El encuentro de Espiritualidad Progresista en Madrid.

El encuentro de Espiritualidad Progresista en Madrid. J.S.

Política Religión y política

Monedero en el círculo Espiritual: así es el dios marxista al que reza Podemos

EL ESPAÑOL asiste a una reunión de Espiritualidad Progresista, el círculo más místico y desconocido del partido morado.

Noticias relacionadas

Es viernes de Dolores y en la Morada de Podemos en Madrid se habla de religión. El coloquio lo organiza Espiritualidad Progresista, el círculo más místico y desconocido del partido morado. Uno de sus fundadores es José Antonio Vázquez. Su nombre, ahora olvidado, ocupó las portadas de todos los diarios de España hace tres años. Vázquez era monje de clausura en el monasterio cisterciense de Santa María de Huerta, en Soria. Dejó los hábitos para dedicarse a la política en 2014.

Más de 50 personas asisten a una conferencia titulada Espiritualidad y Política. La media de edad del público es elevada. Vázquez ha reunido una mesa atractiva. Están invitados Juan Carlos Monedero, el concejal de Economía del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, y las teólogas Pepa Torres y Emma Martínez. La reunión empieza con un breve silencio por las víctimas de Siria.

Después, hay otro minuto de silencio introspectivo, separado por dos golpes virtuales de campana reproducidos desde algún ordenador. No hay imágenes de santos en las paredes de la Morada. Pero por un instante, el acto de recogimiento de la gente, muchos con los ojos cerrados, es tan profundo y el silencio tan intenso, que el lugar parece una Iglesia. Nada que ver con la misa de La 2.

Podemos: Espiritualidad y Política

Ni Dios, ni Alá, ni Yahvé

Monedero llega media hora tarde. Cuando coge el micrófono para disculparse, le echa la culpa al diablo, que le ha desviado del camino. El público ríe. Vázquez lanza las dos primeras preguntas a la mesa. ¿Qué es para vosotros la espiritualidad? ¿Qué experiencias espirituales habéis vivido? Nadie menciona la palabra Dios, pero su presencia está ahí permanentemente. Es un dios marxista que no se llama Dios ni Alá ni Yahvé. No tiene nombre. Vive en el interior de las personas, pone a “los últimos de la tierra” por encima de todas las cosas y reniega de la jerarquía eclesial y conservadora. Junto a él, sentado a la derecha, está el Jesús de Nazaret revolucionario de la teología de la liberación.

Monedero empieza su intervención recordando una anécdota sobre la verdadera historia de Abraham que le contó un cura colombiano guerrillero del M19 (Movimiento 19 de abril). Dice que Isaac tuvo que hacer de ventrílocuo (imitando la voz de Dios) para evitar que su padre le sacrificara. Hay partes de su discurso que se confunden por momentos con el de la Iglesia católica. La historia está plagada de ejemplos de cómo esas dos orillas teóricamente antagónicas han terminado convergiendo. Las palabras de Monedero sobre la gestación subrogada bien podría haberlas firmado la Conferencia Episcopal.

“Religión se ha convertido en Iglesia, política en partidos, democracia es simplemente votar y la espiritualidad es una especie de magia esotérica”, dice. “La espiritualidad es la búsqueda de un sentido que lo tiene muy difícil, porque el modelo neoliberal nos ofrece algo que es magia. El modelo neoliberal nos ofrece convertir cualquiera de nuestros sueños en un derecho, siempre que estemos dispuestos a que ese derecho sea conseguido a través de la mercantilización de algo. ¿Que quieres ser padre y no puedes? Da igual. Tienes derecho a ser padre, siempre y cuando alquiles un vientre y lo conviertas en un útero cosificado”.

Cartel de la conferencia.

Cartel de la conferencia.

El debate sigue. Cada ponente explica su propia visión de la espiritualidad. Sánchez Mato, un cristiano confeso, relata su pasado en una parroquia del barrio de Aluche, en Madrid. La labor social que realizaban en los años de la maldita heroína. Las noches interminables de mono. Recuerda a los que cayeron y a los que saltaron a tiempo del caballo. Emma Martínez viaja a sus años en El Salvador. La comunión de los vivos y los muertos en la UCA (Universidad Centro Americana) recordando a los jesuitas asesinados en 1989 en una procesión de farolillos.

Monedero dice que, en su condición de no creyente, la “espiritualidad es darle sentido a la vida”. Y reconoce haber luchado codo con codo con esos cristianos “de base” que sacrifican todo por un mundo mejor. El cofundador de Podemos cita a Hegel: "Amar es dejar de ser para ser más". Es una filosofía vital que, dice, le acompaña siempre. Tampoco le faltan experiencias trascendentes, incluso ascéticas.

“Tuve la fortuna de participar en una ceremonia con chamanes mexicanos. Tuve una noche larga. Y ahí, cuando llegó el primer rayo de sol, después del ayuno, me di cuenta de que esto es lo que hacíamos y nos lo habían robado. Aquí hemos cantado, hemos comido juntos, hemos celebrado, hemos dado gracias y esto me lo habían robado en mi país”, relata.

Cope y Esperanza Aguirre

Espiritualidad y política. Según Emma Martínez es un “matrimonio indisoluble”. Es la búsqueda del bien común, de la “comunión” en palabras de Monedero. Es la tarea que se ha propuesto Podemos: no olvidar a los olvidados.

“Los jóvenes que se dicen cristianos son profundamente conservadores y a menudo están llenos de ira. Les falta compasión, como ocurre con la Cope o 13TV”, explica Monedero. “Es muy chocante que medios de comunicación que están vinculados a la Iglesia, cuando menos a su jerarquía, se comporten con esa falta de valores”.

Sale el nombre de Esperanza Aguirre. Varias veces. Sánchez Mato la conoce bien del Ayuntamiento. Tienen un amigo en común. Es el sacerdote jesuita que casó al concejal de Ahora Madrid. Alguna vez han hablado de religión, pero tienen visiones opuestas. Una persona del público pregunta por el odio que le suscita ver a Aguirre y otros “neoliberales” en televisión. ¿Qué se puede hacer para aplacar esa ira? Es una pregunta para un confesor.

Pepa Torres reconoce que a veces lo pasa muy mal y que le cuesta calmar ese “tigre neoliberal” que todos llevamos dentro. Es necesario respetar la pluralidad, saber comprender y perdonar. Monedero reniega del uso de la violencia, porque no conduce a nada. Pero dice que Podemos está para “confrontar” a los poderosos en el Congreso y echarlos de las instituciones.

Es un mandato, casi divino, para "subvertir el orden establecido". “Hay que expulsar a los fariseos del templo”, dice Monedero. Hace tiempo que Podemos ha encontrado ya un sentido espiritual a su existencia.

La reunión del círculo Espiritualidad Progresista.

La reunión del círculo Espiritualidad Progresista. J.S.