Quim Torra, junto a Elsa Artadi, que probablemente será su número dos en el Govern.

Quim Torra, junto a Elsa Artadi, que probablemente será su número dos en el Govern. Alberto Estévez Agencia EFE

España PARLAMENT

Torra naufraga en su primera votación de investidura y se someterá a la segunda el lunes

Quim Torra, candidato de Junts per Catalunya a la investidura como president de la Generalitat de Cataluña, no superó su primer examen en el Parlament. Torra ha recibido 66 votos a favor, los de todos los diputados de JxCat y ERC, contra 65 en contra (Ciudadanos, PSC, Catalunya En Comú Podem y PP), quedándose a dos de la mayoría absoluta que requiere esta primera votación. Los cuatro parlamentarios de la CUP se han abstenido. 

El debate ha sido más corto de lo esperado por la decisión de Torra de no responder uno a uno a los grupos sino a todos, de forma conjunta al final. En su discurso, Torra ha prometido trabajar "sin descanso" por la República catalana e impulsar un "proceso constituyente" que cumpla con el "mandato del 1 de octubre". 

Primera votación de la investidura de Torra

La oposición ha criticado duramente al candidato por un discurso en el que no se movió ni un milímetro de las posiciones independentistas más duras. Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, abroncó al aspirante por sus textos y tuits en los que despreciaba a los españoles. También Miquel Iceta (PSC), que le pidió que no cometiese los mismos errores que sus predecesores. 

"Nuestro presidente es Puigdemont", dijo Torra para despejar todas las dudas. Torra cargó contra todos: el rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena y, por la ausencia de gesto alguno, contra la oposición que votará en contra de su investidura y que representa a más ciudadanos que el independentismo.

Pendientes de la CUP

Sin embargo, su discurso parecía más dirigido a la CUP y a sus propias bases. "Desde el 1 de octubre no es posible un Gobierno que mire atrás sino adelante", dijo el candidato en su segunda intervención. "Este Govern no hará autonomismo", añadió.

Al mismo tiempo, pidió a la CUP no centrarse en la confrontación por la confrontación. "No nos quedemos sólo en la unilateralidad y la desobediencia, veamos la oportunidad y los momentos", pidió. 

La CUP decide este domingo su voto en la investidura. Lo más probable es que se abstenga, si se atienen a lo dicho hasta ahora, pero en el equipo del candidato temen que en el último momento voten "no" y tumben la investidura. Sectores de la CUP lo han pedido en las últimas horas. 

"En vez de venir, bajar la cabeza y pedir perdón por esos comentarios, se atreve a reírse. Esto es de juzgado de guardia", ha dicho Arrimadas en su segunda intervención, la más breve y una de las más incisivas que se recuerdan.

"No ha hablado de educación, inversiones, ni de sanidad, ni de infraestructuras... ¿de qué ha hablado usted? De lo de siempre. Indignante la respuesta que nos has dado de sus artículos, ¿cómo pude salir aquí a reirse? No sé cómo se puede tener esta barra... Y ni los señores de la CUP ni de ERC han salido aquí a separarse de esos tuits", ha continuado. "¿Qué se creen, que nos vamos a cansar nosotros?", preguntó a Torra.