El alcalde de Arroyomolinos, Ruipérez, con Albert Rivera.

El alcalde de Arroyomolinos, Ruipérez, con Albert Rivera.

Política

Ruipérez, el ex del PP que fichó Ciudadanos y ahora le saca los colores a Rivera

Noticias relacionadas

Desde que un cuatripartito de izquierdas tumbó el Gobierno de Ciudadanos en Valdemoro -junio de 2017-, Albert Rivera ha enarbolado como bandera de gestión los indicadores logrados en Mijas y Arroyomolinos. Con 80.000 y 30.000 habitantes, son los dos feudos naranjas más grandes del país. La formación de centro ha procurado otorgarles carácter de "laboratorio": una suerte de "esto es lo que haremos si ganamos".

Este lunes, el secretario general del partido, José Manuel Villegas, desayunaba en el hotel Palace junto a su presidente y decenas de periodistas. Sobre la mesa, una noticia: tres miembros de Ciudadanos detenidos por un presunto amaño de contratos públicos. Todos ellos referidos al cobro de comisiones a cambio de obras referidas al tráfico. Un parlamentario de la diputación de León, un asesor de confianza en esta misma Administración y... Carlos Ruipérez, alcalde de Arroyomolinos, su municipio estrella en Madrid. Inmediatamente suspendido de militancia, el regidor abría una herida especialmente dolorosa en la Ejecutiva. Villegas despejó: "No nos temblará el pulso (...) caiga quien caiga". Y agradeció la labor de la Policía Nacional.

El arresto de Carlos Ruipérez Alonso (Salamanca, 1959) permitía al resto del arco político -PP y PSOE también están implicados en la trama- golpear a Ciudadanos en el vientre de su política: la "tolerancia cero" contra el uso espurio de los recursos públicos, la exigencia de "códigos éticos" a sus adversarios... Ruipérez, histórico militante de la organización conservadora de Arroyomolinos, dispone de alrededor de diez días para presentar alegaciones ante Cs. En cualquier caso, si es imputado, quedará sellada su expulsión.

Colocar semáforos a cambio de comisiones

Del PP a Cs pasando por UPyD

Este Técnico Superior de Prevención de Riesgos Laborales (PRL) encarna un camino muy transitado en el inicio naranja: del PP a Ciudadanos pasando por UPyD. Los conservadores lo nombraron jefe de protección civil, un cargo de confianza que se le brindó "por sus conocimientos en este ámbito". Según las fuentes populares consultadas por este diario, "trató de que el alcalde le otorgara el rango de funcionario": "Le dijimos que no era posible. Cuando logró ser cabeza de cartel de Ciudadanos sabíamos que pactaría como fuera con el resto de partidos. Una cuestión de rencor". No obstante, y tras revisar los contratos que han producido la detención, el PP indica que "a primera vista" no ha "advertido nada raro".

Llegaron las elecciones de 2015. Ruipérez se aferró a la cabeza de cartel, vistió el traje naranja y se adornó con todo tipo de complementos. Se arrimó todo lo que pudo a los altos cargos regionales de la formación y dedicó su cuenta de Twitter a alabar a los Rivera, Villacís, Aguado... Se fotografió con ellos en todos los actos que pudo.

Las urnas arrojaron el siguiente resultado: PP (7), Cs (5), Podemos (3), Independientes (3) y PSOE (3). Rivera ordenó a los suyos no tratar de gobernar, salvo en caso de ser la lista más votada. Ruipérez conspiró a la sombra, su jugada acabó en gol y el partido le abrió un expediente informativo. Fran Hervías, secretario de Organización, anunció que no sería expulsado poco antes de que el ex del PP anunciara su acuerdo con destino a la alcaldía. En la sesión de investidura, un edil naranja se abstuvo -se plegó a lo dicho por la dirección nacional- y Ruipérez fue salvado in extremis por Podemos.

Una postada: ya entonces esta localidad madrileña fue carne viral gracias al vídeo de los independientes, que pidieron su voto a ritmo de rap y ahora engrosan el Ejecutivo arroyomolinense de Ciudadanos.

El partido de independientes que hizo posible el Gobierno de Ciudadanos

Así llegó, por fin, el matrimonio bien avenido con la política que Ruipérez buscaba desde hace años. Arroyomolinos era, además, un municipio jugoso. Luce entre los más jóvenes de España. Conocido por el centro comercial Xanadú y su pista de esquí cuatro estaciones, la edad media está en los 31 años. El 20% de la población se coloca en la franja de 0 a 9. El padrón crece a marchas forzadas. En 2009, Arroyomolinos alojaba apenas 14.000 personas. Ahora ya supera las 30.000.

Ruipérez estrenó despacho con un decreto: se bajó el sueldo y renunció al coche oficial. En su declaración de bienes no constan incompatibilidades. La nómina anual refleja 55.812,80 euros. Posee un chalé al 50% de propiedad y tres vehículos: un Citröen C5 (2002), un Peugeot 607 (2013) y una moto Suzuki 75 (2008).

Bajó el IBI hasta un 15%, colocó por primera vez la bandera LGTB en el balcón del Consistorio y comenzó a emitir los plenos por Youtube. Su Gobierno de coalición -incluye a independientes y socialistas- logró buenas cifras y recibió el abrazo de la Ejecutiva, consciente de que Arroyomolinos es su segundo bastión más importante.

Carlos Ruipérez prometió un "Ayuntamiento de cristal", un homenaje a la transparencia: "Gestionaremos el dinero de los ciudadanos con un extremo cuidado (...) No habrá política de amiguetes".

A finales del mes pasado, el alcalde de Arroyomolinos concedió una entrevista a Canal 33. Se "vanaglorió" de la implantación de una "central de compras para impedir que el político meta la mano en la caja". La investigación en curso le dará o quitará la razón.