Buffon, llorando tras la eliminación de Italia en la repesca.

Buffon, llorando tras la eliminación de Italia en la repesca. Fuente: TV

Mundial Rusia 2018

Las lágrimas de Buffon por su retirada entristecen a todo el mundo del fútbol

El portero anunció entre lágrimas su adiós a la selección italiana tras empatar ante Suecia, lo que les deja fuera del próximo Mundial.

Gianluigi Buffon ya no podrá superar ni a Lothar Matthäus ni a Antonio Carbajal. El centrocampista alemán y el portero mexicano seguirán compartiendo con él el honor de ser los jugadores presentes en mayor número de Mundiales: cinco. Buffon, el mito de la portería italiana, podía haber llegado incluso a seis ya con 39 años, pero la pobre selección de Giampiero Ventura fue incapaz de darle la vuelta en Milán al 1-0 que logró Suecia en el encuentro de ida de la repesca y se perderá la cita del próximo verano en Rusia.

Que Italia, la tetracampeona, se pierda la cita rusa es un drama en sí mismo, pero esconde otro aún mayor: su eliminación implica que Buffon ya es, en lo que se refiere al fútbol de selecciones, un exjugador. La derrota implica directamente su retirada, su adiós a la Bella Italia por la que tanto hizo desde su debut y por la que nada pudo hacer ante Suecia.

Buffon comenzó el encuentro dando ejemplo -aplaudía el himno sueco mientras todos los tiffosi pitaban- y terminó dejando una de las estampas más tristes del fútbol de lo últimos tiempos. En unas fechas en las que Pirlo también ha colgado las botas, Giggi confirmaba entre lágrimas que la derrota suponía su adiós a la selección azzurra. Unas lágrimas que a los aficionados les duelen más que la propia eliminación de Italia, porque con Buffon se va uno de los más grandes de todos los tiempos bajo palos.

Desde que debutase, también en una repesca, ante Rusia en octubre de 1997 tras sustituir a la media hora a Gianluca Pagliuca, Buffon se convirtió en el jugador transalpino con más internacionalidades (174) y apenas encajó 144 goles. Así, con la azzurra estuvo presente en los Mundiales de Francia 1998, Corea y Japón 2002, Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014 y también en cuatro Eurocopas (Portugal 2004, Austria y Suiza 2008, Polonia y Ucrania 2012 y Francia 2016) y tras Copas Confederaciones. Buffon dijo adiós entre lágrimas después de disputar 14 partidos de la Copa del Mundo y ganar el torneo en Alemania 2006.