera siempre se ha sentido incómoda compartiendo familia política en Europa con Puigdemont en Europa y maniobra desde hace meses para forzar su salida por su "nacionalismo excluyente".

ALDE ha apostado decididamente por el partido naranja frente a la antigua Convergencia. Garicano ocupa una de las vicepresidencias del partido, mientras que l a excoordinadora del PDeCAT, Marta Pascal, tuvo que renunciar a un cargo similar en 2017. Y los liberales europeos confían en Ciudadanos para ganar peso en las elecciones  a la Eurocámara de mayo de 2019. Rivera está además haciendo de puente entre ALDE y La Republique en Marche! de Emmanuel Macron.

"Convergència era un socio fundador de ALDE y, en ese sentido, el que haya sido expulsada con unanimidad prácticamente es muy significativo. Muestra que en este momento Ciudadanos es un socio creíble, representante único en España de la familia liberal europea. Para nosotros es una satisfacción que Cs es un partido creíble y fiable para los liberales europeos", ha afirmado Garicano.

Ciudadanos será precisamente el anfitrión del congreso que los liberales europeos celebran en Madrid del 8 al 10 de noviembre, que supondrá el pistoletazo de salida para las europeas de 2019.