Tardà en un acto este sábado en Terrassa

Tardà en un acto este sábado en Terrassa Europa Press

España

Tardà: "Sólo exigíamos una mesa con los partidos españoles que tienen ganas de arreglar las cosas"

Considera que habían llegado "a un acuerdo" y reprocha a Sánchez que haya "ido al casino a jugarse el escenario actual". 

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, ha reprochado este sábado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que "ha ido al casino a jugarse de manera imprudente" el escenario político actual, al convocar elecciones generales y asegura que desde su formación querían "una mesa con los partidos españoles que quieren arreglar las cosas". 

"Sin ningún sentido de la responsabilidad histórica, ha decidido poner en manos de los crupiers un escenario que puede ser aún más dificultoso del que ya realmente es", ha dicho Tardà durante su discurso en Terrassa (Barcelona) en el acto Ciudades republicanas, ciudades de progreso, también con la portavoz del partido, Marta Vilalta; la diputada del Parlament Jenn Díaz, y el portavoz de ERC en Terrassa, Isaac Albert.

"Si nos va bien a todos, ¿sabéis cuál será el escenario del día siguiente? El que teníamos la semana pasada: necesidad de dialogar" para acabar pactando un referéndum; y si va mal, habrá que resistir, ha dicho.

"Llegamos a un acuerdo. Solo exigíamos que empezásemos a hablar, una mesa con los partidos españoles que tienen ganas de arreglar las cosas, no los que quieren prender fuego", y también con los partidos soberanistas -en referencia a los defensores de un referéndum de autodeterminación que decida el futuro de Cataluña- y con los partidos independentistas.

Abordar las propuestas de todos

Ha reivindicado que el objetivo de la mesa era hablar de todo, incluido lo que el independentismo quiere y lo que no quiere: "No negamos que también se deba hablar y negociar sobre la propuesta que quiera poner la otra parte, porque entendemos que no podemos expulsar al 50% de catalanes que no son independentistas".

"De la misma manera, reclamamos que no nos expulsen a nosotros. ¿Cómo pueden expulsar al 50% de catalanes que no somos autonomistas?", pero ha lamentado que Sánchez sólo les da la opción de abordar el autonomismo.

Ha explicado que, cuando el PSOE comunicó a ERC su moción de censura contra el PP, le preguntó qué querían a cambio, y los republicanos respondieron: "Queremos echar a los ladrones; y dos: comprometernos a crear un escenario de diálogo" que llevara a uno de negociación que desembocara algún día en un acuerdo satisfactorio para todas las partes.