Ana Barceló, consellera de Sanidad de la Comunidad Valenciana. EE

Ana Barceló, consellera de Sanidad de la Comunidad Valenciana. EE

Comunidad Valenciana CORONAVIRUS

Sanidad recopila informes sobre la vieja Fe y promete revisar a fondo el hospital: "llegaremos hasta el final"

"¿Utilizan métodos de contención física con pacientes leves de Covid?", pregunta al Gobierno valenciano el diputado de Ciudadanos Fernando Llopis.

12 febrero, 2021 01:16
Valencia

Noticias relacionadas

La oposición llevó este jueves al parlamento valenciano las denuncias sobre graves deficiencias en el centro Ernest Lluch de la vieja Fe realizadas por sanitarios, familiares y pacientes. Se trata de un espacio habilitado en Valencia para acoger a pacientes leves de Covid cuyas condiciones están siendo investigadas por el Juzgado de Instrucción número 21 tras las informaciones reveladas por EL ESPAÑOL.

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, no entró a valorar el tipo de pacientes que alberga la instalación, pero precisó hasta cinco informes que habrían avalado el uso del inmueble. Además, aseguró que colaborará con la Justicia, que "ya ha solicitado toda la documentación sobre el centro", y prometió que corregirá los posibles errores que encuentre.

"Si ha habido alguna cuestión o alguna situación que no entre dentro de los cánones de lo que debería haberse practicado, no se preocupe usted que llegaremos hasta el final", afirmó la responsable del departamento.

Las primeras alusiones al centro las hizo el PP durante la sesión de control al Gobierno. Su portavoz, Isabel Bonig, lamentó que el presidente valenciano, Ximo Puig, "al principio dijo que era un bulo que los allí ingresados estuvieran en malas condiciones". "Luego callaron, y hoy la justicia investiga", agregó. En la misma línea, la diputada María José Catalá le preguntó "si fue un bulo su anuncio de 2016, cuando anunció una gran inversión en la vieja Fe".

Barceló, no obstante, respondió al diputado de Ciudadanos Fernando Llopis, que preguntó expresamente al Ejecutivo sobre la situación en el lugar y se mostró sorprendido por los 27 fallecimientos registrados en un centro que se anunció para leves.

30 muertos en dos meses

"¿30 muertos en dos meses? O los casos no eran tan leves o las deficiencias de ese hospital han revertido diagnósticos leves a valencianos que han perdido la vida", planteó el representante de la formación naranja. "El 11 de enero a Ciudadanos ya nos habían llegado varias quejas. Le hicimos una pregunta sobre la situación en ese hospital y, un mes después, no hemos recibido respuesta", lamentó.

Llopis afeó a la consellera que en el primer comunicado sobre el centro, emitido en noviembre, se hablara de un hospital para "casos leves", y que solo hablaran de "casos graves" tras la primera publicación de este periódico, que reveló la carta desgarradora de una enfermera anónima tras contrastarla con otros diez sanitarios del centro.

"El paciente ha acabado en el suelo muerto y ni nosotros sabíamos cuánto tiempo había estado así". "Tengo pacientes que me han pedido que los matara, porque no podían soportar estar en esas condiciones". "Una gran parte de ellos están atados. La justificación es que están desorientados, se quitan la vía y no damos abasto. Pero ¿Hay algo más inhumano y desolador que sujetar a una persona de las muñecas?", relató la enfermera.

"Fue entonces cuando reconocieron que solo un tercio eran leves, y que además 'empleamos métodos de contención física' con algunos enfermos. A mí esto me da pánico consellera. ¿Métodos de contención física con pacientes leves de Covid?", criticó el diputado.

El diputado de Ciudadanos Fernando Llopis, durante su intervención de este jueves. EE

El diputado de Ciudadanos Fernando Llopis, durante su intervención de este jueves. EE

Llopis, además, lanzó varias preguntas concretas a la responsable: "¿Puede decir usted en este hemiciclo que las instalaciones del complejo sanitario Ernest Lluch estaban perfectamente preparadas para la recepción de pacientes Covid en diciembre y en enero? ¿La gerencia del Hospital La Fe autorizó la apertura de este hospital en base a los recursos humanos y técnicos de los que disponía? ¿La Dirección General de Asistencia Sanitaria autorizó la apertura de este hospital?" requirió.

