Los agentes, entregando el material humanitario en Ucrania hace tan solo unos días.

Los agentes, entregando el material humanitario en Ucrania hace tan solo unos días. Cedida a EL ESPAÑOL

España GUERRA EN UCRANIA

Guardias civiles en Ucrania: "Llevan apagados los móviles al frente. Si no, los rusos los bombardean"

Decenas de agentes se vuelcan con este país y se adentran con centenares de toneladas de material humanitario hasta algunas zonas de peligro.

11 abril, 2022 03:09

Noticias relacionadas

A Joaquín cuando llegó a Leópolis (Ucrania) le contaron cómo aquellos que se iban al frente a luchar tenían que hacerlo siempre con el teléfono apagado. Pura cuestión de seguridad. "Decían que no podían hablar mucho, porque les localizaban las llamadas al instante. En otras ocasiones automáticamente les bombardeaban"

De ese modo, todos los soldados que luchan en las zonas más candentes lo hacen conscientes de que los rusos siempre están vigilando. Los soldados o los voluntarios solo utilizan sus dispositivos en algún momento de descanso puntual para comunicarse. Y si lo hacen, automáticamente se cambian a toda prisa de posición. Actúan así para eludir que a los pocos instantes les caiga encima cualquier proyectil que acabe con su vida. 

Son algunas de las historias que se trae de vuelta de Ucrania el agente de la Guardia Civil Joaquín Pascual. Regresa tras un viaje de 9 días en el cual ha trasladado 15 toneladas de material humanitario hasta ese territorio invadido por el Ejército ruso. 4 de ida, 4 de vuelta. Y una jornada más, la que tardó en cruzar a su llegada de un lado a otro de la frontera.

Cumple 55 años en verano, lleva 30 años en el Instituto Armado y dice que no ha pasado miedo. "Quizás por estar acostumbrado, por mi profesión, a situaciones tensas, no sé. El miedo no conduce a nada. Miedo era el que pasé, y fue poco tiempo, cuando estuve en el norte, donde ponían coches bomba y pegaban tiros en la nuca".

El camión, cargado de mercancía ya en Leópolis.

El camión, cargado de mercancía ya en Leópolis. Cedida a EL ESPAÑOL

Se dirigió a Ucrania, eso sí, con la seguridad de que ahora mismo es un país en el que Rusia descarga bombas sin descanso desde el cielo e incluso se está acabando con la vida de centenares de civiles. "Aquí, a ver, puede pasar de todo, te puede pasar algo o no, pero tenía claro que quería ayudar. Si hay que morir que sea por lo menos ayudando".

Convoy humanitario

El suyo era el segundo cargamento que la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) enviaba a Ucrania junto con el Ayuntamiento de Petrer y en colaboración con la empresa Ferrotrans, la que prestó el vehículo de forma gratuita para el transporte. Como ya se hizo con el primero de los envíos, cuyo contenido humanitario fue depositado en la ciudad ucraniana de Chernovtsi, este último, el que conducía Joaquín, se descargó este lunes en la ciudad de Leópolis. 

Leópolis es, precisamente, una de las localidades castigadas por el ejército ruso en las últimas fechas. Concretamente, este fin de semana y el anterior esa urbe fue víctima de varios ataques con misiles de crucero lanzados por las tropas rusas. Allí, precisamente, el agente de la Benemérita pudo comprobar cómo se está guareciendo de las embestidas de Moscú una gran parte de la población ucraniana que todavía no se ha marchado del país.

El convoy, aparcado a su llegada a Ucrania.

El convoy, aparcado a su llegada a Ucrania. Cedida a EL ESPAÑOL

Hubo un ciudadano ucraniano residente en Elche que se prestó a ayudar al agente de la Guardia Civil. Fue él quien se encargó de gestionar el envío. Eso sí, ambos acordaron que le esperase al otro lado de la frontera. Sabía que si entraba en Ucrania le habrían colocado un arma en las manos y lo habrían enviado al frente, como al resto de los hombres de su país natal.

"La gente estaba muy preparada por si sonaban las sirenas. Había tensión en el ambiente. Todos preparados por si pasaba algo en cualquier momento", recuerda Joaquín. Una vez allí la resistencia contra Putin les recibió con los brazos abiertos. "Estaban muy contentos con lo que llevaba. Les servía de gran ayuda".

Otras iniciativas 

A lo largo del último mes son decenas los miembros de Policía Nacional y Guardia Civil que se están volcando con Ucrania. Escarbando por todas partes, los agentes están recolectando decenas de toneladas de material humanitario y lo están llevando por sus propios medios al interior de Ucrania, con el país acosado por las bombas. El pasado 21 de marzo, un convoy formado por 11 camiones cargados de ayuda humanitaria recabada por la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) de Alicante y varias empresas de la provincia se adentró en el país invadido por las tropas rusas.

Fue bautizada como "Operación Trizub" en honor al tridente amarillo que se advierte sobre el azul de la bandera de Ucrania. Desde AUGC estiman que esa hilera de camiones, cargada con 300 toneladas de material humanitario (valorado en unos 500 mil euros), ha servido de ayuda a más de 100.000 personas en ese país.

Joaquín, a su entrada en la frontera de Ucrania.

Joaquín, a su entrada en la frontera de Ucrania. Cedida a EL ESPAÑOL

También el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la ONG Policía Solidaria abrieron una campaña saliendo hace unas semanas rumbo a Polonia para recoger a decenas de desplazados y traerlos a España y llevar material humanitario en un convoy integrado por 11 agentes que se cogieron días libres para así viajar hasta la frontera con Ucrania. 

Este mismo lunes voluntarios de CSIF Madrid y el sindicato JUPOL, el mayoritario en la Policía Nacional, han partido también hacia el borde del país asaltado por el Kremlin para realizar el reparto de ayuda humanitaria. El viaje se realiza en colaboración con la ONG del Padre Ángel, Mensajeros de la Paz, y con la Embajada de Ucrania.

No es el primer ni el último viaje que Joaquín realizó a nivel humanitario. Hace once años ya estuvo trasladando material humanitario a Mauritania. En aquel país comenzaba a crecer el problema del yihadismo. Hay otro viaje preparado a esa zona y ya le han invitado. También tiene en mente regresar a Ucrania. "Si encuentro otra empresa que me deje vehículo estaré por aquí de vuelta".

Guerra Rusia -Ucrania