Fernando Alonso, esperando junto a su equipo si dirección de carrera suspendía o no la prueba

Fernando Alonso, esperando junto a su equipo si dirección de carrera suspendía o no la prueba

Motor RESISTENCIA

Fernando Alonso pidió parar la carrera cuando iba segundo en Daytona

El piloto asturiano ganó las 24 Horas de Daytona bajo un diluvio que no fue suficiente para bajar su ritmo frenético.

Noticias relacionadas

Fernando Alonso salió victorioso el pasado fin de semana de las 24 Horas de Daytona. El asturiano exhibió un gran control al volante y una velocidad infernal. Sin embargo, la meteorología no permitió que se compitiera durante toda la prueba, puesto que los comisarios se vieron obligados a sacar en varias ocasiones la bandera roja.

En el último tramo que se pudo correr con bandera verde, Felipe Nasr el líder en aquel momento, cometió un error al frenar por aquaplaning. El antiguo piloto de McLaren aprovechó la situación para colocarse una vez más en primera posición.

Instantes antes de que ocurriera esto, Alonso ya pidió que se neutralizara la carrera: "Lo pedí muchas veces cuando estaba en segundo lugar, por la radio, que el coche de seguridad era necesario. Creo que las últimas cinco o siete vueltas no fueron correctas para nadie en la pista. La visibilidad era casi nula, no podíamos estar en línea recta. Los coches... venían en sexta marcha a 321 kilómetro por hora. Había trozos sueltos en diferentes puntos de la pista porque la gente estaba perdiendo la carrocería aquí y allá. No podía ver nada".

Fernando Alonso celebra la victoria en las 24 Horas de Daytona

Fernando Alonso celebra la victoria en las 24 Horas de Daytona

"Felipe fue un poco largo en la curva 1. Tomamos la delantera y tuvimos suerte en ese momento. Se veía bien hasta que de repente volvió a caer la lluvia de verdad y no había nada que pudiera hacer: fui el primero que llegó allí, patiné y perdí la ventaja", narró el piloto español.

De esta manera, Alonso ha ganado por primera vez en los Estados Unidos. La otra vez que se quedó cerca de subir a lo más alto del podio fue en 2007 cuando conducía en McLaren-Mercedes.

Durante su carrera, el asturiano no ha tenido demasiada suerte en tierras americanas. Tanto en 2003, como en 2004 no pudo terminar el Gran Premio celebrado en el circuito de Indianapolis. En 2005 no pudo participar, al igual que los otros coches que vestían neumáticos Michelin. Desde que la prueba de Formula 1 se corre en Austin, tampoco pudo acabar en el primer lugar. En mayo volverá al Estado de Indiana, para ganar las 500 Millas y conseguir la triple corona.

[Más información: McLaren y el día de la marmota: Carlos Sainz intenta evitar los errores de Fernando Alonso]