Emery, con Neymar.

Emery, con Neymar. REUTERS

Ligue 1

Sigue la guerra en el PSG: Neymar, cabreado con Emery por no dejarle entrenar

El técnico español habría prohibido al brasileño ejercitarse con los suplentes (él había sido titular) tras el partido ante el Anderlecht. Esto habría provocado un cabreo considerable en el exjugador del Barcelona.

Noticias relacionadas

Dirigir al PSG no solo es elegir la alineación, entrenar cada día y dar órdenes en la banda en cada partido. Entrenar al actual equipo francés es mucho más. Es también controlar egos, algunos descontrolados, y lograr formar un equipo con tanto nombre. Las estrellas pueden funcionar en varios encuentros como individuos solitarios, pero a la larga, es el conjunto el que hace campeón a un equipo. [Más información: ¿Cómo puede gestionar Emery los egos de Neymar, Cavani y Mbappé?]

Cuando Unai Emery llegó a París, en verano de 2016, ya sabía que llegaba a la capital del dinero futbolístico, con un país (Qatar) detrás y con un proyecto ambicioso por querer ganar todo y mandar en Europa. El entrenador español no solo no lo logró sino que se llevó un buen batacazo: perdió la liga francesa ante el Mónaco tras cuatro años consecutivos ganándola y quedó eliminado de la Champions de forma humillante ante el Barcelona.

Por aquél entonces Emery no contaba con Neymar y Mbappé, presente y futuro del fútbol mundial y dos jugadores, especialmente el primero, muy mediáticos, con un entorno difícil y con mucho ego detrás. El brasileño tiene tanta fama de buen jugador como de conflictivo y eso se le está atragantando a Emery.

La última polémica entre el técnico vasco y Neymar ha sido el deseo del exjugador del Barcelona de entrenar con los suplentes del PSG tras el choque de Champions ante el Anderlecht, algo que le prohibió Emery. Según asegura L'Equipe, Neymar pidió entrenar con los compañeros que no jugaron en Bruselas en el habitual entrenamiento que hacen tras un partido.

Lo que no se esperaba el brasileño es que Emery le negaría la posibilidad de participar en ese entrenamiento, algo que le sentó muy mal, según fuentes cercanas a Neymar citadas por L'Equipe. Habría incluso pegado un pelotazo contra una pared antes de irse hacía el vestuario. Lo que si hizo el delantero fue participar en la sesión más light para los que habían jugado como titular. 

Este es otro desencuentro entre Emery y Neymar, que no han llegado a conectar. El brasileño está dejando varias polémicas en el PSG. Hace pocas semanas ya protagonizó un particular duelo con Cavani al intentar querer tirar un penalti que finalmente lanzó el uruguayo y que abrió una fractura en el vestuario.