Roger Federer, en el partido ante Alexander Zverev del Torneo de Maestros de Londres

Roger Federer, en el partido ante Alexander Zverev del Torneo de Maestros de Londres WILL OLIVER Agencia EFE

Tenis LAVER CUP

Roger Federer quiere reunir a todo el 'Big Four' en la Laver Cup de Ginebra

Noticias relacionadas

Del 20 al 22 de septiembre de 2019, en el Palexpo de Ginebra, se puede vivir un acontecimiento único e irrepetible. Roger Federer, propietario de la Laver Cup, sueña con juntar por primera vez en la historia en un mismo equipo al 'Big Four' de la raqueta, el propio Federer compartiendo banquillo europeo con Rafael Nadal, Novak Djokovic y Andy Murray. Cabe recordar que la competición enfrenta a un combinado de los mejores de Europa contra el resto del mundo. 

Nadal, durante un entrenamiento en París.

Nadal, durante un entrenamiento en París. Rolex Paris Masters

Entre los cuatro grandes de la raqueta suman 50 de los últimos 55 Grand Slam y aglutinan 54 en total aunque les queda cuerda para poder sumas algunos más a sus respectivas biografías. Federer, que celebró la primera edición de la Laver Cup el año pasado en el O2 de Praga, tuvo en esa ocasión las bajas de Murray y de Djokovic por lesión.

Sin embargo, se recuerda la histórica imagen del helvético compartiendo pista con Nadal en el dobles y el balear saltando encima de su gran rival tras la consecución del último punto. Una imagen en la que faltaban el inglés y el serbio, cosa que el tenista suizo quiere remediar esta temporada y poder contar con los grandes dominantes del tenis mundial en los últimos años.

Novak Djokovic-Alexander Zverev

Novak Djokovic-Alexander Zverev NEIL HALL Agencia EFE

Un deseo muy especial para el suizo

Nadal y Murray, ambos lesionados, no pudieron estar en la segunda edición del evento en Chicago, aunque el mallorquín hubiera causado igualmente baja por haberse comprometido a disputar con España las semifinales de la Copa Davis. Sí jugó Djokovic al lado de Federer, en otra imagen para el recuerdo. Ginebra, si el físico y su calendario se lo permite, podría ser el lugar que vea a los cuatro mejores de los últimos 15 años en un mismo bando. Para el gran anfitrión, con 38 años recién cumplidos, sería doblemente especial al jugar en casa.

[Más información: Nadal, un año tortuoso de principio a fin]