Cartel de la parada de Sorolla durante la II República.

Cartel de la parada de Sorolla durante la II República. Archivos Comunidad Madrid y Cultura C. Madrid.

España METRO DE MADRID

¿Próxima estación Sorolla?: Los tataranietos del pintor le quieren en el Metro

Noticias relacionadas

Con motivo del centenario del Metro de Madrid en 2019, los más de cien tataranietos del pintor valenciano Joaquin Sorolla van a presentar en las próximas semanas una solicitud a la Consejería de Transportes para cambiar el nombre de la parada de la línea 1, Iglesia, por el nombre de Sorolla.

La estación ya tuvo el nombre del artista durante la II República, pero se le volvió a denominar Iglesia después de la Guerra CivilEsta denominación se le asignó por situarse justo delante de la Parroquia de Santa Teresa y Santa Isabel. La parada fue una de las primeras que se inauguraron en 1919 y se encuentra bajo la Glorieta del Pintor Sorolla, en el cruce de la Calle de Santa Engracia con el Paseo del General Martínez Campos.

Luis González Almarza, tataranieto del pintor e impulsor de la propuesta, ha contado a EL ESPAÑOL que la idea se lleva moviendo en la familia "desde hace tiempo", como forma de conmemorar "el centenario de la muerte del pintor y el del metro", pues en 2023 se cumple un siglo de la muerte del pintor valenciano.

González Almarza opina que si Velázquez y Goya "han quedado inmortalizados en el subsuelo de la capital" su tatarabuelo también debería serlo. Él y su hermana Marta se han marcado el objetivo de que los usuarios que pasan cada día por la línea uno lean el nombre de su tatarabuelo en la entrada a la estación.

La iniciativa comenzó a moverse "contactando con los medios y creando la página web de firmas", ya que la idea "es tener respaldo social". Ya son 1.600 los apoyos recabados en metro-sorolla.org, la web que han habilitado. La respuesta en redes sociales está siendo positiva: más de 1.500 likes de Facebook y más de 500 retuits. La propuesta cuenta también con el apoyo formal de la casa-museo Sorolla, así como con el de "de muchas personas de la Comunidad Valenciana, donde en la capital, la estación del AVE lleva el nombre del pintor".

La familia Lorente-Sorolla reconoce que ha recibido críticas por el hecho de que sea Iglesia la parada que quieren cambiar de nombre, lo que ha generado suspicacias por un posible anticlericalismo: "Nuestra familia es de tradición cristiana". "La palabra Iglesia es inconcreta, creemos que sería más interesante en ese punto de la ciudad darle importancia a la figura del pintor y facilitar el acceso al museo, que está ubicado a menos de 500 metros de la parada", añaden.

Vídeo promocional del Museo Sorolla.

Traba económica

Entienden la "complicación económica del cambio en todas las estaciones y de la señalización", pero alegan que "ya se ha hecho otras veces". El año pasado la estación de Estadio Olímpico pasó a llamarse Estadio Metropolitano y la de Campo de las Naciones se cambió por Feria de Madrid, eso sí, bajo el respaldo económico del Atlético de Madrid e IFEMA. Por ahora, la familia ha contactado con fundaciones que colaboran con el museo dedicadas a promocionar el arte pero todavía no han obtenido un compromiso de colaboración económica.

La familia quiere aprovechar la iniciativa de la Comunidad de Madrid de cambiar el nombre de la parada de Atocha por Paseo del Arte, ya que "no parece que haya nadie detrás patrocinando". Consideran que el principal beneficio del nuevo nombre, Sorolla, sería "llevar la cultura y el arte al metro de Madrid".

Historia

Sorolla está considerado la máxima expresión del impresionismo y el luminismo español, un artista prolífico de reconocimiento internacional. Con la proclamación de la II República en 1931, las autoridades llamaron Sorolla a la estación de Iglesia, con el argumento de que muy cerca se encuentra el Museo Sorolla, donde  anteriormente estuvo la casa del pintor. Ocho años se le devolvió el nombre de Iglesia. Eso sí, en contrapartida, el régimen cambió en los años 60 el nombre de la Plaza de la Iglesia por el de Glorieta del Pintor Sorolla.

El artista valenciano no era un pintor significado políticamente. Nacido en Valencia, vivió en Madrid desde 1889 junto a su mujer, Clotilde, estableciendo su domicilio en Martínez Campos. Fue en esa casa, diseñada por él, donde hoy se aprecian algunas de sus mejores obras. A su muerte, Clotilde legó la casa y sus obras al Estado, que inauguró el museo en 1932. 

A pesar de que la parada todavía no lleva su nombre, cuatro reproducciones de los cuadros de Sorolla ya están en los andenes de la estación.