Once titular de España ante Rusia este martes.

Once titular de España ante Rusia este martes. ANATOLY MALTSEV EFE

Mundial

¿Cuál sería el grupo de la muerte y el más asequible para España en el Mundial?

Polonia es el menos temible de los cabezas de serie. Una primera fase compartida también con Irán y Australia resultaría, a priori, sencilla. No se podría decir lo mismo de una con Argentina / Brasil, Suecia y Nigeria como rivales. La selección partirá en el bombo 2 del sorteo.

El sorteo del próximo Mundial de fútbol tendrá lugar el próximo 1 de diciembre y ya está a punto. España comparte el bombo 2 con Suiza, Inglaterra, Colombia, Croacia, México, Uruguay y Perú, clasificada esta madrugada tras eliminar a Nueva Zelanda (2-0 en la vuelta tras el 0-0 de la ida). ¿Qué selecciones podrían medirse a La Roja en la primera fase del torneo?

Empecemos por los cabezas de serie del bombo 1, casi todos temibles: Rusia, Alemania, Brasil, Portugal, Argentina, Bélgica, Polonia y Francia. De entre todos estos equipos, los polacos parecen el rival más asequible para España en un hipotético grupo. Los rusos vendrían después, aunque su condición de anfitriones les hace sumar muchos puntos.

En el bombo 3, el siguiente al nuestro, los adversarios empiezan a perder fuerza. Lo componen Dinamarca, Suecia, Islandia, Costa Rica, Túnez, Egipto, Senegal e Irán. Los dos primeros combinados, sobre el papel, serían los de mayor enjundia.

Por último, en el bombo 4 aparecen Serbia, Nigeria, Japón, Marruecos, Panamá, Corea del Sur, Arabia Saudí y Australia. Queda claro que balcánicos y africanos, e incluso los japoneses, darían más quebraderos de cabeza a los nuestros que el resto de sus acompañantes.

Ya se pueden hacer cábalas de los grupos que podrían tocarle a nuestra selección. Una ecuación más o menos temible podría ser la siguiente: Argentina o Brasil, España, Suecia y Nigeria (sólo pueden coincidir dos equipos europeos en el grupo, que no admite a países de la misma confederación más allá de los de la UEFA).

¿Y una más asequible? Polonia, España, Irán y Australia. El hecho de que los nuestros no tengan condición de cabeza de serie en el sorteo complica sobremanera esquivar a los equipos potentes en la primera fase. Al equipo de Julen Lopetegui le hubiese venido algo mejor la clasificación de Nueva Zelanda: habría podido eludir a Dinamarca.