España

Franco sale a hombros del Valle de los Caídos y es reinhumado en Mingorrubio

Unos minutos antes de la una el féretro traspasó la puerta de la basílica de Cuelgamuros. A las 13.40 despegó el helicóptero para aterrizar antes de las 14.00.

Noticias relacionadas

Los restos de Francisco Franco salieron de la basílica del Valle de los Caídos unos minutos antes de la una de la tarde.

A hombros de sus familiares, entre ellos sus nietos Francis, Jaime y Cristóbal y su bisnieto Luis Alfonso de Borbón, el féretro traspasó la puerta de la basílica de Cuelgamuros, en la que el dictador ha estado enterrado desde el 23 de noviembre de 1975. A las 13:40 de la tarde despegó el helicóptero con su féretro y aterrizó en Mingorrubio antes de las 14:00. 50 minutos después su cuerpo fue trasladado en coche al cementerio, donde fue reinhumado.

Por decisión de la familia y, a pesar de los daños que presenta, los restos han sido portados en el féretro original, tapado con una tela de color marrón y un pendón con el escudo personal de Franco como Jefe del Estado, así como una corona con la bandera de España con la leyenda "Tu familia".

El helicóptero con los restos de Franco abandona el Valle de los Caídos.

El helicóptero con los restos de Franco abandona el Valle de los Caídos.

Previamente, el féretro fue extraído de la fosa y pasadas las 12.30 horas el prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, ofreció un breve responso.

La comitiva salió de la Iglesia a la hora citada. La caja con los restos de Franco eran portada a hombros por 8 familiares varones mientras que el resto les seguía a paso lento, hasta depositar el féretro en un coche.

Franco es exhumado del Valle de los Caídos

"Viva España"

En el momento en que el féretro era introducido en el coche fúnebre se han podido escuchar gritos de "Viva España" y "Viva Franco".

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, el secretario general de la Presidencia, Félix Bolaños y el subsecretario del ministerio de la Presidencia, Antonio Hidalgo, han permanecido a unos metros junto a la puerta de la basílica sin acercarse al coche fúnebre donde el prior de la basílica, Santiago Cantera, ha bendecido los restos en presencia de la familia.

A continuación, el ataúd ha sido trasladado en un coche fúnebre hasta uno de los aparcamientos del Valle de los Caídos, donde se encontraba un helicóptero de las Fuerzas Armadas.

El nieto mayor de Franco, Francis Franco acudió a la exhumación con una bandera preconstitucional a su llegada al Valle de los Caídos. Se trata de la misma bandera que se puso sobre el féretro del dictador durante su entierro en 1975 y que el Gobierno no ha permitido colocar en esta ocasión mientras estén en el Valle de los Caídos.

Francis Franco con la bandera preconstitucional.

Francis Franco con la bandera preconstitucional. Efe

Tejero en Mingorrubio

El ex teniente coronel de la Guardia Civil que encabezó el fallido golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, Antonio Tejero, se ha sumado a los manifestantes que se concentran en las inmediaciones del cementerio de El Pardo-Mingorrubio, donde reinhumaban los restos de Franco.

Con gritos de "Tejero, Tejero" ha sido recibido el exoficial, vestido con camisa blanca y corbata negra, por los manifestantes de extrema derecha que a esta hora protestan por el traslado del féretro de Franco, muchos de ellos con banderas de España.

Los policías han separado a los periodistas de los simpatizantes de Franco y del propio Tejero, después de que profirieran gritos acusándolos de manipuladores.

El golpista Antonio Tejero, a su llegada a El Pardo.

El golpista Antonio Tejero, a su llegada a El Pardo. Fuente: TV

Varios furgones de la Policía han acudido al lugar y los agentes han establecido un cordón para separar a los periodistas de los manifestantes.

Allí, en el cementerio de Mingorrubio, se encontraba también Ramón Tejero, hijo del exoficial, que será el encargado de, una vez realizada la inhumación de los restos del dictador, oficiar una misa en la intimidad familiar junto con el prior del Valle de los Caídos.

'Cara al sol'

Los más de 250 seguidores de Francisco Franco que se concentraron ya en las inmediaciones del cementerio de El Pardo-Mingorrubio han cantado el 'Cara al sol' mientras esperan la llegada del féretro con sus restos mortales.

Los 'vivas' a Franco y España han sido continuos desde primera hora de la mañana pero a medida que pasan las horas y aumenta el número de seguidores del general los vítores han ido a más y se ha empezado a entonar el 'Cara al Sol' que algunos han coreado brazo en alto, haciendo el saludo fascista.

También se han oído gritos de "Viva Cristo Rey", "Cataluña es España", "Puigdemont a prisión" o "Borbones traidores", entre otros, mientras otros han optado por rezar por el alma del dictador. Otro de los cánticos que se han escuchado es el de la Marcha Real, con letra de José María Pemán.

Cada vez son más las banderas franquistas que portan los concentrados, pero siguen siendo mayoría las constitucionales. Se ha podido ver, además, enseñas carlistas y falangistas.

La Delegación del Gobierno había prohibido a la Fundación Francisco Franco y la Asociación Raíces la concentración que habían convocado para este jueves en los alrededores del cementerio, pero ello no ha impedido que centenares de partidarios del dictador se hayan acercado a la zona.

Reinhumación

Los familiares de Franco que han asistido a la exhumación y posterior inhumación han abandonado a las 15.40 horas el cementerio de Mingorrubio tras enterrar al dictador en un panteón junto a su esposa, Carmen Polo.

La familia, que había llegado al cementerio a las 14.41 horas, ha celebrado "en la más estricta intimidad" una ceremonia religiosa oficiada por el sacerdote Ramón Tejero, hijo del ex teniente coronel Antonio Tejero, junto al prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera.

El primero en abandonar el cementerio ha sido Francis Franco, seguido de dos jóvenes, presumiblemente bisnietas del dictador, que portaban una gran bandera española con el escudo franquista y se han acercado caminando a los periodistas que cubrían el acto.

El resto de la familia ha salido en varios vehículos y han sido despedidos por el centenar de simpatizantes franquistas que desde primeras horas de la mañana se han congregado a las puertas del cementerio con banderas y una gran pancarta con los colores de la bandera y la frase "Franco, ¡gracias!".