Jon Rahm observa el vuelo de la bola tras golpearla

Jon Rahm observa el vuelo de la bola tras golpearla Reuters

Golf

Jon Rahm empieza el Campeonato de la PGA bajo el par

Se ha colocado con -1, a dos golpes del líder provisional, el danés Thorbjorn Olesen. Sergio García está con +4. El vasco está metido "en la pomada".

Noticias relacionadas

El vizcaíno Jon Rahm ha comenzado entre los 15 primeros puestos su estreno en el Campeonato de la Asociación de Profesionales de Golf de Estados Unidos, que se disputa esta semana en Quail Hollow, a las afueras de Charlotte, Carolina del Norte.

Rahm (-1), que ha compartido el partido estelar de la tarde con el norirlandés Rory McIlroy (+1), ganador de las ediciones de 2012 y 2014, y el estadounidense Ricky Fowler (-2), que aspira a ganar su primer grande, se ha colocado a dos golpes del líder provisional, el danés Thorbjorn Olesen (-4).

Cuando el joven golfista de Barrika entregaba su tarjeta de 70 golpes (cinco birdies y cuatro bogeys), el grancanario Rafa Cabrera Bello acumulaba un resultado de tres sobre el par a falta de dos hoyos, un golpe delante del castellonense Sergio García (+4) y tres por delante del barcelonés Pablo Larrázabal (+6), el cuarto español en el último grande de la temporada.

"De escándalo"

"En los primeros nueve hoyos, le he pegado de escándalo de tee a green", dijo Rahm, de 22 años, que llega a su sexto grande en el sexto puesto del ránking mundial después poco más de un año en el golf profesional.

El joven golfista de Barrika ha vuelto a dar una exhibición de precisión y potencia con el driver, su arma preferida, pero ha chocado con la ondulación y la velocidad de los greenes de Quail Hollow.

"No es fácil meter putts en este campo y la verdad es que he tenido suerte de meter varios buenos", dijo Rahm, que ha acabado "contento" a pesar de anotarse dos bogeys en los tres últimos hoyos.

"Ahora mismo soy un buen hándicap 3. He dado golpes muy malos", dijo García, ganador del Masters de Augusta de este año, que ha salido al campo en la mañana junto con los estadounidenses Brooks Koepka (-3), vencedor del Abierto de Estados Unidos, y Jordan Spieth (+1), flamante ganador del Abierto Británico.

Con su resultado bajo el par, Rahm está "metido en la pomada" de la competición, como diría José María Olázabal. Sin embargo, a los otros tres españoles en Quail Hollow solo les queda seguir la consigna de García para las tres siguientes jornadas: "Pelear con lo que se tiene, aunque es poco en este momento"