Paco Jémez, en el banquillo del Cruz Azul.

Paco Jémez, en el banquillo del Cruz Azul. EFE

Fútbol Internacional FÚTBOL INTERNACIONAL

El calentón de Paco Jémez: “¿Me tocas los cojones para hacerme esta mierda de preguntas?”

El técnico del Cruz Azul volvió a tener un rifirrafe con un periodista. Su equipo suma cinco puntos en cinco partidos de Liga. 

E. E

La relación de Paco Jémez y los periodistas va de mal en peor. Su primer enfado fue a raíz de los comentarios en las fotos de su hija, ‘Instagramer’ casual a la que insultaron a través de la red social. Y, más tarde, se enzarzó con un periodista que le preguntó: “¿Su llegada es para levantar al equipo o para hundirlo como hizo en España?”. Todo eso ocurrió al principio. Ahora, metido en competición y tras una victoria, dos derrotas y dos empates en la liga, ha vuelto a tener otro rifirrafe.

La conversación sucedió del siguiente modo. Jémez fue preguntado en La Tercera por aquellos enganchones con la prensa, y el entrenador del Cruz Azul contestó lo siguiente: “Tontos hay en todos lados, y pobrecitos, hay que atenderlos igual, pero una cosa es que sean tontos y otra que sean maleducados. Eso yo no se lo voy a permitir a nadie, sobre todo cuando son mentiras. Como con el compromiso, porque somos el equipo de la Liga que más corre, ahí están las estadísticas. Son preguntas malintencionadas que uno que está ahí tampoco las puede dejar pasar”.

Pero después, al ser preguntado de nuevo en La Tercera si “¿siente que hundió a algún equipo, que era de lo que le acusaban en aquella conversación?”, el extécnico del Rayo Vallecano acabó con la conversación. “¿Me tocas los cojones toda la semana para hacerme esta mierda de preguntas? Se acabó la entrevista”. Y, tras volver a contactar con Jémez, el español se negó a continuar y le instó al periodista a borrar su teléfono.

Esta última polémica llega cuando su equipo tan solo suma cinco puntos en los cinco primeros partidos. Respecto a esto, Paco Jémez afirmó: “No se puede estar pendiente de todo lo que diga la gente. No me importa nada lo que diga la gente. Yo ni vendo espejos, ni enseño nada. Yo no vengo aquí a cambiar nada, no vengo a enseñar nada, no vengo a robar a nadie. Yo vengo a trabajar, el que no sepa entender eso… No puedo estar pendiente de todo ni voy a gastar mi tiempo en lo que dice uno, el otro, aquel, el aficionado aquel que está hablando de algo porque no tienen nada importante para hablar de sí mismos y tienen que hablar del resto”, sentenció.