La selección española de voleibol, durante el viaje.

La selección española de voleibol, durante el viaje. Twitter

Otros Deportes

La odisea de España para jugar la Liga Europea de voleibol femenino: 32 horas de viaje, dos autobuses...

La selección ha llegado a su destino en dos autobuses y con conductores que sólo hablaban ucraniano. Todo para jugar la ida de semifinales contra Ucrania.  

La selección española femenina de voleibol, que mañana debe afrontar en Ucrania el partido de ida de las semifinales de la Liga Europea, continúa su periplo para llegar a su destino, según informó a EFE Juan Alonso, delegado de la expedición.

"Llevamos 29 horas y, en teoría nos faltan todavía 3 por carretera. ¡Es un desastre! y ¡todavía ni siquiera sabemos a qué hora jugamos mañana!. En la página de la CEV (Confederación Europea de Voleibol) siguen sin poner nada. Voy a hacer un informe de queja", comentó Alonso.

El periplo de las jugadoras que entrena Pascual Saurín comenzó este lunes, en Soria, lugar donde estaban concentradas. De allí partieron hacia el aeropuerto barcelonés de El Prat.

"La odisea comenzó tras el primer vuelo Barcelona-Bolonia. Después de ocho horas de escala en el aeropuerto boloñés, el segundo vuelo debía trasladarnos a Lviv, pero no pudimos aterrizar por el mal tiempo. Nos desviaron ¡600 kilómetros! hasta Kiev", relató.

Desde la capital ucraniana, un vuelo doméstico les trasladó a Lviv, donde han llegado este martes a las 8 horas.

"Ahora solo nos faltan 3 horitas por carretera de Lviv a Ivano Frankvist, que es la ciudad donde vamos a jugar mañana... Pero no vamos todos juntos. Nos estaba esperando un microbús, con un conductor que solo habla ucraniano. Las jugadoras y yo estamos viajando en este microbús. El resto de la expedición está a la espera de que le manden otro porque no cabíamos todos ni las maletas", explicó.

El poco margen de tiempo dado por la CEV para organizar los viajes de las semifinales de la Liga Europa ha sido, según Alonso, el gran problema para afrontar la eliminatoria.

"Otro de los problemas será la vuelta (se juega el próximo domingo en Guadalajara) porque la federación ucraniana aún no nos ha informado de cuántos componen la expedición ni tampoco la hora y día de llegada", aseguró Alonso.

En un principio, la CEV había previsto la disputa de una fase final, en sede única, con cuatro equipos, pero la ausencia de candidatos para albergarla le llevó a un cambio de planes. De ese modo decidió que las semifinales y la final se jugasen a doble vuelta.

España, en caso de eliminar a Ucrania, se enfrentaría al vencedor de la eliminatoria entre Eslovaquia y Finlandia, los días 5 y 9 de julio en la final.