Quim Torra saluda a Inés Arrimadas este sábado en el Parlament.

Quim Torra saluda a Inés Arrimadas este sábado en el Parlament. Quique García Agencia EFE

España CATALUÑA

Torra promete mantener el desafío de Puigdemont y Arrimadas estalla contra su racismo

"¿Pero esto que es? ¿Quién se ha creído usted? ¿Qué se está, mofando después de habernos humillado de manera reiterada?", pregunta Arrimadas.

"Los españoles sólo saben expoliar. Vergüenza es una palabra que los españoles han eliminado hace años de su vocabulario. Sobre todo, lo que sorprende es el tono, la mala educación, el pijerío español, la sensación de inmundicia. Fuera bromas, señores, si seguimos aquí unos años más, corremos el riesgo de acabar tan locos como los mismos españoles. Franceses y españoles comparten la misma concepción aniquiladora de las naciones que malviven en sus Estados". 

Los tuits y artículos que este sábado resonaron en el Parlament de Cataluña y que fueron leídos detenidamente por Inés Arrimadas constituyen, según ella y también el resto de grupos de la oposición al independentismo, la mejor prueba de lo fallida que resultará la nueva legislatura en Cataluña si Quim Torra, autor de todas esas expresiones, es elegido el lunes como president de la Generalitat de Cataluña.

Las cinco claves del discurso de investidura Quim Torra

Pero Torra no quería hablar de sus manifestaciones más polémicas sino que se esforzó en exhibir el discurso más duro del independentismo haciéndose eco de los postulados de Carles Puigdemont, que es, por otra parte, la persona que específicamente lo designó para el cargo. "Quiero dejar claro que nuestro president es Carles Puigdemont", dijo. A partir de ahí, nada de "autonomismo" sino "proceso constituyente" para elaborar una nueva Carta Magna propia de Cataluña. También hubo referencias al diálogo, pero no fueron concretadas. 

Arrimadas arremetió contra la xenofobia de Torra, expresada ampliamente en tuits y artículos de los que Torra no se ha desvinculado ni retractado aún en ningún momento, más allá de pedir disculpas en condicional, "si alguien se ha sentido ofendido", no porque haya dejado de considerarlos oportunos.

"Cuando él se refiere a los españoles que viven en Cataluña, se está refiriendo al 75% de los catalanes que nos sentimos catalanes y españoles", ha advertido Arrimadas, que ha lamentado que no se haya referido en ningún momento a la reconciliación entre catalanes y sus problemas, como la situación económica, los servicios públicos o la Dependencia. 

Las amistades peligrosas de Torra

Arrimadas ha sido implacable contra Torra, al que afeó los homenajes que ha hecho a personajes históricos como Daniel Cardona (1890-1943), al que citó la líder de Ciudadanos. Cardona, que fundó movimientos radicales como Estat Catalá junto a Francesc Maciá o Nosaltres Sols!, que defendían sin ambages la superioridad étnica de los catalanes frente al resto de españoles con frases como la siguiente: "Un cráneo de Ávila no será nunca como uno de la plana de Vic. La antropología habla más elocuentemente que un cañón del 42", según el líder supremacista, hoy un icono para los independentistas más radicales.

Intervención de Arrimadas en la sesión de investidura de Torra

"Que la CUP no haya tenido ni una palabra cuando este señor ha ido a homenajes de Daniel Cardona es increíble. Que ERC no haya dicho nada es increíble. Y les digo más, muy poco inteligente para sus objetivos políticos", dijo Arrimadas. "Usted no ha venido a dirigir un gobierno, ha venido a dirigir un CDR" (un Comité de Defensa de la República), le espetó a Torra.

La líder de Ciudadanos estalló en su segunda intervención tras escuchar a Torra ironizar sobre las críticas por sus comentarios. "Pensaba que los artículos que escribía en estos mundos de dios no los leía nadie y resulta que tienen una legión de seguidores", dijo, pidiendo a Ciudadanos que compre sus libros y los lea, ya que eso gustaría mucho a sus editores. "Lamento si alguien se ha sentido ofendido" es todo lo que dijo. 

"Indignante, indignante la respuesta que ha dado a lo que hemos leído de sus artículos. ¿Pero esto qué es? ¿Cómo puede salir alguien aquí a reirse, jaja, "ahora sí que se leerán mis libros y mis artículos" después de lo que yo le he dicho que usted ha dicho? ¿Pero esto que es? ¿Quién se ha creído usted? ¿Qué se está, mofando después de habernos humillado de manera reiterada?", se preguntó.

Iceta también carga contra Torra

En el mismo sentido, el líder del PSC, Miquel Iceta, recordó ataques contra los dirigentes de su partido. "Pobres, hablan español como los españoles", lamentó hace años Torra. Iceta advirtió, en una intervención íntegramente en catalán, de que no podía insultar a los castellanohablantes de Cataluña. "Torra le dijo a los socialistas que en Cataluña no caben todos. Pues si no cabemos todos, igual no cabe nadie", advirtió Iceta.

Iceta en el Parlament

El diputado de Junts per Catalunya, el grupo de Carles Puigdemont, contó con el apoyo de sus compañeros de partido y de ERC, cosechando 66 síes frente a 65 noes. Pero en esta primera votación se requería mayoría absoluta, fijada en 68 escaños, y los cuatro de la CUP han decidido abstenerse antes de celebrar este domingo una reunión para decidir el sentido de su voto el lunes, votación definitiva.

Carles Puigdemont respondió maravillado desde Berlín por un "brillante" y "gran discurso", a la espera de lo que decida la CUP. Si los antisistema votasen en contra, tumbarían a Torra en la segunda votación, que se prevé para este lunes. Pero si sale adelante, Puigdemont ha asegurado en una entrevista con La Stampa que no descarta tratar de forzar elecciones "si el Gobierno español sigue con la persecución". Se convocarían en cinco meses, cuando se cumpla el plazo mínimo para llamar de nuevo a las urnas. 

Un discurso duro de Torra

Quizás para asegurarse la investidura, Torra ha hecho el discurso más duro que la oposición podría haber imaginado. "Está dirigido a la CUP, porque necesita su abstención el lunes. Mira a Berlín, a Carles Puigdemont, su mentor, que es el que lo ha designado. Se ha dirigido a la mitad del país, prescindiendo de la otra mitad de Cataluña, que para él no debe de ser Cataluña", señaló el expresident de la Generalitar José Montilla (PSC), en una entrevista que EL ESPAÑOL publica este domingo.

"Impulsaremos un proceso constituyente participado por la ciudadanía", anunció Torra, que "tiene que acabar en la propuesta de la Constitución de Cataluña". Para ello Torra promete trabajar "sin descanso". 

Contra el rey

Torra también habló sobre el rey Felipe VI. Lo hizo en español, pero más parecía referirse a sus propias bases, que tendrán que aceptar que el president no es Puigdemont y que el candidato se ajusta formalmente a la legalidad. 

"Resulta, Majestad, que hay presos políticos, exiliados, centenares de catalanes investigados por haber defendido un proyecto democrático como es la independencia; resulta que votamos el 1-O y el 21D pero no se respeta la voluntad expresada en las urnas. Majestad, así no", dijo.