Por último, preguntó también si los departamentos de Infraestructuras "autorizaron abrir un hospital que no disponía de agua caliente y en el que no funcionaban los telefonillos". "¿Alguien de verdad lo revisó? ¿Va a cesar a los técnicos que avalaron el hospital de los horrores? ¿O solo va a tratar de localizar al sanitario que denunció las deficiencias?", concluyó.

La respuesta

Barceló acudió al parlamento con la respuesta bien preparada. La sustentó en detallar cinco informes que, a su juicio, avalan el buen estado de las instalaciones.

"Desde el 15 de julio contábamos con el informe del Servicio de Planificación de Programas y Servicios Sanitarios por el que se autoriza la apertura del centro. Se trata de un informe favorable sobre las necesidades asistenciales que se atenderán en ese centro Ernest Lluch", indicó en primer ligar la dirigente.

Subrayó que también cuenta con "un informe del Servicio de Infraestructuras", firmado el 21 de septiembre por dos arquitectos. "Los arquitectos dicen en su informe que, teniendo presente el adecuado estado del edificio y el cumplimiento de la normativa vigente en el momento de su construcción, el mencionado edificio se considera adecuado para su uso temporal para acoger a pacientes hospitalizados en base a las necesidades asistenciales del momento presente", indicó.

Sobre este informe agregó que "detalla la descripción del edificio, su historia y el proyecto de rehabilitación ejecutado en el mismo". La intervención, según dijo, se realizó entre el 17 de mayo y el 10 de abril, "en pleno estado de alarma". "Consistió en la reforma parcial del edificio para afrontar las necesidades asistenciales sobrevenidas por la pandemia. La superficie construida de la reforma fue de 6.918 metros cuadrados, lo que supone un 59% de la superficie construida del inmueble", concretó.

Ana Barceló, consellera de Sanidad de la Comunidad Valenciana. EE

Ana Barceló, consellera de Sanidad de la Comunidad Valenciana. EE

En tercer lugar, la socialista agregó que "el 30 de octubre realiza un informe la Inspección Sanitaria, que levanta un acta". "El acta dice que se revisan los informes del Servicio de Infraestructuras, el Servicio de Planificación de Programas y Servicios Sanitarios y la Memoria del Centro", apuntó.

Sobre esta acta, precisó que "se gira visita al centro el 28 de octubre". "Y concluye la inspección que se observa el cumplimiento escrupuloso de lo descrito en la memoria, a falta de recibir el Plan de Emergencia y la Responsabilidad Civil -un plan de Emergencia que está desde el 7 de agosto y una póliza de responsabilidad civil que es la que corresponde a la propia Conselleria de Sanidad-", enunció. 

En cuarto lugar, Barceló explicó que "el 3 de noviembre la Dirección General de Investigación y Alta Inspección Sanitaria dicta una resolución para la autorización sanitaria". "Esa resolución, firmada por el director general, vuelve a concluir que el inmueble, 'destinado a la actividad de centros temporales con internamiento para aliviar la presión de hospitalización de hospitales agudos', se le puede encomendar esta función y que queda acreditado", argumentó. 

Por último, "concluido todo el proceso", Barceló explicó que "se concede la autorización el 4 de noviembre". "Pero es que además queda inscrita la autorización y registrada la acreditación por el jefe de servicio de autorización de centros y servicios de establecimientos sanitarios, que certifica la inscripción en el registro autonómico de centros y servicios de establecimientos sanitarios el 18 de noviembre de 2020", zanjó.

"Ninguna improvisación"

"Creo que no hay ninguna improvisación. Desde el mes de julio se viene trabajando en esta infraestructura, que hasta el mes de diciembre no incorpora pacientes. Ni hay improvisación ni se ha actuado negligentemente", añadió Barceló tras su enumeración.

La dirigente, no obstante, subrayó que está colaborando con la Justicia, aportándole "los informes pertinentes que nos ha solicitado ya para ver si el centro ha funcionado correctamente".

"Que no se le olvide que se ha actuado correctamente. Si ha habido alguna cuestión o alguna situación que no entre dentro de los cánones de lo que debería haberse practicado, no se preocupe usted que llegaremos hasta el final", agregó por último, si bien agregó, que la Generalitat no tiene constancia "de ninguna queja durante todo este tiempo".