Achraf celebra la victoria de Marruecos.

Achraf celebra la victoria de Marruecos.

Mundial Rusia 2018

Marruecos, rival de España en la primera fase: Achraf, Benatia y 9 más

El combinado de Hervé Renard vuelve a un Mundial dos décadas después. Su poderío defensivo contrasta con su escasa pegada. 

Marruecos es la tercera en discordia y la segunda más débil del grupo. Eso es así. Pero también es una desconocida, y ahí radica su peligro. Nadie sabe hasta dónde puede llegar la selección de Hervé Renard. Puede que hasta la final, pero lo más probable es que se quede en la primera fase. Así lo indica su historia: lleva 20 años sin estar en un Mundial y ha caído en un grupo que no le favorece. España y Portugal son las favoritas para estar en octavos y ellos están al acecho listos para dar la sorpresa. Por detrás aparece Irán, a la que se le atribuyen pocas opciones.

Los ‘leones del Atlas’ cuentan con poca experiencia en este tipo de competiciones, pero con un conjunto firme y dos líderes sobre el campo: Mehdi Benatia, defensa de la Juventus de Turín, y Achraf, lateral del Real Madrid. Ellos dos son los que, desde la zaga, organizarán el juego desde abajo. Arriba, ante la imposibilidad de convocar a Munir, jugador del Alavés que ya jugó con España, esperarán Boutaib, Amrabat –conocido por jugar en el Leganés– y Ziyech. Ellos serán los encargados de buscar balones en la punta de ataque.

PUNTOS DÉBILES Y FUERTES

Hervé Renard lo tiene claro: no tiene jugadores muy talentosos, pero sí ha conseguido armar un bloque firme. Por ese motivo, Marruecos no gusta de jugar al toque o tomar riesgos. Defienden bien, intentan no encajar goles y desde ahí salen al ataque intentando aprovechar los espacios. Contra España, se encerrarán en su campo y esperarán. Con un empate estarían contentos, pero soñarán con aprovechar sus oportunidades y dar la campanada. Las espaldas, con Benatia y Achraf las tienen bien cubiertas.

Su debilidad es la poca experiencia con la que llegan a Rusia. No han estado en la fase final de un Mundial desde hace 20 años y eso les puede pesar en esta edición. Su centro del campo, además, con Belhanda, El Ahmadi y Boussoufa no juega en ninguna gran liga europea y arriba tampoco tiene pegada. En definitiva, es una selección débil que tratará de dar la sorpresa. Su objetivo: entrar en octavos, no se le pide más. En Marruecos, incluso, estarían contentos con que su equipo hiciera un buen papel en la primera fase.

ESTRELLA: BENATIA

Con permiso de Achraf, el líder del vestuario es Mehdi Benatia, defensa de la Juventus de Turín. A sus 31 años, jugará su primer Mundial con un buen palmarés a sus espaldas y con mucha experiencia en clubes de altura: Roma, Bayern de Múnich y, ahora, la Vecchia Signora. Ha ganado, además, tres Bundesligas, una Copa alemana, una Serie A y dos Copas de Italia.

Convocatoria de Marruecos para el Mundial de Rusia

Porteros: Munir (Numancia/ESP), Bono (Girona/ESP) y Ahmed Reda Tagnaouti (IRT Tánger/MAR).

Defensas: Mehdi Benatia (Juventus/ITA), Romain Saiss(Wolverhampton/ING), Manuel Da Costa (Basaksehir/TUR), Badr Benoun (Raja Casablanca/MAR), Nabil Dirar (Fenerbahce/TUR), Achraf Hakimi (Real Madrid/ESP) y Hamza Mendyl (Lille/FRA).

Centrocampistas: Mbark Boussoufa (Al Jazira/EAU), Karim El Ahmadi(Feyenoord/HOL), Youssef Ait Bennasser (Caen/FRA), Sofian Amrabat(Feyenoord/HOL), Younes Belhanda (Galatasaray/TUR), Fayçal Fajr(Getafe/ESP) y Amine Harit (Schalke 04/ALE).

Delanteros: Khalid Boutaib (Malatyaspor/TUR), Aziz Bouhaddouz (Saint Pauli/ALE), Ayoub El Kaabi (RSB Berkane/MAR), Nordin Amrabat(Leganés/ESP), Hakim Ziyech (Ajax/HOL) y Mehdi Carcela (Standard Lieja/BEL).