Labores de extinción del incendio que se propaga en Madrid.

Labores de extinción del incendio que se propaga en Madrid.

España

Emergencias alerta de"bastantes focos activos" en el incendio de Cenicientos

Hasta 470 efectivos están combatiendo el fuego que ha afectado, hasta el momento, a unas 3.300 hectáreas en Madrid y Castilla-La Mancha.

Noticias relacionadas

El director de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112, Carlos Novillo, ha explicado este domingo que los efectivos que combaten el fuego que afecta a Cadalso de los Vidrios tienen "perspectivas positivas" aunque el incendio "no puede darse por controlado".

En declaraciones a los medios, el director del operativo también ha señalado que todavía existen "focos bastante activos" en el incendio que afecta a Cenicientos, donde las labores de extinción continuarán hasta el ocaso. "Esperamos que se pueda contener para que las brigadas hagan trabajos de remate", ha apuntado. 

Novillo ha asegurado que las tácticas de extinción utilizadas en el foco de Cadalso han resultado "efectivas" y han servido para contener el avance hacia Villa del Prado, donde cuarenta vecinos han tenido que ser desalojados como medida preventiva. 

Arden más de 2.000 hectáreas de terreno entre Toledo y Madrid

Asimismo, Novillo ha explicado que en las zonas afectadas se encuentran unos 220 efectivos de la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha y otros 150 de la Unidad Militar de Emergencia. Los 470 están combatiendo el fuego que ha afectado, hasta el momento, a unas 3.300 hectáreas (2.500 de la Comunidad de Madrid). 

91 personas desalojadas

"La noche suele estar a favor de los equipos de extinción, pero en este escenario de ola de calor el incendio nos ha demostrado que nos genera ciertos problemas. No podemos bajar la guardia", ha apuntado Novillo, que se ha mostrado prudente. 

El avance de las llamas ha obligado a desalojar a 91 personas de la urbanización El Encinar del Alberche, en Villa del Prado, y que pasarán la noche en el polideportivo municipal.

Para este lunes, AEMET prevé una bajada de temperaturas de unos dos grados y que el viento baje un 10, aunque estos cambios no tendrán efectos notables en el control del fuego.