Michael Schumacher esquiando durante su época en Ferrari

Michael Schumacher esquiando durante su época en Ferrari REUTERS

Motor MOTOR

La nueva vida de Michael Schumacher cinco años después de su accidente

Noticias relacionadas

El 29 de diciembre de 2013 la vida de Michael Schumacher dio un vuelco que hizo que cambiase toda ella. El siete veces campeón del mundo de Fórmula 1 sufrió un gravísimo accidente esquiando junto a su hijo Mick en la estación de Mérible, en los Alpes Franceses. Su vida en ese momento peligraba. 

Cinco años después se saben muy pocas cosas del estado del alemán, pero las noticias que han ido saliendo con cuenta gotas en los últimos meses hacen indicar que, de momento, la vida del piloto más laureado de la historia de la F1 no corre peligro. 

Cronología del accidente

El piloto alemán se cayó mientras esquiaba y su cabeza se golpeó contra una roca. A pesar de llevar casco, este se rompió por la mitad, lo que le provocó lesiones cerebrales de las que, cinco años después, se sigue recuperando. 

Rápidamente fue trasladado en helicóptero al hospital más cercano. Los médicos le examinaron y vieron que su estado era de tremenda gravedad, por lo que fue trasladado a Grenoble donde fue operado hasta en dos ocasiones para intentar extraer varios edemas internos. 

Schumacher esquiando durante un concentración de Ferrari en Maddona de Campiglio.

Schumacher esquiando durante un concentración de Ferrari en Maddona de Campiglio. Efe

El 3 de enero era el cumpleaños del alemán. Cinco días después del accidente cumplió 45 años en estado de coma. Nada se supo sobre el estado de Schumacher hasta que meses después, en abril, la familia hizo un comunicado: "Señales alentadoras en el proceso para despertar del coma artificial, además muestra síntomas de consciencia". 

En junio de 2014, 'El Káiser' salió del coma y empezó de nuevo a oír y responder al tacto. Así lo comunicó la portavoz de la familia, Sabine Kehm: "Michael ha dejado el hospital universitario de Grenoble para continuar con su larga fase de rehabilitación. Ya no está en coma". 

Cinco años de lucha constante

Desde que salió del coma, han salido muy pocas noticias de Schumi. Recuperándose con los mejores profesionales, bajo una estricta seguridad y privacidad en su casa, lugar donde se encuentra el alemán, su mujer, Corinna Betsch, se ha convertido en uno de los pilares fundamentales para la recuperación del expiloto. Apenas se han conocido noticias sobre él gracias a que, desde la familia, se ha evitado dar cualquier información. A pesar de ello, se han filtrado algunos datos que han confirmado la mejoría de Schumacher. 

El alemán ha pasado los últimos cinco años de su vida en su casa adaptada junto a su mujer y al personal que está pendiente de él continuamente. Semanalmente se estarían gastando unos 55.000 euros, con un equipo médico personal de casi 15 personas. Todo esto gracias a los 840 millones que el alemán ganó en su etapa en la Fórmula 1. 

Michael Schumacher y su mujer en una imagen de 2013 en la estación de esquí de Maddona de Campiglio.

Michael Schumacher y su mujer en una imagen de 2013 en la estación de esquí de Maddona de Campiglio. GTRES

A pesar de todo ello, su mujer se tuvo que desprender de la cabaña que la familia poseía en Noruega, a escasos kilómetros de Oslo. Una propiedad con 645 metros cuadrados en los que se repartían spa, gimnasio, garaje para cinco coche y acceso directo a las pistas de esquí. La casa fue vendida por unos dos millones y medio de euros. Una cantidad muy superior a los 380.000 euros conseguidos por el Rolls Royce Phantom con la firma de Schumacher en la propia chapa y que ya tampoco pertenece a la familia.

Además, en 2014, la familia Schumacher puso en venta el avión privado que el expiloto había adquirido por 25 millones de euros. Según publicó el diario alemán Bild, estarían dispuestos a vender el Falcon 2000 EX por unos 20 'kilos'. 

El estado de Schumacher mejora

El último parte médico oficial que envió la familia fue en el mes de septiembre de 2014. "Schumacher ha logrado avances en las últimas semanas y meses, pero aún le queda un largo y duro camino por delante", manifestaban. 

Hace unos días un cura desveló el estado del alemán. El arzobispo Georg Gänswein tuvo la oportunidad de visitar a 'El Káiser' y contó cómo se encontraba tras su accidente en 2013. El que fuera amigo y secretario del Papa Benedicto XVI primero y del Papa Francisco ahora dio pequeños detalles sobre sobre un encuentro que tuvo lugar en el año 2016. 

"Me senté frente a él, lo toqué con ambas manos y lo miré. Su cara, como todos sabemos, es la típica cara de Michael Schumacher, solo se ha vuelto un poco más rellena. Siente que a su alrededor hay gente que lo ama y que se preocupa por él", reconoció el arzobispo.

Schumacher y Fernando Alonso

Schumacher y Fernando Alonso REUTERS

Uno de los más cercanos al piloto ha sido Jean Todt, presidente de la FIA, que recientemente reveló que estuvo viendo junto a Michael, en su casa, el Gran Premio de Brasil. "En realidad, siempre soy cauteloso cuando digo algo. Pero es cierto que vi el Gran Premio de Brasil 2018 en Suiza con Michael Schumacher", comentó.

Daily Mail desveló hace unos días que el germano no se encuentra postrado en una cama y que tampoco necesita de un respirador para seguir con vida, lo que corrobora que el estado del alemán mejora poco a poco. 

Todo esto llega días antes de su cumpleaños. El próximo 3 de enero habrá un acto de conmemoración en el Museo Ferrari con la colaboración de la Fundación Keep Fighting. Se inaugurará una exposición en la que se verán todos los éxitos suyos cuando estuvo en la escudería italiana. La leyenda de Michael Schumacher está más viva que nunca