El teniente coronel, fallecido este viernes a causa de la pandemia.

El teniente coronel, fallecido este viernes a causa de la pandemia. Guardia Civil

España Coronavirus

Jesus Gayoso, jefe del GAR de la Guardia Civil, fallece a los 48 años a causa del coronavirus

El jefe de este grupo de élite dentro del Instituto Armado llevaba dos semanas postrado en la UCI, luchando tras quedar contagiado por el Covid-19. 

27 marzo, 2020 18:25

Noticias relacionadas

Jesús Gayoso Rey llevaba 15 días peleando cara a cara contra el virus. Postrado en la UCI, quien fuera desde 2014 jefe del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil, la unidad de élite fundada en los 80 para plantarle cara a la banda terrorista ETA, se aferraba a la vida con todas sus fuerzas. Lamentablemente, el Covid-19 le doblegó en la mañana de este viernes. Y el teniente coronel, uno de los oficiales más queridos y respetados dentro de la Benemérita, ha fallecido en la unidad de cuidados intensivos del hospital de Logroño. 

Gayoso tenía 48 años. El coronavirus se lo ha terminado llevando a esa edad. Según fuentes próximas a la víctima, sexto guardia civil fallecido por coronavirus (el cuarto que estaba en activo). Llevaba dos semanas hospitalizado, según ha podido conocer EL ESPAÑOL a través de fuentes del Instituto Armado. El Ministerio del Interior también ha confirmado el fallecimiento a través de un comunicado. Profundamente tristes por la muerte del teniente coronel. Una magnífica persona y gran profesional, un orgullo para la Guardia Civil y para España Nos unimos al dolor de su familia". 

Muchos otros miembros de su brigada, que desinfectó a principios de mes localidades como Haro, en la comunidad autónoma de La Rioja, se encuentran todavía en cuarentena. La unidad, pese a estar diezmada, continúa trabajando.

El GAR es una unidad de élite de la Guardia Civil con sede en Logroño. Hace ahora casi 30 días, Gayoso desplegó a los suyos para confinar a los vecinos de las localidades cercanas, conteniendo lo máximo posible los primeros indicios del brote de coronavirus. Las citadas fuentes señalaron cuando trascendió su ingreso en la UCI que el jefe del GAR no estuvo físicamente en esta localidad durante aquel despliegue.

Ingreso en el hospital

Los agentes portaron en Haro trajes especiales para protegerse del contagio, una indumentaria que causó sorpresa por ser hasta entonces inhabitual su uso, aunque ya sí se ha utilizado en el resto de España, tanto por miembros de fuerzas de seguridad como de personal sanitario.

Fue aquel día, mientras sus hombres comenzaban a esparcirse por la comarca, cuando comenzó a experimentar los primeros síntomas. Tuvo fiebre. Dicen sus más allegados que pensó que aquello sería una simple gripe. Días antes había estado en Bruselas.

Su estado empeoró a lo largo de esa semana, previa a que el gobierno decretase el estado de alarma. El jueves 12 fue al hospital, le mandaron de vuelta a casa, se empezó a encontrar peor y ya finalmente le ingresaron. Desde entonces no volvió a regresar junto a los suyos.

La noticia ha caído como un mazado entre los integrantes de su grupo, sobre todo casi una semana después de conocerse otra plomiza y similar noticia: la del fallecimiento del fundador de los GAR en los años 80, el coronel de la Guardia Civil Jesús Vélez Artajo. También él llevaba varios días aquejado por los síntomas del coronavirus.

Vélez también era un agente de  enorme prestigio en el seno de la Benemérita. Durante los años 80 fue designado como el primer jefe de los Grupos Antiterroristas Rurales (GAR).

Según datos del Ministerio del Interior de este jueves, 239 guardias civiles están contagiados por Covid-19 del total de 792 agentes del conjunto de las fuerzas y cuerpos de seguridad, incluyendo policías autonómicas y locales. 248 son policías nacionales y 243 miembros de policías locales.

Este viernes también ha fallecido el primer agente de los Mossos d'Esquadra, un cuerpo que contabilizaba hasta ayer 24 casos positivos, cifra similar al de la Ertzaintza, de acuerdo a los datos centralizados por el Ministerio del Interior.

Unidad de élite

Durante muchos años, el cometido del GAR fue la lucha frente a frente contra la banda terrorista. Ese fue el motivo de que la sede del grupo se instalase en un primer momento en el País Vasco. Hace unos años, con ETA ya erradicada, se trasladaron a Logroño. Es a ellos a quien se recurre para las misiones más complicadas de todas. 

Gayoso pertenecía a esa estirpe de agentes sobradamente preparados, por encima de la media. Desembarcó en ella en 1996. El agente gallego se batió en aquellos años duros contra una banda que dejó, al final de su andadura, un reguero de 857 muertos en toda España. Esta era para él otra batalla igualmente dura, eso sí, esta vez contra un enemigo que no se puede tocar, ni tampoco ver. Un enemigo invisible. 

Hace una semana, sus compañeros confeccionaron un vídeo para transmitirle todo su apoyo. En las imágenes del vídeo se intercalaban imágenes de sus efectivos en plena actividad con las de leones trotando por la sabana africana. De fondo, una voz recitaba una frase de Napoleón: “Si construyes un Ejército de cien leones y su líder es un perro, los leones morirán como un perro. Pero si armas un Ejército de cien perros y su líder es un león, todos los perros lucharán como leones. Gracias por ser un león ejemplar en la familia GAR, mi teniente coronel".

Información sobre el coronavirus: