Retenciones de tráfico causadas por la nevada caída hoy en el Puerto de la Cadena

Retenciones de tráfico causadas por la nevada caída hoy en el Puerto de la Cadena Efe

España OLA DE FRÍO

Más de mil vehículos quedan atrapados durante la noche en la A-3 a causa del temporal

La peor parte se la ha llevado la zona entre Alicante y Cuenca. En Castilla-La Mancha varios trenes tuvieron que detenerse y hay pueblos aislados. Se mantienen en alerta 39 provincias. 

Noticias relacionadas

La ola de frío, que este viernes dejará más nevadas y precipitaciones en el sureste, mantiene en alerta a 39 provincias de 14 comunidades -con especial incidencia en Levante-, ha inmovilizado a más de un millar de vehículos en Alicante y ha obligado a suspender clases de colegios e institutos. Durante la mañana, la reapertura de todos los tramos en la provincia de Alicante de las autovías A-31, la A-7 y la N-334 ha permitido que el número de coches inmovilizados por la nieve haya pasado de los 1.200 iniciales a unos 85.

La Comunidad Valenciana pasó este jueves el peor día por el temporal, que ha dejado a aislados varios municipios de Alicante, ha suspendido las clases de colegios e institutos de casi 80.000 alumnos, además de cerrar puertos y bloquear carreteras.

Más de mil vehículos quedan atrapados en la A-3 por la nieve






Así, las condiciones meteorológicas obligaron a inmovilizar a más de mil vehículos, la mayoría en la A-31 que une Alicante con Albacete. Ha reabierto entre Almansa y Albacete, pero sigue cortada en Villena (Alicante). La A-3 ha sido cortada al tráfico entre las localidades de Villargordo del Cabriel y Chiva (Valencia), en ambos sentidos.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) fue movilizada anoche para intentar abrir paso a los vehículos y repartir mantas y bebidas calientes a las personas que permanecían detenidas dentro de sus vehículos desde hacía horas, labor en la que ha colaborado también la Cruz Roja y la Guardia Civil. "Nadie nos informaba, nadie sabía nada", se quejaba un conductor en los micrófonos de Antena 3.

A media mañana, la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, a instancias de la Subdelegación del Gobierno en Albacete, ha levantado la recomendación realizada este jueves por la tarde de no circular por las autovías A-30 (Albacete-Murcia) y A-31 (La Roda-Alicante) a su paso por la provincia de Albacete.

Militares desplegados en La Mancha



La intensa nevada que ha caído en Albacete ha obligado a detener cinco trenes de la línea de AVE Madrid-Levante, con unos 1.500 pasajeros, cuatro de ellos en las inmediaciones de la capital y otro en un punto de la vía entre las localidades de Villena (Alicante) y Bonete (Albacete), según han informado a Efe fuentes de Renfe.



En la misma provincia, está detenido otro tren en Caudete, donde además, Iberdrola ha restablecido el suministro eléctrico a unos 6.000 clientes, de los 10.000 que sufren el corte de la luz debido a la nieve, han informado a Efe fuentes de la compañía.

El alcalde de Almansa (Albacete), Francisco Núñez, ha elevado a nivel 2 la situación de emergencia en la localidad por la nieve y pidió la ayuda de la Unidad Militar de Emergencias (UME). En un comunicado, el Ayuntamiento ha informado de que han dispuesto personal y material para albergar a las personas que han quedado atrapadas en la localidad, entre las que se encuentran niños y ancianos.

Así, se han desplegado 230 militares y vehículos para colaborar en la apertura de carreteras cortadas por la nieve y ayudar a las personas atrapadas en la zonas de Buñol-Requena (Valencia) y en Almansa (Albacete), las más afectadas por las intensas nevadas.

La peor ola de frío desde 2012

El temporal, que ha dejado imágenes inusuales de playas nevadas y las calles de Ronda (Málaga) cubiertas por un manto de 25 centímetros de nieve, no ha causado de momento daños personales, si bien el Servicio de Salvamento y la Policía Local de Alicante han tenido que rescatar a una mujer que había quedado atrapada en el interior de su vehículo por la acumulación de agua en la zona.



El temporal marítimo ha sido, con olas de hasta 5,3 metros, el más adverso registrado en los últimos 30 años en la costa valenciana, según la Aemet, y ha superado "ampliamente" el récord del año 2011, cuando olas superiores a 4,3 metros lo situaron como el peor temporal en 25 años. Los puertos de Valencia, Sagunto y Gandia (Valencia) han quedado cerrados al tráfico marítimo.



En cuanto a las temperaturas, las más bajas se han registrado en las montañas, en concreto en el Pirineo catalán, con 19,3 grados negativos, mientras que en zonas más bajas, como Extremadura, la localidad cacereña de Nuñomoral, con -7,9 grados, ha sido la más fría de la comunidad.



Según el Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC), esta ha sido la ola de frío "más rigurosa" desde 2012 en la comunidad, donde ha dejado espesores superiores al metro de nieve en todas las estaciones de esquí.

Situación complicada en el sureste


Este viernes, la Aemet mantiene en alerta roja el interior norte de la Comunidad Valenciana, donde prevé nevadas que dejarán 25 centímetros de espesor, y ha decretado el nivel de aviso naranja para las provincias de Castellón, Cuenca, Albacete, Murcia y Almería, por acumulaciones de nieve de entre 10 y 15 centímetros, mientras en el litoral de Tarragona hay aviso naranja por olas de hasta 4 metros.


En declaraciones a Efe, Ana Casals, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), ha adelantado que la situación "se complicará aún más" en el sureste peninsular, debido a la entrada de flujo del noroeste "cargado de abundante precipitación".



En cuanto a la posibilidad de que nieve en Madrid, Ana Casals ha explicado que, en todo caso, podría nevar "ligeramente" en la sierra, donde se acumularán hasta 5 centímetros de espesor, pero es "poco probable" en el casco urbano, donde no se prevén temperaturas por debajo de los 0 grados.



La Aemet espera que la borrasca del Mediterráneo tienda a profundizarse en el entorno de las islas Baleares a partir del sábado, lo que favorecerá una situación de vientos fuertes, lluvias persistentes y muy mal estado de la mar.



El viento soplará ese con fuerza en el área mediterránea, con rachas de más de 100 kilómetros por hora en zonas de Baleares y de más de 80 en los litorales de Cataluña y de la Comunidad Valenciana, y se registrarán en muchos puntos del litoral olas de 4 a 7 metros.


Las lluvias serán más fuertes y persistentes en Baleares, zonas del sur de Valencia y norte de Alicante y en Girona, que se sumarán a las importantes acumulaciones registradas en días previos y que persistirán el domingo, para dar paso a partir del lunes a una ligera mejoría.