Bolt mira a su derecha controlando a los rivales en la serie del 4x100m.

Bolt mira a su derecha controlando a los rivales en la serie del 4x100m. Reuters

Otros Deportes CAMPEONATO DEL MUNDO DE ATLETISMO

Bolt y Jamaica superan el trámite peligroso: a la final del relevo 4x100

El cuarteto jamaicano ganó su serie con un tiempo de 37.95s. EEUU, con Gatlin y Coleman, marcó el tiempo más rápido (37.70s). La final a las 22:50 horas.

Londres (Enviado especial)

Noticias relacionadas

El equipo de Jamaica, más débil que en otros campeonatos, con solo un bronce en los 100 metros y sin ningún atleta en la final de los 200m, ya no asusta tanto para el relevo 4x100m. En las series eliminatorias, el derrotado Usain Bolt se siente obligado a correr para evitar el hipotético drama de no estar en la final. El cuarteto jamaicano, con Tracey, Forte, Campbell y el propio Bolt realiza unos cambios sucios, efectivos para no arriesgar, pero suficientes para que el testigo llegue a meta en primer lugar (37.95s) gracias a la remontada del ocho veces campeón olímpico y once mundial.

Bolt encara la última recta al anillo en cuarta posición, con Francia, China y Canadá ligeramente adelantadas. Esprinta relajado, sin dar la sensación de ir al cien por cien, pero recorta la desventaja y mira en los últimos metros a su derecha, al francés Lemaitre, y sonríe. Hoy sí se siente veloz y gesticula cuando la cámara le enfoca. Esta noche, a las 22:50 hora española, Bolt, en su, ahora sí, última carrera del Mundial, y Jamaica defenderán un oro que han ganado en los cuatro últimos mundiales.

Enfrente tendrán al combinado de Estados Unidos, con Rodgers, Gatlin, Lee y Coleman, el joven de 21 años que derrotó a Bolt dos veces en un mismo día, que gana su serie en 37.70s con unas entregas mucho más rápidas y automáticas. Con el refuerzo de Blake en la final, el equipo caribeño espera no cometer tantos errores, pues los yankiees no están dispuestos a colocarle la alfombra roja al mejor velocista de la historia en su cabalgada de despedida. Empujados por un Estadio Olímpico que chilla sin respiro, donde no cabe un alma, y eso que son las once de la mañana, el cuarteto británico entra pegado al estadounidense (37.76s). El primer embiste de tanteo acaba sin sorpresas, se evitan las temidas caídas de testigo o los cambios fuera de zona; la gran batalla se disputa esta noche.