Kiko Monasterio, en una de sus intervenciones públicas

Kiko Monasterio, en una de sus intervenciones públicas Wikipedia

España VOX

Otra condena a la mano derecha de Abascal: cinco días de prisión por izar la bandera en Gibraltar

Un tribunal de la colonia sancionó a Kiko Méndez-Monasterio por "un delito de alteración del orden público" junto a varios miembros de una asociación ultraderechista.

Kiko Méndez-Monasterio también fue condenado en Gibraltar hace 20 años, uno antes de agredir a Pablo Iglesias en una reyerta en la Universidad Complutense. Si al actual líder de Podemos le gritó "rojos de mierda, os vamos a acuchillar", en el peñón de Gibraltar la Royal Gibraltar Police lo cazó in fraganti izando una bandera de España en el Castillo del Moro. 

Méndez-Monasterio es el asesor estrella de Vox. El Iván Redondo de Abascal, el hombre que contesta por él las preguntas que escapan al control del líder de la formación verde. "Kiko, tienes que contestar tú, que lo tienes más claro que yo", le pide Abascal, por ejemplo, en La España vertebrada.

En 1998, junto a Raúl Barrios Navarro, Pedro Pablo Pena Muñoz, Vicente García Doñas e Íñigo Herrasti Pérez de Urquizo, Méndez-Monasterio acompañó a Sáenz de Ynestrillas, que lideraba el grupo encargado de ejecutar la performance patriota en la colonia británica. 

Ynestrillas era el máximo responsable de la organización de ultraderecha Alianza de la Unidad Nacional (AUN), a la que pertenecían todos. Tanto él como a sus seguidores fueron acusados de cometer un "delito de alteración del orden público". Méndez-Monasterio se encadenó con ellos en la fortaleza, lugar donde fueron cazados por la Policía. 

Excepto uno de los miembros de la expedición, el resto se declaró culpable de los hechos. Los activistas de AUN, además, se reafirmaron en su acción porque, según dijeron, la bandera "debe ondear" donde la colocaron.

Antes de culminar su plan, habían repartido panfletos por las calles de Gibraltar. En esos panfletos se llamaba a los gibraltareños "piratas", acusándolos de "haberse apoderado de la soberanía española de Gibraltar". 

En 1999, Kiko Méndez-Monasterio y otro militante de la extrema derecha agredieron a varios estudiantes universitarios. Los hechos ocurrieron en la facultad de Derecho de la Complutense. Entre ellos estaba el actual líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. 

"Rojos de mierda, os vamos a rajar, os vamos a acuchillar", le gritó el hombre de confianza de Abascal a Iglesias, que denunció los hechos. Méndez Monasterio tuvo que indemnizar a un jovencísimo Iglesias y sus dos compañeros de izquierdas, a los que pegaron patadas y golpes. 

Kiko Méndez-Monasterio publicó en 2015 Hay un camino a la derecha, cuando Vox era una formación residual. Ha ganado media docena de premios literarios y ha prologado reediciones de clásicos, algunos publicados por su editorial, Hommo Legens. Es colaborador de La Razón o Readers Digest