Gerard Piqué derriba a Cristiano Ronaldo en la frontal del área.

Gerard Piqué derriba a Cristiano Ronaldo en la frontal del área. Reuters

Mundial

Gerard Piqué y el fallo que le costó a España el empate contra Portugal

Noticias relacionadas

Sería injusto decir que Gerard Piqué hizo un mal partido. De hecho, aprobó con nota si se valora el balance total del encuentro, el primero de la ‘Roja’ en este Mundial de Rusia 2018. Sin embargo, cometió un fallo que derivó en el tercer gol de Cristiano Ronaldo. El central cometió una falta en el minuto 88 y, posteriormente, el portugués le pegó de falta y la puso en la escuadra, imparable. Anotó su hat-trick y sacó un punto que le sabe como una victoria a los lusos y como una derrota a los españoles. Y todo por un error. O, mejor dicho, por dos, porque la cantada de De Gea al borde del descanso también acabó en un tanto de CR7.


El fútbol, a veces, es así. España se sobrepuso en numerosas ocasiones durante todo el partido. Primero, al penalti cometido por Nacho y convertido por Cristiano Ronaldo, y después, a la cantada de De Gea. Dos goles de Diego Costa (el primero yéndose de dos jugadores y metiendo el balón pegado al palo) y otro de Nacho dieron los tres puntos a la ‘Roja’ durante buena parte del encuentro. Sin embargo, la falta CR7 echó al traste el buen juego de España.


“Este equipo ha demostrado mucho corazón y orgullo”, reconoció Isco nada más terminar el choque, valorando lo conseguido positivamente. Y lo cierto es que, a pesar del empate, y aunque “mereció más” –como manifestó el centrocampista del Real Madrid–, España se marchó del campo con la sensación de haber perdido el partido. Aunque, ya decimos, se empatara el encuentro y se puedan sacar muchas cosas en positivo.


Este empate, aunque agridulce, no es un mal resultado para España. Ahora, tendrá que ganar a Marruecos y a Irán, que ganó su primer partido en el Mundial (0-1) y se coloca primera de grupo. “Esto acaba de empezar”, declaró Isco. Y así es. Jugando así puede llegar a cualquier sitio, pero tendrá que limar esas pequeñas asperezas. El error de De Gea y del de Piqué pueden derivar en resultados adversos, y eso es lo que tendrá que solucionar Fernando Hierro a partir de este sábado.