Irene Montero e Iñigo Errejón.

Irene Montero e Iñigo Errejón. Efe

Política Consejo ciudadano

Errejón pactó con Iglesias su candidatura a la Comunidad tras ser derrotado en Vistalegre

El ya exnúmero 2 del partido abandona la portavocía en el Congreso y afrontará la carrera electoral para desbancar a Cifuentes.

Íñigo Errejón afronta un nuevo rol en Podemos: será el candidato de su partido a presidir la Comunidad de Madrid en las próximas elecciones. El giro se ha confirmado nada más comenzar el Consejo Ciudadano de la formación morada, donde se redistribuyen los papeles tras la celebración de Vistalegre 2.

Errejón desea "suerte" a Irene Montero como nueva portavoz de Unidos Podemos

El nuevo papel de Íñigo Errejón, que pondrá "toda la carne en el asador" de cara a las elecciones autonómicas de 2019, es fruto de un pacto con Pablo Iglesias, que compensa así la pérdida de poder a nivel estatal de su ya exnúmero 2.

"Es una conversación que llevamos manteniendo desde 2014", ha dicho Iglesias preguntado al respecto. Sin confirmar explícitamente la nueva posición de Errejón en el terreno de juego morado, ha lanzado: "Ojalá se presente. Es un candidato ganador allá donde vaya. El próximo presidente de la Comunidad de Madrid será de Podemos".

La filtración de la noticia ponía a Errejón en un brete, el de ser percibido como el candidato del 'establishment', colocado a dedo gracias a un intercambio de cromos. De ahí que Errejón no haya confirmado a los periodistas su lanzamiento a la presidencia regional. Aunque tampoco la ha desmentido. "Deben decidirlo los inscritos. El momento de las primarias no ha llegado".

La derrota de Espinar

Aunque las palabras de Ramón Espinar, secretario general en la Comunidad de Madrid, han dejado entrever que la candidatura de Errejón es irreversible y que él tendrá que apartarse para respetar lo acordado: "Las conversaciones son ciertas. Si tiene la ambición y se presenta, debe tener el apoyo de la Organización detrás". ¿Pero ya ha manifestado esa ambición? "Sí".

Tras una campaña difícil, en la que se acusó a Espinar de especular con la compra-venta de un piso, el hombre fuerte de Iglesias en Madrid ganó la partida a Maestre y todo apuntaba a que se tornara candidato a la presidencia del Gobierno regional en 2019. Pero el pacto entre Iglesias y Errejón le relega a un segundo plano. "La responsabilidad y el coraje son muy importantes en política a la hora de dar un paso adelante, pero también para darlo a un lado", ha explicado.

Cuando llegue el momento, Errejón se presentará a las primarias y el aparato del partido, encabezado por Iglesias, le apoyará. Es el saldo del último Vistalegre.

Tensión por la candidatura de Errejón

La filtración del lanzamiento de Errejón como candidato ha agrietado la unidad deseada por Podemos para su Consejo Ciudadano. Los anticapitalistas han hablado de un "proyecto para Madrid", y no de un candidato. "Lo tendrán que decidir los inscritos", ha reiterado Miguel Urbán, líder de esta corriente.

Enfrascado en su nuevo rol, Íñigo Errejón combinará la 'oposición interna' con el trabajo de bases camino del Ejecutivo regional. "Seguiré defendiendo un Podemos más ancho y ganador", decía a la entrada del Círculo de Bellas Artes, justo antes de que se conociera su encargo.

"Hay que aceptar las consecuencias"

El exnúmero 2 de Podemos se mostraba tranquilo antes de comenzar el debate y aseguraba que "remará en la misma dirección" que el resto, que "arrimará el hombro" y que conviene ser "leal" tanto en la victoria como en la derrota.

Preguntado por la purga del 'errejonismo' que culminará con las conclusiones de este Consejo Ciudadano, explicaba: "Cuando se abre un proceso político, se participa sabiendo que hay que aceptar las consecuencias".