El Mayor de los Mossos d'Esquadra, José Luis Trapero.

El Mayor de los Mossos d'Esquadra, José Luis Trapero. Tomás Serrano

España Desafío independentista

Interior cree que el paso atrás de Trapero facilitará el despliegue de Mossos

Rechaza convocar la Comisión de Coordinación Policial de Cataluña al ser el referéndum un asunto judicializado.

Daniel Montero Alejandro Requeijo

El mayor de los Mossos d'Esquadra y máximo cargo de confianza de la Generalitat dentro de la policía autonómica, Jose Luis Trapero, decidió no acudir a la reunión de coordinación celebrada este lunes en la Delegación del Gobierno de Cataluña para analizar el operativo frente al referéndum ilegal planteado para el próximo 1 de octubre. Sin embargo y según fuentes conocedoras del proceso, la decisión de enviar al encuentro a Ferrán López, responsable de Unidades Territoriales del cuerpo, ha sido aplaudida por las cúpulas de los distintos cuerpos presentes, ante la certeza de que un perfil más técnico y alejado de disposiciones políticas facilitará la integración de los agentes de la policía autonómica en los dispositivos para frenar la convocatoria ilegal.

Esta es la primera reunión celebrada tras la decisión de la Fiscalía de Cataluña de supeditar el trabajo de los mossos para frenar la celebración del referendum a un mando conjunto. Un único dispositivo encabezado por el director del Gabinete de Coordinación de Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, a quien la Fiscalía designó como director técnico para coordinar la operación. 

Por parte del instituto armado, encargado de la mayoría de las pesquisas y las intervenciones sobre el terreno, acudió el general Ángel Gozalo, mientras que el comisario Sebastián Trapote, jefe superior de la Policía Nacional en Cataluña, fue el responsable delegado por parte de su cuerpo. Ambos, junto al enviado de los mossos, contabilizaron el número de efectivos totales necesarios para el operativo planeado frente a la convocatoria del 1-0, tanto en las pesquisas que siguen en marcha como en la necesidad de dar cumplimiento a las distintas ordenes de la Fiscalía en relación, por ejemplo, al emplazamiento de colegios electorales en locales de la Administración Pública.

En esa reunión, tanto Policía como Guardia Civil ofrecieron además efectivos y medios materiales para una de las competencias que más preocupa en las próximas semanas en Cataluña: el control de masas en manifestaciones y posibles protestas, que en Cataluña está en manos de los mossos. 

El general Martín Alonso saluda al rey Felipe.

La Guardia Civil despide con honores a uno de sus pilares en la derrota de ETA

Alejandro Requeijo

El general Martín Alonso deja el Cuerpo forzado por una reforma del ministro Zoido, presente en su acto de retirada.

Las mismas fuentes confirman que la dirección de la policía autonómica ha puesto también sobre la mesa una petición directa. Una medida que ha sido rechazada por el mando de coordinación y que pasaba por convocar la Comisión de Coordinación Policial de Cataluña. Según fuentes cercanas a la reunión, la propuesta ha sido rechazada ya que ha sido la Fiscalía la que ha puesto la investigación en manos de Diego Pérez de los Cobos. Por lo tanto, no compete cuestionar la decisión del ministerio público convocando un órgano de coordinación policial que no ha sido el designado.